Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Evangélicos, extrema derecha y populismo

Respecto al editorial publicado el pasado 5 de abril Populismo religioso en las urnas, creo necesario aclarar que, siendo como señalan las últimas encuestas del Centro de Investigaciones Pew que el 25% de los costarricenses se declaran protestantes o evangélicos en sus distintas sensibilidades o corrientes teológicas, el llamado “voto evangélico”, tanto en Costa Rica como en el resto de las Américas y del mundo, sigue siendo un voto diverso, plural y transversal. Esta diversidad ideológica de los cristianos evangélicos en materia política también se da en América Latina, donde históricamente todas las iniciativas por crear “partidos evangélicos” han fracasado. Y Costa Rica no es una excepción: el primer partido con alguna connotación evangélica, la Alianza Nacional Cristiana, fue creado en 1982 y no consiguió un solo diputado hasta su disolución. Esto ha cambiado algo, pero no tanto. Que en la compleja realidad política latinoamericana haya candidatos de confesión evangélica que merezcan la confianza de una importante y creciente parte de la ciudadanía no significa que esas candidaturas representen necesariamente al electorado evangélico.— Jorge Fernández Basso. Responsable de prensa de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.