Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Carpool Karaoke’ de Paul McCartney que ha dejado al mundo sin palabras

Estábamos acostumbrados a que en el coche de James Corden se subiesen leyendas contemporáneas, pero no estábamos preparados para una leyenda de verdad

Paul McCartney y James Corden disfrutando como niños mientras hacen felices al mundo.
Paul McCartney y James Corden disfrutando como niños mientras hacen felices al mundo.

Por el Carpool Karaoke, el segmento del programa de programa estadounidense The late late show with James Corden en el que el célebre presentador británico sube a cantantes famosos a un coche para cantar con él, habían pasado ya lo que se pueden considerar leyendas contemporáneas. Britney Spears, Christina Aguilera, One Direction, Madonna… Pero anoche se subió una leyenda de verdad, Sir Paul McCartney.

Desde que Paul McCartney (Liverpool, 1942) se sienta al lado de Corden se suceden los clásicos. Empiezan con Drive my car. James y Paul pasean por Liverpool, visitan sitios importantes de la vida de los Beatles y terminan en un pub. Se suceden las canciones. Siguen con Penny Lane. Después, Let it be. When I’m 64. Después Blackbird, del majestuoso White Album, de los Beatles. También Come on to me, de Paul. Después Hard Day’s Night. Obladi, Oblada. Love me do. Y de traca final, ante un público que no se lo puede ni creer, una emocionantísima Hey Jude.

El episodio son 23 minutos de pura nostalgia, material pesado lacrimógeno en el buen sentido. No solo para el fan entregado de los Beatles, también para cualquiera que haya vivido cerca de una radio. Pero las palabras no sirven para describirlo. Como se dice de los apartamentos, es mejor verlo.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información