Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ernesto de Hannover, operado de un accidente vascular

La expareja de Carolina de Mónaco sufre otro revés en su deteriorada salud

Ernesto de Hannover, en 2014.
Ernesto de Hannover, en 2014. GTRESONLINE

El príncipe Ernesto de Hannover, separado desde 2009 de la princesa Carolina de Mónaco y uno de los miembros de la realeza europea más controvertidos a causa de sus excesos con el alcohol, ha sido sometido a una operación de urgencia para corregir una deficiencia vascular, según reveló la revista alemana Bunte en su última edición.

La revista del corazón señala que el jefe de la casa Güelfa, de 63 años, la más antigua de la nobleza alemana, sufre de graves problemas de salud y que ha vivido aislado del mundo de la jet set durante años. Según la revista, el príncipe tuvo que ser trasladado en helicóptero a una clínica ubicada en la localidad austriaca de Feldkirch donde fue sometido a una intervención quirúrgica.

La frágil salud del famoso príncipe se convirtió en noticia en el año 2005 cuando sufrió, a causa de sus excesos con el alcohol, un ataque de pancreatitis aguda que hizo tener por su vida, Al recibir el alta, el príncipe prometió que dejaría de beber y que eliminaría de su dieta la comida grasa. Nunca cumplió con su promesa y en el año 2011 volvió a ser ingresado en un hospital en Ibiza.

Ernesto de Hannover, al parecer recapacitó y regresó al mundanal ruido de la nobleza europea con una certeza que lo alejó de las páginas de los peridicos. Después de traspasar las responsabilidades de la casa Güelfa a su hijo mayor, el príncipe se volvió casi un ermitaño y desapareció de las páginas de la prensa del corazón.

Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover, en 2006.
Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover, en 2006. GTRESONLINE

Hace tres años, un periodista de la revista Bunte le dijo a EL PAÍS que Ernesto había decidido abandonar Alemania y que su vida transcurría entre Ibiza, la isla Lamu en Kenia y su castillo en Grünau en Austria, donde organizaba cacerías para sus amigos y donde también gozaba de la complicidad de los habitantes de la región. “La vida salvaje del príncipe se ha vuelto más tranquila y ahora tiene una pareja estable”, contó el periodista de Bunte. Todo parece indicar que ya no le interesa lo que dicen de él”.

Tres años después, el príncipe se recupera de una operación de urgencia destinada a limpiar arterias y venas. Según Bunte, la operación concluyó con éxito y el famoso príncipe está sometido a un proceso de recuperación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >