Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por MARÍA JESÚS ESPINOSA

En busca de la mejor ‘podcaster’ de raza negra

Las mujeres con las tres mejores ideas recibirán hasta 10.000 dólares de financiación para sus shows y tendrán la posibilidad de alojar sus 'podcasts' en Spotify

En busca de la mejor ‘podcaster’ de raza negra

¿Y si el podcast sirviera también como herramienta de transformación social? ¿Y si más allá de ser útil como formato perfecto del storytelling, como herramienta de marketing, como instrumento para ensanchar universos transmedia o como modelo negocio, el podcast pudiera transformar a una sociedad, incidir en ella? Algo similar han debido cuestionarse en Spotify, la compañía que ha desarrollado la aplicación multiplataforma de reproducción de música en streaming que nació en 2008. Pero no solo de música. Desde hace un tiempo Spotify ha comenzado a apostar por el podcast en Europa y Estados Unidos. En este último país han desarrollado una iniciativa apasionante que queremos conocer de cerca: “El Sound Up Bootcamp de Spotify surge como parte de la iniciativa que hemos lanzado recientemente, Black History is Happening Now y que tiene el objetivo contribuir a la visibilización de artistas y creadores de raza negra”, explica Miguel Bañón, director de comunicación de Spotify en el sur de Europa. “Es nuestra manera de homenajear a los artistas del pasado que han allanado el camino del show business a los del presente y ofrecer, además, una plataforma a los talentos emergentes que definirán los próximos pasos”, concluye Bañón.

Dentro de esta iniciativa se inscribe el Sound Up Bootcamp, un proyecto de aprendizaje inmersivo que potencia esa visibilización de nuevos talentos. Spotify ha lanzado un programa intensivo de una semana de duración para que 10 mujeres, de raza negra y aspirantes a creadoras de contenido para podcast, aprendan de la mano de las principales figuras de la radio y podcasting todas las fases que comprende la creación de este tipo de contenido. El evento tendrá lugar del 25 al 29 de junio de 2018 en las oficinas de Spotify en Nueva York. La empresa cubrirá todos los gastos del taller de podcasting -incluirá formación en storytelling, producción, marketing y posproducción- de cinco días. Las mujeres con las tres mejores ideas recibirán financiación -hasta 10.000 dólares- para sus shows y la posibilidad de tener sus podcasts alojados en Spotify.

Se trata de una iniciativa única que ha despertado el interés de miles de aspirantes y que coloca a este formato en plena emergencia en el centro de la creatividad: “Este proyecto va más allá de las desigualdades raciales. Spotify tiene un compromiso de amplificar la visibilización de las voces de todos los colectivos, a través de hubs (plataformas de contenidos específicos) de concienciación social en temas como la igualdad de género, los derechos LGTBIQ, o la inmigración, entre otros. En definitiva, lo que queremos con este proyecto es poner el foco en voces menos representadas, como ocurre en este caso con las mujeres de raza negra”, comenta Bañón. Una de las referentes en este ámbito es la podcaster Jenna Wortham que en septiembre de 2016 comenzó su podcast Still Processing junto a su colega Wesley Morris en el New York Times con la coproducción de la startup dedicada a producir podcasts, Pineapple Street Media.

La iniciativa inclusiva de Spotify hace pensar que el podcasting puede ser un formato perfecto para dar voz a las minorías menos representadas de nuestras sociedades, pues suponen un espacio adecuado para contar las historias que nos preocupan desde un punto de vista eminentemente personal e íntimo. En este sentido, cabe recordar lo que la periodista Miranda Katz escribía a finales de enero de este año en Wired: “Olvídense de las preocupaciones de que la burbuja del podcast explote en el momento en que alguien la mire realmente más de cerca: parece que los oyentes de podcasts realmente son las audiencias hiper-comprometidas y súper-solidarias que todos esperaban”.

¿Sería posible una traslación de este modelo a nuestro país? Sin duda. Imaginen podcast contados por protagonistas de colectivos minoritarios como refugiados e inmigrantes, personas con capacidades diferentes, hombres y mujeres de la comunidad gitana, del colectivo LGTBI, personas con enfermedades mentales, etc... Quizás escuchando sus historias podamos comprender mejor sus preocupaciones y vivencias.

Desde la compañía creen que los contenidos deben tener mucho recorrido y vivir más allá de las playlists; “por eso estamos trabajando en formatos transversales y creemos que el podcasting forma parte de los formatos que debe aglutinar Spotify como una herramienta más para dar visibilidad a los creadores de contenidos”, concluye Bañón. Sin duda, el proyecto Sound Up Bootcamp puede contribuir a que sus 157 millones de usuarios activos conozcan otras realidades y comprendan aquello que decía el escrito peruano Ciro Alegría, que el mundo es ancho y ajeno.