Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El microcrédito que comenzó a cambiar la vida de Jessica
12 fotos

El microcrédito que comenzó a cambiar la vida de Jessica

Una joven que vive en Soacha, un municipio marginal del extrarradio de Bogotá, ha contado en las Naciones Unidas cómo está emprendiendo para salir adelante

  • Jessica Hernández, de 28 años, vive en una chabola con sus cuatro hijos en Soacha, un municipio marginal del extrarradio de Bogotá.
    1Jessica Hernández, de 28 años, vive en una chabola con sus cuatro hijos en Soacha, un municipio marginal del extrarradio de Bogotá.
  • A Jessica le sucedió lo que a muchas adolescentes colombianas. Se casó pronto, con 18 años, comenzó a tener hijos y dejó de lado los estudios para dedicarse al cuidado de su casa.rn
    2A Jessica le sucedió lo que a muchas adolescentes colombianas. Se casó pronto, con 18 años, comenzó a tener hijos y dejó de lado los estudios para dedicarse al cuidado de su casa.
  • Para sacar a su familia adelante, comenzó un pequeño negocio que consistía en alquilar su lavadora a los vecinos. La llevaba a domicilio por 2.000 pesos (algo más de medio euro) la hora. rn
    3Para sacar a su familia adelante, comenzó un pequeño negocio que consistía en alquilar su lavadora a los vecinos. La llevaba a domicilio por 2.000 pesos (algo más de medio euro) la hora.
  • En Soacha la mayoría de las casas son infraviviendas. A este barrio no llega el agua corriente, se abastece de camiones cisterna.rn
    4En Soacha la mayoría de las casas son infraviviendas. A este barrio no llega el agua corriente, se abastece de camiones cisterna.
  • Jessica hizo crecer su negocio con un microcrédito. Otro más tarde le permitió diversificar para participar en el negocio de confección de ropa de su suegra. En su dormitorio, muestra algunas de las prendas que hacen. rn
    5Jessica hizo crecer su negocio con un microcrédito. Otro más tarde le permitió diversificar para participar en el negocio de confección de ropa de su suegra. En su dormitorio, muestra algunas de las prendas que hacen.
  • Entrada de la vivienda de Jessica. Ahí el suelo es de tierra y es el lugar donde viven gallinas y pollos que tiene para autoabastecimiento.rn
    6Entrada de la vivienda de Jessica. Ahí el suelo es de tierra y es el lugar donde viven gallinas y pollos que tiene para autoabastecimiento.
  • Vista de Bogotá desde una de las partes más altas de Soacha.rn
    7Vista de Bogotá desde una de las partes más altas de Soacha.
  • Jessica carga una lavadora para llevarla a casa de un vecino. Su espalda se resintió de este trabajo, así que ya no las alquila por horas, sino por días, lo que le ahorra viajes.rn
    8Jessica carga una lavadora para llevarla a casa de un vecino. Su espalda se resintió de este trabajo, así que ya no las alquila por horas, sino por días, lo que le ahorra viajes.
  • La emprendedora se ha matriculado en un curso de confección industrial. Su idea es llegar a tener un taller de ropa que dé empleo en la comunidad.
    9La emprendedora se ha matriculado en un curso de confección industrial. Su idea es llegar a tener un taller de ropa que dé empleo en la comunidad.
  • De momento, cose en casa de la madre de su expareja, con la que sí mantiene buena relación.rn
    10De momento, cose en casa de la madre de su expareja, con la que sí mantiene buena relación.
  • Viviendas del barrio de Jessica, donde se ha convertido en una líder comunitaria.rn
    11Viviendas del barrio de Jessica, donde se ha convertido en una líder comunitaria.
  • Jessica, durante su comparecencia en la sede de las Naciones Unidas, el pasado lunes 5 de marzo.
    12Jessica, durante su comparecencia en la sede de las Naciones Unidas, el pasado lunes 5 de marzo.