Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
tratamientos belleza
6 fotos

La guía definitiva para invertir en tratamientos de belleza que hacen lo que dicen

El láser que sirve para depilar y borra las arrugas; la tecnología que de verdad destruye la grasa para siempre; el tratamiento de 15 minutos que sustituye el 'lifting'...

  •  En algunos casos, el aparato puede ser el mismo. No se asuste.  "Se diferencian principalmente por su longitud de onda, que se mide en nanómetros. Cuanto mayor es el número, más penetran en la piel. Esto determinará sus usos. Dos excepciones: el de CO2 y el Erbio Yag, que tienen afinidad por el agua de la capa superficial", comienza Natalia Jiménez, especialista en rejuvenecimiento en el Grupo de Dermatología Pedro Jaén.    Los principales:     KTP (532 nm).  Ataca la hemoglobina y la melanina, "por lo que está indicado para lesiones vasculares y manchas, varices y capilares".    De colorante (595 nm).  "Se utiliza para tratar lesiones vasculares superficiales como angiomas en la nariz, rosácea…\", añade Jiménez.    Alejandrita (755 nm).  "Se aplica para depilar el vello fino y superficial. La versión Q- Switched (se refiere a el tiempo del pulso, que se mide en nanosegundos) repara lesiones pigmentadas (manchas) y tatuajes en verde oscuro, negro o azul".    Diodo (810 nm).  "Ahora es el más utilizado para depilar, porque es más seguro para pieles oscuras ya que penetra más hasta la raíz del pelo". El SculpSure también destruye grasa.    Neodimio Yag (1.064 nm).  Es uno de los más versátiles. Depila pelo profundo, grueso y oscuro, trata varices y arañas vasculares "y, al elevar la temperatura de la dermis a unos 420-440, estimula la formación de colágeno. No consigue un cambio radical, pero el efecto está ahí", añade Patricia Homar, clinical trainer manager de Syneron Candela. La versión Q-Switched (velocidad de pulso en nanosegundos) elimina manchas superficiales y tatuajes con rojo y amarillo. El Picoway (nombre comercial del Neodimio para eliminar tatuajes, de Syneron Candela), describe Homar, "tiene una pieza fraccionada [lesiona selectivamente] que permite aplicarlo en rejuvenecimiento. Lo que hace es concentrar la energía en una duración de pulso muy pequeñita, picosegundos, y crea una lesión a nivel dérmico que al repararse hace que se produzcan más fibroblastos, colágeno… Combina Neodimio Yag y KTP". Desde Sanitas cuentan que hay equipos que se usan para eliminar tejido graso.    CO2 (10.600 nm) y ERBIO YAG (2.940 nm).  Se utilizan para remodelar tejidos, rejuvenecer, mejorar las cicatrices de acné… "La diferencia entre ellos es que el de CO2 coagula la sangre y el de Erbio no. Esto no es importante para el rejuvenecimiento, pero sí lo es para quitar una lesión abultada de la piel. Otra característica que puede diferenciarlos es que sea ablativo: rompe la superficie de la piel y es más agresivo (aunque consigue mejores resultados)", apunta Jiménez. A pesar de lo escandaloso del downtime (tiempo que te deja fuera de la circulación por las costras que se forman), Homar lo tiene claro: "El resultado del CO2 es buenísimo. No es un tratamiento complicado. Lo difícil es el manejo del paciente después. Tiene que estar muy concienciado porque impresiona".
    1Láser 

    En algunos casos, el aparato puede ser el mismo. No se asuste.

    "Se diferencian principalmente por su longitud de onda, que se mide en nanómetros. Cuanto mayor es el número, más penetran en la piel. Esto determinará sus usos. Dos excepciones: el de CO2 y el Erbio Yag, que tienen afinidad por el agua de la capa superficial", comienza Natalia Jiménez, especialista en rejuvenecimiento en el Grupo de Dermatología Pedro Jaén.

    Los principales:

    KTP (532 nm). Ataca la hemoglobina y la melanina, "por lo que está indicado para lesiones vasculares y manchas, varices y capilares".

    De colorante (595 nm). "Se utiliza para tratar lesiones vasculares superficiales como angiomas en la nariz, rosácea…", añade Jiménez.

    Alejandrita (755 nm). "Se aplica para depilar el vello fino y superficial. La versión Q- Switched (se refiere a el tiempo del pulso, que se mide en nanosegundos) repara lesiones pigmentadas (manchas) y tatuajes en verde oscuro, negro o azul".

    Diodo (810 nm). "Ahora es el más utilizado para depilar, porque es más seguro para pieles oscuras ya que penetra más hasta la raíz del pelo". El SculpSure también destruye grasa.

    Neodimio Yag (1.064 nm). Es uno de los más versátiles. Depila pelo profundo, grueso y oscuro, trata varices y arañas vasculares "y, al elevar la temperatura de la dermis a unos 420-440, estimula la formación de colágeno. No consigue un cambio radical, pero el efecto está ahí", añade Patricia Homar, clinical trainer manager de Syneron Candela. La versión Q-Switched (velocidad de pulso en nanosegundos) elimina manchas superficiales y tatuajes con rojo y amarillo. El Picoway (nombre comercial del Neodimio para eliminar tatuajes, de Syneron Candela), describe Homar, "tiene una pieza fraccionada [lesiona selectivamente] que permite aplicarlo en rejuvenecimiento. Lo que hace es concentrar la energía en una duración de pulso muy pequeñita, picosegundos, y crea una lesión a nivel dérmico que al repararse hace que se produzcan más fibroblastos, colágeno… Combina Neodimio Yag y KTP". Desde Sanitas cuentan que hay equipos que se usan para eliminar tejido graso.

    CO2 (10.600 nm) y ERBIO YAG (2.940 nm). Se utilizan para remodelar tejidos, rejuvenecer, mejorar las cicatrices de acné… "La diferencia entre ellos es que el de CO2 coagula la sangre y el de Erbio no. Esto no es importante para el rejuvenecimiento, pero sí lo es para quitar una lesión abultada de la piel. Otra característica que puede diferenciarlos es que sea ablativo: rompe la superficie de la piel y es más agresivo (aunque consigue mejores resultados)", apunta Jiménez. A pesar de lo escandaloso del downtime (tiempo que te deja fuera de la circulación por las costras que se forman), Homar lo tiene claro: "El resultado del CO2 es buenísimo. No es un tratamiento complicado. Lo difícil es el manejo del paciente después. Tiene que estar muy concienciado porque impresiona".

    Ir a noticia
  •  Planchan arrugas y surcos y reafirman brazos, abdomen, muslos y papada. El Ultherapy, de Merz, consigue un efecto lifting sin cirugía y está aprobado por la FDA (la máxima autoridad sanitaria de EE UU). Para Natalia Jiménez, esta tecnología es la que más satisfacciones le da. "Llega a mayor profundidad, alguno incluso al músculo". Los disparos de los ultrasonidos focalizados o HIFU se hacen a 890 nm, van guiados por un ecógrafo y calientan a unos 70º. "Retraen la aponeurosis [tejido que conecta los músculos con la piel]. El efecto se nota de inmediato y dura unos dos años. Es uno de mis favoritos". Así lo explica Ana Téllez, dueña de las clínicas que llevan su nombre. El tratamiento completo son tres sesiones: la segunda espaciada de la primera dos meses y la última, a los seis.
    2Ultrasonidos 

    Planchan arrugas y surcos y reafirman brazos, abdomen, muslos y papada. El Ultherapy, de Merz, consigue un efecto lifting sin cirugía y está aprobado por la FDA (la máxima autoridad sanitaria de EE UU). Para Natalia Jiménez, esta tecnología es la que más satisfacciones le da. "Llega a mayor profundidad, alguno incluso al músculo". Los disparos de los ultrasonidos focalizados o HIFU se hacen a 890 nm, van guiados por un ecógrafo y calientan a unos 70º. "Retraen la aponeurosis [tejido que conecta los músculos con la piel]. El efecto se nota de inmediato y dura unos dos años. Es uno de mis favoritos". Así lo explica Ana Téllez, dueña de las clínicas que llevan su nombre. El tratamiento completo son tres sesiones: la segunda espaciada de la primera dos meses y la última, a los seis.

    Ir a noticia
  • criolipolisis
    3Criolipólisis 

    Mucho se habla de la destrucción de la grasa a través de cabezales que enfrían. Pero hasta ahora, solo uno tiene la aprobación de la FDA: el CoolSculpting, de Allergan. Cuenta con sensores que detectan la temperatura de la zona a tratar y la baja hasta los 4º para conseguir la apoptosis (se extrae el calor de las células provocando su muerte). Y un sistema de seguridad que bloquea el aparato si detecta alguna variación anómala en la temperatura. Los resultados son permanentes,

  •  Calienta las capas profundas de la piel estimulando el colágeno y la elastina, combatiendo así la flaccidez corporal y facial. "El de los aparatos de radiofrecuencia es todo un mundo”, afirma Natalia Jiménez. Y continúa: “El más potente hoy es el Thermage, que es bipolar [la energía sale por un polo y se recupera por otro]. Luego está el Accent, monopolar y bipolar [y, dicen, acelera el metabolismo de la grasa]". Un pero: "Hay que realizarse sesiones durante toda la vida", advierte Mercedes Silvestre, directora de la clínica que lleva su nombre. El VelaShape III, de Syneron Candela, corporal bipolar, también incluye infrarrojos que abren la membrana de las células grasas y vacumterapia para drenar. "Lleva 12 años en el mercado. Hemos multiplicado la potencia por 10 reduciendo las sesiones de 12 a 3, y el tiempo por cada una de una hora a 15 minutos", explica Homar. "La clave está en unos sensores que van midiendo la resistencia del cuerpo al paso de electricidad y así ajustamos la energía para no quemar. También tenemos el eTwo, de radiofrecuencia sublativa: imita el efecto del CO2 sin ser tan agresivo. Hablamos de 3-4 días de recuperación. No llega a ser ablativo [lesiona la epidermis], pero está en el límite. Va bien para el rejuvenecimiento, acné y estrías".
    4Radiofrecuencia 

    Calienta las capas profundas de la piel estimulando el colágeno y la elastina, combatiendo así la flaccidez corporal y facial. "El de los aparatos de radiofrecuencia es todo un mundo”, afirma Natalia Jiménez. Y continúa: “El más potente hoy es el Thermage, que es bipolar [la energía sale por un polo y se recupera por otro]. Luego está el Accent, monopolar y bipolar [y, dicen, acelera el metabolismo de la grasa]". Un pero: "Hay que realizarse sesiones durante toda la vida", advierte Mercedes Silvestre, directora de la clínica que lleva su nombre. El VelaShape III, de Syneron Candela, corporal bipolar, también incluye infrarrojos que abren la membrana de las células grasas y vacumterapia para drenar. "Lleva 12 años en el mercado. Hemos multiplicado la potencia por 10 reduciendo las sesiones de 12 a 3, y el tiempo por cada una de una hora a 15 minutos", explica Homar. "La clave está en unos sensores que van midiendo la resistencia del cuerpo al paso de electricidad y así ajustamos la energía para no quemar. También tenemos el eTwo, de radiofrecuencia sublativa: imita el efecto del CO2 sin ser tan agresivo. Hablamos de 3-4 días de recuperación. No llega a ser ablativo [lesiona la epidermis], pero está en el límite. Va bien para el rejuvenecimiento, acné y estrías".

  • hilos
    5Hidroxipatita cálcica, ácido poliláctico y fosfato tricálcico vs. hilos 

    "Las sustancias tensoras están en desuso. En la actualidad hay más tendencia a usar hialurónico o plasma que hay que complementar con radiofrecuencia o ultrasonidos contra la flaccidez", dice Jiménez. "Antes de usarlos, me decantaría por los hilos. Hay estudios que confirman que los espiculados inducen la producción de colágeno y tensan. Pero son caros y se deben repetir todos los años. En muchos casos es mejor hacerse una pequeña intervención".

  •  Marcas hay muchas y, en buenas manos, todas hacen prácticamente lo mismo.  Natalia Jiménez adelanta que con el simple pinchazo, la piel mejora. "Por eso se venden unos rodillos con agujas". Pero el efecto final dependerá, evidentemente, de qué se inyecta.    Toxina Botulínica.  Hasta hace muy poco la FDA solo aprobaba su uso en las patas de gallo, pero Bocouture, de Merz, tiene aprobación europea para las líneas del tercio superior en pacientes menores de 65 años. "Hay muchas marcas. Nosotros, en la clínica [Grupo de Dermatología Pedro Jaén], no trabajamos con una sola y no encuentro diferencias sustanciales entre ellas. En la práctica habitual, no es tan relevante. Lo que sí importa es contar con una buena marca que te dé seguridad, y que quien te lo ponga sepa de anatomía. Cualquiera puede ir a un curso para que le enseñen dónde se pincha, pero tú tienes que saber cuál es ese músculo y qué efecto tiene sobre él. Por ejemplo, si no se sabe que el músculo frontal (el de la frente) también sube las cejas, puede que provoque que se caigan los párpados, empeorando la situación. La dosis es también importante: no siempre se pone la misma", puntualiza Jiménez.    Ácido hialurónico.  Sus moléculas captan agua y, utilizado con fines estéticos (también se usa en rehabilitación de articulaciones), consigue un efecto de relleno e hidratación. Para la experta en rejuvenecimiento, "hay muchísima variedad, según su reticulación [la unión entre moléculas]. Personalmente me manejo con tres: más reticulado, para depósitos profundos como pómulo y mentón; reticulación media, para surcos, perfilado de labios…; y muy fluido, para una mesoterapia en arruguitas muy finas o simplemente para tratamiento de hidratación (facial o de la zona que sea)".    Plasma rico en plaquetas.  Lo extraen de su propia sangre tras pasarla por una centrifugadora. Las plaquetas se activan con cloruro cálcico haciendo que liberen factores de crecimiento, que es lo interesante. Cuando esto ocurre, hacen que la piel produzca colágeno. Jiménez prosigue: "Esta es la forma convencional, pero algunos centros hemos empezado a utilizar el plasma gel. Para obtenerlo, se introduce el plasma obtenido en una incubadora. El calor hace que se forme como una malla, conceptualmente igual que el ácido hialurónico, pero que es algo propio. Se utiliza para dar más volumen y formar colágeno más a largo plazo". Dura menos que el hialurónico, pero al ser algo propio no da problemas (posibles granulomas). Y mejora la calidad de la piel: "No hay estudios a largo plazo, sin embargo en un año hemos visto con ecógrafo que aumenta el grosor de la dermis".    Ácido desoxicólico.  "Disuelve la grasa y produce creación de colágeno que engrosa el tejido", explican desde la Clínica Menorca. La marca Belkyra tiene la aprobación de la FDA y la Agencia Europea para eliminar la papada, aunque se usa también en cartucheras y flancos.
    6Inyecciones. Rellenos que planchan y sustancias que tensan y licúan 

    Marcas hay muchas y, en buenas manos, todas hacen prácticamente lo mismo.

    Natalia Jiménez adelanta que con el simple pinchazo, la piel mejora. "Por eso se venden unos rodillos con agujas". Pero el efecto final dependerá, evidentemente, de qué se inyecta.

    Toxina Botulínica. Hasta hace muy poco la FDA solo aprobaba su uso en las patas de gallo, pero Bocouture, de Merz, tiene aprobación europea para las líneas del tercio superior en pacientes menores de 65 años. "Hay muchas marcas. Nosotros, en la clínica [Grupo de Dermatología Pedro Jaén], no trabajamos con una sola y no encuentro diferencias sustanciales entre ellas. En la práctica habitual, no es tan relevante. Lo que sí importa es contar con una buena marca que te dé seguridad, y que quien te lo ponga sepa de anatomía. Cualquiera puede ir a un curso para que le enseñen dónde se pincha, pero tú tienes que saber cuál es ese músculo y qué efecto tiene sobre él. Por ejemplo, si no se sabe que el músculo frontal (el de la frente) también sube las cejas, puede que provoque que se caigan los párpados, empeorando la situación. La dosis es también importante: no siempre se pone la misma", puntualiza Jiménez.

    Ácido hialurónico. Sus moléculas captan agua y, utilizado con fines estéticos (también se usa en rehabilitación de articulaciones), consigue un efecto de relleno e hidratación. Para la experta en rejuvenecimiento, "hay muchísima variedad, según su reticulación [la unión entre moléculas]. Personalmente me manejo con tres: más reticulado, para depósitos profundos como pómulo y mentón; reticulación media, para surcos, perfilado de labios…; y muy fluido, para una mesoterapia en arruguitas muy finas o simplemente para tratamiento de hidratación (facial o de la zona que sea)".

    Plasma rico en plaquetas. Lo extraen de su propia sangre tras pasarla por una centrifugadora. Las plaquetas se activan con cloruro cálcico haciendo que liberen factores de crecimiento, que es lo interesante. Cuando esto ocurre, hacen que la piel produzca colágeno. Jiménez prosigue: "Esta es la forma convencional, pero algunos centros hemos empezado a utilizar el plasma gel. Para obtenerlo, se introduce el plasma obtenido en una incubadora. El calor hace que se forme como una malla, conceptualmente igual que el ácido hialurónico, pero que es algo propio. Se utiliza para dar más volumen y formar colágeno más a largo plazo". Dura menos que el hialurónico, pero al ser algo propio no da problemas (posibles granulomas). Y mejora la calidad de la piel: "No hay estudios a largo plazo, sin embargo en un año hemos visto con ecógrafo que aumenta el grosor de la dermis".

    Ácido desoxicólico. "Disuelve la grasa y produce creación de colágeno que engrosa el tejido", explican desde la Clínica Menorca. La marca Belkyra tiene la aprobación de la FDA y la Agencia Europea para eliminar la papada, aunque se usa también en cartucheras y flancos.

    Ir a noticia