Gente

Ernesto de Hannover tiene nueva novia

El esposo de Carolina de Móncao sale ahora con Maria Madalena Bensaude con quien acudió a la boda de su hijo con Alessandra Osma en Lima el mes pasado

Ernesto de Hannover, junto a Maria Madalena Bensaude en la boda del hijo del príncipe en Lima.
Ernesto de Hannover, junto a Maria Madalena Bensaude en la boda del hijo del príncipe en Lima.gtresonline

Más información

Ernesto de Hannover, el polémico príncipe de 64 años que ha alimentado cientos de páginas de la prensa a causa de sus escándalos, ha vuelto a ser protagonista de las revistas del corazón gracias a una nueva y hasta ahora casi desconocida aventura amorosa. La nueva novia del príncipe se llama Maria Madalena Bensaude, nació hace 51 años en Lisboa y estuvo casada con el conde Tassillo Graf Von Und Zu Sandizell.

Aún no se sabe cuando comenzó el romance, pero la existencia de la hermosa portuguesa llegó al conocimiento del público cuando ella y Ernesto viajaron a Lima para participar en los festejos de la boda de Christian de Hannover. Y, aunque la presencia de Maria Madalena no pasó desapercibida en la boda, nadie sabía en Alemania que el famoso príncipe y todavía esposo de Carolina de Mónaco tenía una nueva novia.

Pero los romances de Ernesto de Hannover, tarde o temprano, se convierten en noticia. Esta vez fue la revista Bunte la encargada de revelar la nueva aventura amorosa del príncipe y también un detalle casi grotesco que enturbió la fiesta de matrimonio de su hijo con la peruana Alessandra de Osma, Durante la fiesta, el famoso príncipe volvió a abusar del alcohol y tuvo que ser internado en una clínica de Lima donde permaneció dos días.

Ernesto de Hannover en la boda de su hijo con Alessandra Osma en Lima.
Ernesto de Hannover en la boda de su hijo con Alessandra Osma en Lima.Gtresonline

Según Bunte, la nueva novia del exjefe de la casa Güelfa, es madre de dos hijos y tiene su residencia en Múnich, aunque suele viajar regularmente a Sudamérica, Lisboa y Berlín donde es una habitual de la llamada alta sociedad. Su exesposo, el conde Von Und Zu Sandizell, es propietario de un romántico castillo en la localidad bávara de Schrobenhausen. El conde nunca ha sido noticia en las revistas del corazón, aunque es dueño de una empresa de venta de ropa y accesorios de lujo por Internet, pero su hermano Nikolaus, que vive en Lisboa, se ha ganado una merecida fama gracias a los éxitos obtenidos al rescatar tesoros de viejos galeones que fueron hundidos en siglos pasados.

La presencia del príncipe Ernesto en Lima puso fin, por el momento, a una larga temporada de silencio en torno a su persona. El aristócrata tuvo serios problemas de salud y había decidido desaparecer de los grandes eventos sociales y de la vida nocturna para disfrutar de su castillo en Austria. Pero, al parecer, nunca abandonó el alcohol y, en abril del año pasado, tuvo que ser operado de urgencia en una clínica austríaca a causa de problemas cardiovasculares.

Según su hijo mayor, fueron precisamente los problemas de alcohol lo que precipitaron la separación con Carolina de Mónaco. Después de la crisis que sufrió el príncipe en Ibiza, en el año 2005, cuando tuvo un ataque de pancreatitis que hizo temer por su vida, Ernesto prometió a Carolina cambiar su forma de vida, pero nunca cumplió. En 2011, el príncipe volvió a ser hospitalizado en Ibiza a causa de sus excesos con el alcohol.

En Lima, el famoso príncipe volvió a recuperar su afición por el alcohol y protagonizó una escena bochornosa en la boda de su propio hijo. Sin poder controlar su afición por la bebida, el príncipe perdió el conocimiento en la fiesta y tuvo que ser trasladado de urgencia a una clínica peruana.

El último gran escándalo que había protagonizado el noble más famoso de Alemania tuvo que ver con su propia familia. El príncipe intentó sin éxito impedir el matrimonio de su primogénito, Ernesto Augusto Jr. El heredero se casó en el mes de julio de 2017 en Hannover con la diseñadora rusa Ekaterina Malysheva.

Cuando se anunció el enlace, el príncipe señaló que no daría su consentimiento a la boda y anunció que iniciaría acciones legales para recuperar todos los regalos que le había hecho a su primogénito en 2005, entre ellos el castillo de Marienburg y decenas de propiedades repartidas en Alemania y Austria. Aún no se conoce el desenlace de la guerra familiar, pero la relación entre padre e hijo esta hecha pedazos.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50