Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido se divide por el tatuaje de un futbolista

Polémica en torno al fusil que la estrella de la selección Raheem Sterling luce en su pierna

Raheem Sterling luce su tatuaje en un entrenamiento el pasado lunes.
Raheem Sterling luce su tatuaje en un entrenamiento el pasado lunes. PA via AP

“Raheem se dispara en el pie”, titulaba el tabloide The Sun a toda portada y sobre la foto de uno de los futbolistas de la selección inglesa luciendo el tatuaje de un fusil de asalto M16 en el gemelo derecho. La polémica imagen de Raheem Sterling, compartida por él mismo en las redes sociales, ha suscitado un alud de críticas en Reino Unido, especialmente de las organizaciones antiarmas, que recuerdan el drástico aumento de los crímenes con resultado de muerte en Londres. Algunas voces demandan incluso que se vete su convocatoria para el inminente Mundial de Rusia si no renuncia a lucir ese adorno tan poco edificante.

El jugador se ha visto forzado a regresar al foro de Instagram para defender el tatuaje del M16, que describe como un tributo a la figura de su progenitor, asesinado en su Jamaica natal. “Cuando tenía dos años, mi padre murió de un disparo. Me prometí a mí mismo que nunca en mi vida tocaría un arma. Disparo con el pie derecho, así que [el tatuaje] tiene un significado más profundo”, reza el mensaje colgado en una cuenta que tiene 3,6 millones de seguidores, la mayoría muy jóvenes.

Muchos de los fans del futbolista del Manchester City, de 23 años, jamaicano de nacimiento, pero criado en Londres desde la infancia, le han enviado mensajes de apoyo. Hay quien llega a sugerir que la controversia ha sido fabricada por The Sun, que denotaría su inquina hacia este jugador negro.

Lucy Cope, la fundadora del grupo Madres Contra las Armas, cuyo hijo fue asesinado a tiros en 2012, ha criticado, sin embargo, que el tatuaje que exhibe el ídolo futbolístico, cuyo fichaje costó al Manchester 49 millones de libras (55,7 millones de euros), “presenta las armas como algo atractivo”. Los activistas de la organización contra las armas Starr subrayan que, precisamente en un año en el que la capital británica ha registrado 66 asesinatos, el grabado en la pierna de Sterling parece “irrespetuoso con los jóvenes que han perdido la vida por la violencia”. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.