Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feliz Día del Padre en el año de la revolución de las mujeres

La fiesta surge con la tradición católica de homenajear a san José, pero su significado apunta cada vez más hacia la igualdad y la justicia social

Foto: Un padre juega con su hijo de nueve meses | Vídeo: Siete historias de padres que crían.

El padre siempre era el superhéroe al que la historia y la sociedad reconocía. El trabajador infatigable, el que llevaba el sustento a casa, el que tomaba la última decisión, el que heredaba por decreto la vocación laboral de sus ancestros, el ‘malo’ de la difícil tarea de educar a los hijos. Por fortuna, hace tiempo que se demostró que detrás de una gran mujer también puede haber un gran hombre, y los padres de familia empezamos a asistir al parto, a llevar a los hijos al colegio, a repartirnos las tareas del hogar y a reconocer que las verdaderas heroínas estaban a nuestro lado.

El Día del Padre reconoce unas virtudes y unos valores inspirados en la figura de San José, el padre de Jesús, y en el nexo de unión coj los hijos: amor, protección, trabajo. José de Nazaret fue, según los textos bíblicos, el esposo de María. De oficio carpintero y bastante mayor que ella, era un hombre tan justo que iba a repudiarla en secreto para que no fuera apedreada al reclamarle la paternidad. José no quería encubrir con su nombre a un niño del que no conocía al padre, pero aceptó su embarazo al hablarle en sueños un ángel. A partir de ese momento, fue un gran padre de familia, que huyó a Egipto cuando Herodes mandó asesinar en la comarca de Belén a todos los menores de dos años.

Por este motivo, el Día del Padre es una celebración que honra la paternidad y la decisiva influencia de los progenitores en la vida de los hijos. La tradición católica europea lo conmemora el 19 de marzo en honor de San José, pero hay varios países europeos, como Francia o Reino Unido, así como la mayoría de países iberoamericanos, que adoptaron la fecha estadounidense, por lo que actualmente festejan el Día del Padre el tercer domingo de junio.

MÁS INFORMACIÓN

En España el Día del Padre coincide con la tradición católica de la fiesta de San José el 19 de marzo. Fue el Papa Pío IX quien proclamó al padre de Jesús de Nazaret en 1621 Patrono Universal de la Iglesia y, posteriormente, el Papa san Juan XXIII quien lo incluyó en el canon de la misa. Este día, laborable este año en España excepto en la Comunidad Valenciana y Murcia, también honra a la figura del padre en países como Italia, Portugal, Liechtenstein, Croacia, Bélgica, Croacia, Marruecos, Bolivia, Honduras o Mozambique, entre otros.

A pesar de formar parte de los días festivos sustituibles dentro del calendario laboral en España, la jornada continúa manteniendo una gran tradición en el seno de las familias, en las que se honra a abuelos y padres a la vez en reuniones familiares en torno a la mesa y en la que no faltan los regalos de los hijos y nietos.

La festividad, tal y como la conocemos en la actualidad, tuvo un curioso inicio en España a mediados del siglo pasado gracias a una maestra de barrio que impartía sus clases en un colegio femenino. Manuela Vicente Ferrero, conocida por su seudónimo literario ‘Nely’, decidió celebrar en su escuela una jornada festiva para homenajear a los padres de sus alumnas. La iniciativa surgió en realidad a petición expresa de algunos padres, al parecer celosos por la celebración del Día de la Madre, que le transmitieron a la profesora su deseo de tener un día en el que fueran ellos los protagonistas.

Manuela Vicente Ferrero expuso su idea en un artículo en el periódico en el que colaboraba, El Magisterio Español, donde destacaba las virtudes del padre de Jesús a la vez que animaba a los hijos a que se mostraran agradecidos a sus progenitores para impulsar esta iniciativa.

La profesora predicó con el ejemplo y celebró en el colegio donde daba clases un primer Día del Padre en 1948. Año tras año la iniciativa fue calando y extendiéndose por otros centros, que también realizaron una manualidad para que los alumnos la ofrecieran como regalo en el Día del Padre. Sin embargo, el impulso decisivo fue a partir de 1953, cuando Galerías Preciados empezó a promocionar regalos relacionados con el Día del Padre y al año siguiente se unió a la iniciativa en forma de competencia El Corte Inglés.

El éxito mercantil del Día del Padre fue tal que el propietario de Galerías Preciados decidió empezar una campaña de promoción de regalos específicos para esta celebración y para ello intentó contratar a la propia Manuela Vicente, aunque rechazó la oferta. Lo que sí logró la maestra fue que el empresario aceptara su contraoferta: que contratara a todas las chicas que se graduaran en el colegio Santo Ángel, donde daba clases, y así lo hizo el dueño de los grandes almacenes.

A partir de ese momento, los regalos realizados en clase para los padres, y los comprados por el efecto consumista, comenzaron a igualar a padres y a madres mucho antes de que la igualdad de oportunidades y de género llegara al debate de la calle en los últimos tiempos.

Este año, marcado por las significativas reivindicaciones de las mujeres en todo el mundo, el Día del Padre también adquiere un sentido de mayor reflexión en las relaciones de igualdad y de mayor compromiso con el cambio social desde el propio hogar. Algo está cambiando cuando los regalos más recurrentes ya no son corbatas, perfumes o herramientas sino los que también sirven para disfrutar varias generaciones a la vez. ¡Feliz Día del Padre!

Más información