Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EQUIPO DE COMUNICACIÓN

Tecnología para mejorar la experiencia lectora

EL PAÍS desarrolla con Google un formato que minimiza el tiempo de carga de las noticias en el móvil

Un usuario navega en EL PAÍS.
Un usuario navega en EL PAÍS.

La información que ofrece la web de EL PAÍS se consume mayoritariamente desde el teléfono móvil. Más de la mitad de los usuarios llegan además desde fuera de España. Agilizar el acceso a las noticias on line es imprescindible para ofrecer un servicio de calidad para todos los lectores, sin depender del lugar desde el que se conectan. El equipo de Jacinto Corral, responsable técnico de EL PAÍS, trabaja con este objetivo en colaboración con Google. Lo hacen a través de la tecnología Accelerated Mobile Pages Project (AMP), que permite que las noticias se carguen más rápido y que su apariencia sea muy similar a la de la web.

El equipo de tecnología de EL PAÍS ha trabajado en un desarrollo que permite convertir cada elemento constitutivo de una noticia en un componente válido para AMP. Cada parte de la noticia tiene su correspondiente componente; si no es así, no puede ser transformado a AMP y por lo tanto no se visualiza ni existe para Google. “AMP consigue que crees el contenido a través de unos parámetros, con lo que controla qué se muestra y cuándo, evitando así las sobrecargas”, explica Corral.

Google creó este formato estándar y a través de una comunidad y del código abierto lo ha ido desarrollando. En esa logia entró EL PAÍS y otros grandes medios de comunicación: The Financial Times, The Guardian, La Stampa, Les Echos, Die Zeit, Faz y NRC Media. La función del periódico en los inicios fue la de perfeccionar los componentes, comprobando que el contenido de la web se transformaba a AMP correctamente. Esta tecnología se lanzó al mundo en 2015.

La tecnología ofrece cada vez mejores dispositivos y mayores posibilidades en los soportes y formatos del contenido. Esto supone una carrera a dos tiempos: mientras la tendencia induce a desarrollar productos cada vez más complejos, como los elementos interactivos, AMP se esfuerza por reducirlos al máximo para garantizar la velocidad. “Vamos más lento ahora que al principio, cuando íbamos con más cuidado de no abusar de los contenidos”, valora Pablo Delgado, director de Desarrollo Digital de EL PAÍS.

La rapidez de carga sigue siendo el principal objetivo y el diario trabaja para sumar valor sin restar funcionalidad. Entre las novedades que pretende incluir este año están los comentarios. La versión AMP todavía no tiene un componente que permita incluirlos en las noticias en móvil, una información que el diario considera interesante. También se está definiendo la conversión de los reproductores de vídeo en el entorno de AMP. A más largo plazo, Corral y su equipo estudian cómo aplicar el AMP no solo a una noticia, sino a toda una web, desde la portada principal a sus portadas de secciones, para que las conexiones de peor calidad también puedan acceder a ella sin tener que esperar demasiado.

AMP reduce un 75% el tiempo de carga en móvil y se ha convertido en la fórmula estándar no sólo en el buscador de Google y en su aplicación de lectura de noticias, Play Kiosco, donde también se integran desde el pasado mes de febrero los contenidos de EL PAÍS, sino también en Twitter, LinkedIn, eBay, Flipboard, AliExpress o Airbnb. En total más de treinta y un millones de dominios y más de cinco billones de páginas en todo el mundo se generan en AMP.