Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La firma de lencería asturiana que conquista el mundo

La Costa del Aldogón ha cautivado con sus batas, camisones y kaftanes a actrices, editoras de moda y directoras de cine

Bata de la colección Ladies in Lavender de La Costa del Algodón.
Bata de la colección Ladies in Lavender de La Costa del Algodón.

¿Qué tendrán los diseños de la firma ovetense La Costa del Algodón que han logrado seducir a Nicole Kidman, Isabel Coixet o a las editoras de la edición estadounidense de Vogue? Puede que sean sus impecables acabados, los tejidos seleccionados meticulosamente, los colores de sus estampados, o una mezcla de todo. Sea lo que fuere, esta marca parece estar llamada a dejar su huella en el mundo de la lencería.

El imparable ascenso, y la fama que han alcanzado en los últimos años gracias a la pequeña y gran pantalla, es algo que sus creadoras, Chipi Tornos e Isabel Pedemonte, achacan a la casualidad. De hecho, cuando se les pregunta sobre la aparición de sus creaciones en la serie de HBO Big Little Lies o en la película de Isabel Coixet La librería no dudan en responder que esto es solo una “anécdota más”.

De izquierda a derecha Chipi Tornos e Isabel Pedemonte.
De izquierda a derecha Chipi Tornos e Isabel Pedemonte.

Pero, lo cierto es que, aunque ellas no buscaran esta clase de notoriedad, se la han ganado a pulso. Desde su nacimiento, en el año 2000, La Costa del Algodón ha pasado de ser una pequeña tienda de lencería diseñada por dos amigas, a un negocio que tiene presencia en España, Francia, Italia, Arabia Saudí o Estados Unidos. De ahí que la protagonista de Los Otros conociera las creaciones de estas asturianas. De hecho, entre las tiendas de referencia en las que se pueden encontrar los diseños de Tornos y Pedemonte se encuentran los famosos almacenes Neiman Marcus de Beverly Hills. “Las tiendas estadounidenses con las que colaboramos han comprendido que si nuestra ropa es reconocida es por la manera en que trabajamos. Por ello, no solo acogen nuestras colecciones, sino que también nos piden intermezzos (creaciones elaboradas como novedades entre temporada y temporada), pero que tengan nuestro ADN, porque es lo que buscan sus clientas”, apunta Pedemonte, en una conversación telefónica con este periódico.

Bata de la colección Ladies in Lavender de La Costa del Algodón.
Bata de la colección Ladies in Lavender de La Costa del Algodón.

Pero su trayectoria internacional va mucho más allá y ahora mismo la marca se encuentra en expansión hacia la otra punta del globo. “La verdad es que estamos teniendo una gran acogida en el mundo árabe. Nuestras colecciones gustan mucho a las mujeres de países como Arabia Saudí o Irán”, apostilla Pedemonte. Este triunfo se debe, según aseguran, a la calidad de los tejidos con los que trabajan entre los que destacan, por encima de todos, las muselinas de algodón. "Lo bueno que tiene este tejido es que las telas son muy fluidas por lo que se adaptan con naturalidad al cuerpo y el resultado es una prenda cómoda, que es lo que buscan al final todas las mujeres". 

Para ellas la popularidad de sus colecciones se deriva del lujo que transmiten, y al que se llega tanto por el mimo con el que son realizadas como por la emoción que desprende cada creación. Detalles que se perciben en la elección de las telas o la selección de los colores, que vertebran toda la línea y con los que, de un modo u otro, siempre hacen un homenaje a su adorada Asturias. 

Sus diseños, que incluyen desde camisones a pijamas, pasando por kaftanes y batas, recuperan el concepto de exquisitez en el mundo de la lencería y recuerdan a aquellas prendas vaporosas que usaban en el dormitorio las actrices del Hollywood dorado de los años 20, pero con un toque de modernidad. “Nuestra esencia podría definirse como feminidad y sofisticación sin excesos”, aseguran sus creadoras.

Kaftanes de la colección Ladies in Lavender de La Costa del Algodón.
Kaftanes de la colección Ladies in Lavender de La Costa del Algodón.

Su nuevo repertorio de lencería verá la luz con la temporada otoño/invierno y será la segunda colección que presenten este año. "Esto para nosotras es una experiencia nueva, nunca habíamos hecho una línea para invierno y es la primera vez que hacemos dos en un mismo año. A la hora de crear para nosotras el silencio es muy importante. Poder pensar, y depurar cada prenda hasta que sea perfecta, por eso no nos gusta precipitarnos sacando colecciones muy seguidas", asegura Pedemonte. A pesar de no haber tenido tanto tiempo para crear como en otras ocasiones, el vestuario de la nueva temporada destila la estética y esencia de La Costa del Algodón por los cuatro costados. Los camisones infinitos, las batas que retrotraen a otra época y los kaftanes polivalentes, que por su estética se podrían utilizar tanto para andar por casa como para una cena elegante, siguen siendo los protagonistas indiscutibles.