Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EQUIPO DE COMUNICACIÓN

EL PAÍS también explora la realidad aumentada

Esta tecnología, que suma una capa de digital a lo físico, se suma a tu diario como servicio de suscripción a las noticias que te interesan

El símbolo de realidad aumentada de EL PAÍS. Ampliar foto
El símbolo de realidad aumentada de EL PAÍS.

Los gurús de la tecnología hablan de que, a medio plazo, las apps dejarán su lugar a servicios invisibles. Pasamos por la puerta de un supermercado y, automáticamente, se nos da la opción de navegar por una serie de utilidades diseñadas para nuestro móvil. O visitamos un museo y al apuntar nuestra cámara del móvil a la obra, se nos carga información audiovisual adicional, prescindiendo de la clásica guía sonora. Estas utilidades que no exigen pasar por una store van en alianza con otro paradigma tecnológico en auge: la realidad aumentada. Añadir capas digitales con información útil al mundo físico.

Cómo darse de alta en este servicio

Para sumarse a la oferta de realidad aumentada de EL PAÍS basta con tener instalada la aplicación Messenger de Facebook en el dispositivo móvil, sea este iOS, Windows Phone o Android.

Al abrirla, basta seleccionar la pestaña de “Personas” y darle a “Escanear código”. Al abrirse la cámara, es necesario enfocar el código que se encuentra encima de este texto, y le suscribirá automáticamente.

Desde entonces, el usuario recibirá a través de Messenger y de forma gratuita las noticias que EL PAÍS publique sobre las elecciones francesas, con el recuento y el resultado en tiempo real. Para darse de baja basta con seleccionar la cancelación en cualquiera de los mensajes recibidos.

EL PAÍS ya apuesta por este tipo de utilidades casi invisibles que te permiten estar al tanto de la información que te interesa. El símbolo que puedes ver a la izquierda de este párrafo te lo encontraste por primera vez durante las elecciones francesas. Si lo escaneabas desde tu móvil, siempre que tuvieras Messenger instalado, te suscribías automáticamente a todas las noticias que EL PAÍS fuera publicando sobre dichas elecciones. Sin pasos intermedios. Apuntar la cámara y estar informado.

"Es, tal vez, uno de los desarrollos más importantes que hemos lanzado", valora David Alandete, director adjunto de producción y distribución de la información de EL PAÍS. "La clave era incluir una serie de elementos en la edición impresa que permitieran al periódico en papel sobrevivir a la información. Con este símbolo se produce un diálogo directo entre el móvil y el periódico".

La realidad aumentada de EL PAÍS está pensada para sacar partido de un hábito que, aunque ha costado establecer, ya tenemos asumido como parte del día a día: llevar el móvil a todas partes. Si queremos mantener actualizada nuestra información después de leer tranquilamente en papel el artículo que nos interesa, este método nos mantiene informados de ese asunto sin esfuerzo. El servicio a ti, lector, es posible gracias a otra tecnología desarrollada recientemente por este diario: el bot de Facebook. Este sistema te permite, a través de Messenger, suscribirte a los contenidos y firmas que te interesan.

La realidad aumentada de EL PAÍS será, cada vez, un compañero más habitual del papel. Pero sin saturar. "No queremos llenar el periódico de símbolos. Pero para coberturas especiales o incluso firmas sí nos interesa ofrecer este servicio al lector", explica Alandete. Para el futuro ya hay planes más ambiciosos en marcha, como la creación de contenido exclusivo a partir de este sistema de suscripción. "Pero primero tenemos que facilitar este nuevo hábito de lectura. Los nuevos usos que podamos darle requieren de estrategia y desarrollo", aclara Alandete.