Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Todólogos’

Desde la crisis proliferan los todólogos. Todos criticamos las decisiones médicas, todos sabemos si un juicio ha sido justo o injusto, si una condena es larga o corta, si la economía va bien o mal. El discurso está movido por la emoción más que por la razón, cuando no por las mentiras. El conocimiento es inabarcable, la imprudencia valiente, y la frase “solo sé que no sé nada” suena hoy más anacrónica que nunca. Llamarán raro, corto, afín a tal partido, facha seguro (es el sinónimo preferido de disidente hoy), a quien ose decir esto en público. Pero, humildemente, a mí Fuenteovejuna me da mucho miedo.— Carmen Martínez González. Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.