Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Carlos Mainagüez participa en un recorrido por el páramo.
Carlos Mainagüez participa en un recorrido por el páramo.
18 fotos

Los indígenas que cuidan la tierra, el agua, la sabiduría y el futuro

La Comuna La Libertad, en la frontera entre Ecuador y Colombia, se organiza para salvaguardar su entorno con apoyo gubernamental

  • El Sol pasto, formado por una estrella de ocho puntas encerrada en un círculo, es el principal símbolo de la cultura indígena del mismo nombre a la que pertenece la Comuna Ancestral de Indígenas Pasto La Libertad, al norte de Ecuador. Esta comuna cuenta con su propia guardia ambiental para vigilar la principal fuente de agua para toda la región
    1El Sol pasto, formado por una estrella de ocho puntas encerrada en un círculo, es el principal símbolo de la cultura indígena del mismo nombre a la que pertenece la Comuna Ancestral de Indígenas Pasto La Libertad, al norte de Ecuador. Esta comuna cuenta con su propia guardia ambiental para vigilar la principal fuente de agua para toda la región
  • El 'taita' o sabio Jorge Quelal interviene en un ritual pasto en agradecimiento al sol y a la Tierra en la comuna La Libertad. El pueblo originario pasto se extiende desde el sur de Colombia hasta el norte de Ecuador.
    2El 'taita' o sabio Jorge Quelal interviene en un ritual pasto en agradecimiento al sol y a la Tierra en la comuna La Libertad. El pueblo originario pasto se extiende desde el sur de Colombia hasta el norte de Ecuador.
  • El 'taita' Hugo Quelal, expresidente de la comuna La Libertad, relata cómo se llegó a un acuerdo con el programa Sociobosque del Ministerio del Ambiente para crear la guardia ambiental comunitaria. A sus 72 años, Hugo Quelal es el miembro más veterano del cuerpo indígena.
    3El 'taita' Hugo Quelal, expresidente de la comuna La Libertad, relata cómo se llegó a un acuerdo con el programa Sociobosque del Ministerio del Ambiente para crear la guardia ambiental comunitaria. A sus 72 años, Hugo Quelal es el miembro más veterano del cuerpo indígena.
  • Hugo Quelal (izquierda) dirige una ceremonia de purificación en la que participan sus compañeros de la guardia ambiental de la Comuna Ancestral de Indígenas Pasto La Libertad.
    4Hugo Quelal (izquierda) dirige una ceremonia de purificación en la que participan sus compañeros de la guardia ambiental de la Comuna Ancestral de Indígenas Pasto La Libertad.
  • Martha Caicedo, presidenta de la comuna La Libertad, muestra el huerto orgánico que tiene en el patio de su casa. Cedrón, hierbabuena, sábila, romero, tomillo y valeriana son algunas de las especies que cuida sin necesidad de utilizar productos químicos.
    5Martha Caicedo, presidenta de la comuna La Libertad, muestra el huerto orgánico que tiene en el patio de su casa. Cedrón, hierbabuena, sábila, romero, tomillo y valeriana son algunas de las especies que cuida sin necesidad de utilizar productos químicos.
  • La Reserva Ecológica El Ángel se sitúa en la provincia ecuatoriana de Carchi, muy cerca de la frontera con Colombia. Es un área de gran importancia medioambiental debido a la abundancia de agua y biodiversidad. Ubicada en la cordillera andina, su altitud oscila entre los 3.400 y los 4.200 metros sobre el nivel del mar.rn
    6La Reserva Ecológica El Ángel se sitúa en la provincia ecuatoriana de Carchi, muy cerca de la frontera con Colombia. Es un área de gran importancia medioambiental debido a la abundancia de agua y biodiversidad. Ubicada en la cordillera andina, su altitud oscila entre los 3.400 y los 4.200 metros sobre el nivel del mar.
  • Carlos Mainagüez otea el horizonte a través de sus prismáticos. Los guardias ambientales de La Libertad recorren a diario el páramo en busca de posibles infractores que no respeten la legislación ambiental. Entre las diferentes labores de cuidado de la reserva que realizan se encuentra el control de caza y pesca, la observación de vida silvestre, el control de incendios y frontera agrícola, el registro del turismo y la vigilancia de fuentes de agua.
    7Carlos Mainagüez otea el horizonte a través de sus prismáticos. Los guardias ambientales de La Libertad recorren a diario el páramo en busca de posibles infractores que no respeten la legislación ambiental. Entre las diferentes labores de cuidado de la reserva que realizan se encuentra el control de caza y pesca, la observación de vida silvestre, el control de incendios y frontera agrícola, el registro del turismo y la vigilancia de fuentes de agua.
  • Estela Paspuezán inspecciona los alrededor de una laguna situada en la Reserva Ecológica El Ángel. Debido a la abundancia hídrica de esta, uno de los principales trabajos de los guardias ambientales es la custodia de las fuentes de agua.
    8Estela Paspuezán inspecciona los alrededor de una laguna situada en la Reserva Ecológica El Ángel. Debido a la abundancia hídrica de esta, uno de los principales trabajos de los guardias ambientales es la custodia de las fuentes de agua.
  • Las lagunas de El Voladero son uno de los principales atractivos turísticos de la Reserva Ecológica El Ángel, al norte de Ecuador. Situadas a 3.800 metros de altura, forman un complejo lacustre que alcanza las 30 hectáreas de superficie. Esta reserva forma parte desde 2012 de la lista de Humedales de Importancia Internacional de la Convención de Ramsar. El área abastece de agua para consumo humano y riego a una población de más de 100.000 personas.
    9Las lagunas de El Voladero son uno de los principales atractivos turísticos de la Reserva Ecológica El Ángel, al norte de Ecuador. Situadas a 3.800 metros de altura, forman un complejo lacustre que alcanza las 30 hectáreas de superficie. Esta reserva forma parte desde 2012 de la lista de Humedales de Importancia Internacional de la Convención de Ramsar. El área abastece de agua para consumo humano y riego a una población de más de 100.000 personas.
  • Hugo Quelal observa el horizonte tras la vegetación de El Ángel. Los frailejones, reyes indiscutibles del páramo, se extienden a lo largo de la mayoría de las 16.541 hectáreas de la superficie total de la reserva.
    10Hugo Quelal observa el horizonte tras la vegetación de El Ángel. Los frailejones, reyes indiscutibles del páramo, se extienden a lo largo de la mayoría de las 16.541 hectáreas de la superficie total de la reserva.
  • Hugo Quelal recorre el páramo junto a sus compañeros de la guardia ambiental para prevenir posibles infracciones. Aparte de los cazadores furtivos o los turistas irresponsables, una de sus principales preocupaciones son los incendios, casi siempre provocados por vecinos de la zona insatisfechos con la política ambiental.
    11Hugo Quelal recorre el páramo junto a sus compañeros de la guardia ambiental para prevenir posibles infracciones. Aparte de los cazadores furtivos o los turistas irresponsables, una de sus principales preocupaciones son los incendios, casi siempre provocados por vecinos de la zona insatisfechos con la política ambiental.
  • El frailejón es la especie vegetal más numerosa en la Reserva Ecológica El Ángel. Esta planta de aspecto jurásico, compuesta por un grueso tronco marrón y una corona de largas y aterciopeladas hojas similares a orejas de conejo, ejerce una labor fundamental en el ciclo hídrico del páramo. Este tipo de frailejón solo está presente en territorios montañosos de Ecuador, Colombia y Venezuela.
    12El frailejón es la especie vegetal más numerosa en la Reserva Ecológica El Ángel. Esta planta de aspecto jurásico, compuesta por un grueso tronco marrón y una corona de largas y aterciopeladas hojas similares a orejas de conejo, ejerce una labor fundamental en el ciclo hídrico del páramo. Este tipo de frailejón solo está presente en territorios montañosos de Ecuador, Colombia y Venezuela.
  • Hugo Quelal blande su machete junto a Estela Paspuezán durante un recorrido por el páramo. La guardia ambiental de La Libertad desafía cada mañana al viento helado y al sol inclemente del páramo para defender su territorio frente a los peligros que lo acechan.
    13Hugo Quelal blande su machete junto a Estela Paspuezán durante un recorrido por el páramo. La guardia ambiental de La Libertad desafía cada mañana al viento helado y al sol inclemente del páramo para defender su territorio frente a los peligros que lo acechan.
  • Marco Quelal utiliza su machete para sacar una piñuela, un fruto dulce que sirve de tentempié a los guardias ambientales.
    14Marco Quelal utiliza su machete para sacar una piñuela, un fruto dulce que sirve de tentempié a los guardias ambientales.
  • Estela Paspuezán camina entre frailejones durante una salida de reconocimiento del páramo junto a sus compañeros de la guardia ambiental.
    15Estela Paspuezán camina entre frailejones durante una salida de reconocimiento del páramo junto a sus compañeros de la guardia ambiental.
  • Carlos Mainagüez, miembro de la guardia ambiental de la Comuna Ancestral de Indígenas Pasto La Libertad, participa en un recorrido por el páramo. Los defensores protegen las 3.300 hectáreas de su territorio comunal que pertenecen a la Reserva Ecológica El Ángel, en el extremo norte de Ecuador.
    16Carlos Mainagüez, miembro de la guardia ambiental de la Comuna Ancestral de Indígenas Pasto La Libertad, participa en un recorrido por el páramo. Los defensores protegen las 3.300 hectáreas de su territorio comunal que pertenecen a la Reserva Ecológica El Ángel, en el extremo norte de Ecuador.
  • Los guardias ambientales Marco Quelal, Jorge Quelal, Irene Enríquez, Carlos Mainagüez y Estela Paspuezán se toman un descanso durante una de sus salidas de vigilancia en el páramo.
    17Los guardias ambientales Marco Quelal, Jorge Quelal, Irene Enríquez, Carlos Mainagüez y Estela Paspuezán se toman un descanso durante una de sus salidas de vigilancia en el páramo.
  • Vista del sector 'El Voladero' de la Reserva Ecológica El Ángel. Los frailejones, que pueden llegar a alcanzar los siete metros de altura, se extienden a lo largo de casi todo el territorio protegido.
    18Vista del sector 'El Voladero' de la Reserva Ecológica El Ángel. Los frailejones, que pueden llegar a alcanzar los siete metros de altura, se extienden a lo largo de casi todo el territorio protegido.

Más información