Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Los Javis’ relatan cómo fueron víctimas de ‘bullying’ en el colegio

"Un profesor llegó a poner en la pizarra que si eres gay vas al infierno" confesó Ambrossi

Javier Calvo (primero por la derecha )y Javier Ambrossi (centro) este domingo en el programa Chester con Risto Mejide (primero por la izquierda).
Javier Calvo (primero por la derecha )y Javier Ambrossi (centro) este domingo en el programa Chester con Risto Mejide (primero por la izquierda).

Javier Ambrossi y Javier Calvo, más conocidos como Los Javis, se confesaron en el último Chester de Risto Mejide. En lo más alto de su carrera por La Llamada, primero obra de teatro y luego película, y su serie Paquita Salas, además de por su participación en como profesores en la Academia de Operación Triunfo 2017, contaron que no todo ha sido fácil en su vida. Pareja sentimental con planes de boda contaron que arrastran un pasado de abusos y acoso por ser homosexuales, algo que tratan de superar con su lema: "Lo hacemos y ya vemos", tal como le confesaron a Mejide durante su entrevista.

Javier Calvo contó que se identificó con su personaje en Física o Química. "En La llamada, nuestra protagonista cree algo y va a por ello a muerte para demostrárselo a todos los demás, que no la creen", resume Calvo. "Nosotros hicimos lo mismo. Escribí La llamada como una venganza, cuando tú sientes algo y no esperas a que te digan ni cómo, ni cuándo ni por qué", añadió Ambrossi. "Lo he pasado mal por épocas en mi colegio. Me he sentido rechazado, he querido ser preferido por alguno de mis amigos, he querido... y no lo he tenido. No he sido el más guay del cole. He tenido un chico en clase que cuando pasaba por el pasillo, todos los días religiosamente me decía: ¡Calvo maricón! Todos los días", desveló Javi Calvo. "Yo iba con miedo a clase. A mí de repente me han tirado un diccionario en mitad de clase, o toda la clase se ha puesto de acuerdo para pegarme cuando salía por una puerta. No tener ganas de ir al cole porque sabes que te van a hacer daño", añadía Ambrossi

Javier Calvo y Javier Ambrossi en un evento en Madrid.
Javier Calvo y Javier Ambrossi en un evento en Madrid. Gtresonline

"La humanidad puede hacer un cohete, ir a la Luna, hacer mil movidas científicas y al parecer no puede conseguir que un profesor controle que 20 alumnos no le hagan bullying a uno", se lamentaba. Ambrossi considera que él aún no está liberado: "Todo esto que hago en redes sociales sobre los discursos y demás, lo hago también por mí también, para recordarme a mí mismo que está bien ser quién soy".

Ambrossi se educó en un colegio del Opus Dei. "Un profesor llegó a poner en la pizarra que si eres gay vas al infierno, potenciando que el resto de la clase se riera de mí", contaba. Aún hubo más: "un profesor de religión hizo una explicación rarísima en clase y dibujó mi cara en la pizarra y dijo 'claro, es que hay chicos que son así, que tienen los labios más grandes, los ojos más grandes, rasgos femeninos y se creen que son homosexuales, pero en el fondo están equivocados'... todo eso con mi cara dibujada en la pizarra'" .

Por su parte Calvo plantó cara a sus fantasmas con en los premios Feroz con un reivindicativo discurso: "Conseguí decir algo que era importante para mí. Transmitir que puedes ser tú mismo y que te quieran. Yo sentí miedo cuando era joven por ser gay. Me juré a mí mismo que nunca lo diría, que viviría una vida de mentira toda mi vida y ya está, porque sientes que nadie te va a querer".