Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada cuatro bebés españoles de menos de seis meses va a la guardería

Poder conciliar es la asignatura pendiente de las familias españolas. Al más del 60% de los padres trabajadores les gustaría quedarse en casa para cuidar a sus hijos, según un último estudio

Un pequeño disfruta de una clase en la guardería.
Un pequeño disfruta de una clase en la guardería.

Los españoles llevamos a nuestros bebés a la escuela infantil. Efectivamente, es una realidad, que algunos progenitores se deciden por esta opción antes de los seis meses de edad —el mínimo son los cuatro meses— por razones positivas como que su hijo se relacione, esté más estimulado; al fin y al cabo, que se divierta. Pero no siempre es así.

Según una encuesta elaborada por Edenred, empresa pionera en ayudas para padres que llevan a sus niños a la guardería, concluye que “el 69,8% de los padres trabajadores considera que no dispone de tiempo para estar con sus hijos y que el 66,4% afirma que dejaría de trabajar para cuidar a sus hijos si la situación familiar se lo permitiera”.

Son muchos los padres que creen que la escuela infantil es la única alternativa para que sus hijos estén bien cuidados. Tal vez, impulsados por distintos motivos. Uno de ellos es que muchos ven “la conciliación entre su vida profesional y personal como una quimera. Y la mitad opina que si tuvieran más ayudas, se plantearían tener más hijos”, según se desprende de las conclusiones del Guardería & Familia 2018 —el estudio se elabora desde 2008— que este año ha contado con la participación de 697 padres de toda España.

En relación con la edad e ingreso en el centro, y según estos datos, la más habitual es entre los seis y los 10 meses (36,76%), seguida de entre los 12 y los 24 meses (31,82%). “Y es especialmente llamativo que el 25,9% comience a asistir a la guardería con menos de seis meses”. Este dato es reseñable y resalta el ascenso de esta tónica. En 2012, el mismo estudio concluía que "el 75% de los niños empieza la guardería en los primeros doce meses desde su nacimiento".

Las razones de decidirnos por una guardería son diversas pero hay una que predomina sobre las otras, según esta encuesta. Casi un 70% considera que no dispone del tiempo suficiente para estar con sus hijos. “Como consecuencia, la decisión de llevar a clase a sus pequeños está motivada por el hecho de trabajar fuera de casa para la gran mayoría de progenitores (concretamente para el 74,6%) frente a un 19,5% que lo hace para que sus hijos tengan contacto con otros niños”.

Horarios de ocho horas al día

Las escuelas infantiles son la única opción para aquellos padres que trabajan y que no pueden atender a sus hijos durante la jornada laboral. Los bebés pueden pasar hasta más de ocho horas al día en el centro educativo (un 20,59% de los encuestados). “Concretamente, el 64,4% de los niños pasa entre cinco y ocho horas en la guardería. Una estancia que se prolonga 11 meses al año para el 52,67% de ellos y hasta los 10 meses anuales para el 29,8%”.

¿Cómo elegimos la escuela infantil?

A la hora de optar por una escuela infantil, son muchos los factores que estudian los padres aunque algunos tienen más peso que otros. Para ellos, y según esta investigación, “por orden, lo más importante, a la hora de escoger un centro infantil es la cercanía de casa, seguido por la conveniencia de horario, la calidad de la alimentación, la buena reputación del centro y, por último, las instalaciones del mismo”.

Además, casi un tercio de los encuestados asegura pagar de 251 a 350 euros al mes y un 26,18% se deja más dinero, hasta unos 450 euros.

En cualquier caso, también afirman que no disponen de ayudas oficiales para llevar a sus hijos a centros infantiles a pesar de que la mitad de los encuestados cree que tendría más hijos en caso de recibirlas.

¿Existen otras ayudas?

Según el estudio, más del 90% de los progenitores disfruta de algún tipo de ayuda por parte de sus empresas, como es el caso del Ticket Guardería promovido por Edenred desde 2008, lo que le permite ahorrarse el IRPF del gasto mensual de la misma. Además, el 2,5% recibe una ayuda directamente en la nómina.

Para Edenred, esta medida es sencilla y efectiva y aumenta la motivación, ayudando un poco a conciliar vida laboral y familiar. “Tenemos que tomar conciencia todos de la importancia de racionalizar los horarios y apoyar a los profesionales que tienen hijos. Es una demanda a la que no podemos hacer oídos sordos”, sostiene Pierre Gagnoud, director general de Edenred España, en un comunicado.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información