Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Samsung Galaxy A8, el móvil ideal para ‘selfies’

La doble cámara frontal de este ‘smartphone' de pantalla infinita permite realizar autorretratos con el fondo desenfocado

El Galaxy A8 es el primer terminal presentado por Samsung en 2018.

Quedan solo unos días para que Samsung desvele en el Mobile World Congress de Barcelona el que será su mejor teléfono hasta la fecha, el Galaxy S9. Sin embargo, el primer terminal que ha presentado este año es el Galaxy A8 (2018), perteneciente a la conocida como gama media premium, que sobresale por su pantalla infinita y por el uso de una doble cámara frontal.

Análisis y valoración

Samsung Galaxy A8, el móvil ideal para ‘selfies’
Samsung Galaxy A8, el móvil ideal para ‘selfies’

Competencia directa de dispositivos como el Xiaomi Mi Mix 2, que analizamos recientemente en EL PAÍS Escaparate, posee un diseño atractivo en el que destacan materiales como el cristal y el metal, integrados a la perfección en un cuerpo de bordes redondeados que facilita su sujeción. Además, sus dimensiones hacen que el manejo sea muy cómodo y la situación de los botones (encendido/apagado y volumen) es óptima.

De hecho, merece una mención especial que Samsung haya decidido desplazar (por fin) el lector de huellas hasta el centro de la carcasa trasera, justo debajo de la cámara; un lugar muy accesible y que reduce muchísimo los errores al acceder a él sin mirar y de forma intuitiva. Su funcionamiento, asimismo, es rápido y no hemos experimentado ningún error de identificación.

Ficha técnica

Pantalla: 5,6 pulgadas, FHD+ Super AMOLED, 1.080 x 2.220 píxeles de resolución

Procesador: Octa Core (2.2GHz Dual + 1.6GHz Hexa)

Memoria RAM: 4 GB

Almacenamiento: 32 GB / Ranura para microSD de hasta 256 GB

Cámara: Trasera de 16 megapíxeles f/1.7. Frontal de cámara doble de 16 megapíxeles FF (f/1.9) + 8 megapíxeles (f/1.9)

Batería: 3.000 mAh con carga rápida

Sistema operativo: Android 7.1.1

Tamaño: 149,2 x 70,6 x 8,4 mm

Peso: 169 g

Conectividad: Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2.4/5 GHz), VHT80, 256QAM, Bluetooth 5.0, soporte BLE, soporte aptX/aptX HD y LDAC HD Audio, GPS

Sensores: Acelerómetro, barómetro, sensor de huellas dactilares, sensor giroscópico, sensor geomagnético, sensor magnético, detector de proximidad, sensor de luz RGB

Otros: USB Tipo C, NFC

El terminal incluye otras dos opciones para desbloquearlo con seguridad: reconocimiento facial y de iris. El primero funciona bien siempre y cuando las condiciones sean favorables, es decir, haya buena iluminación o no te pongas unas gafas, por ejemplo. El segundo es más lento y multiplica los errores debido a que es necesario situar el móvil de una forma concreta y da más importancia, si cabe, a la luz del entorno. En cualquier caso, la propia firma reconoce que no son los métodos más seguros, por lo que, tras varios días de pruebas, hemos decidido seguir empleando la huella.

A toda pantalla

La gran protagonista de la estética del smartphone es una pantalla infinita heredada de los dispositivos premium de Samsung (Galaxy S8 y Note 8), con una relación de aspecto 18,5:9 y 5,6 pulgadas. Para ella se ha elegido un panel SuperAMOLED que permite disfrutar con calidad de los contenidos multimedia. Así, predominan los colores vivos y un brillo potente que hace que se vea perfectamente en exteriores. Lo que la diferencia de los móviles tope de gama es su menor resolución: Full HD+ frente a QuadHD+.

Como es habitual, el uso de esta pantalla ha supuesto que los marcos se hayan reducido mucho, aunque no tanto como en otros modelos del mercado. El superior es el elegido para situar la primera doble cámara frontal de la firma coreana, diseñada para trasladar a los selfies la posibilidad de hacer fotografías con el fondo desenfocado. Con 16 y 8 megapíxeles (f/1.9), sus sensores se combinan para aplicar ese efecto de profundidad de campo, bautizado como Enfoque Dinámico. Lo más interesante es que es posible regular su intensidad antes y después de cada captura, así como elegir qué parte de la imagen debe permanecer enfocada. El funcionamiento es muy bueno, y solo hemos detectado pequeños errores en zonas complejas como el pelo.

'Selfie' tomada con la doble cámara delantera del Samsung Galaxy A8 (2018).
'Selfie' tomada con la doble cámara delantera del Samsung Galaxy A8 (2018).

Estas dos cámaras también pueden utilizarse de forma independiente, con la diferencia de que la de 8 megapíxeles tiene un angular mayor que permite realizar autofotos con más escenario o con varias personas —lo que algunos llaman ya wefies—. ¿Cómo seleccionar entre ellas? Es tan sencillo como pulsar sobre un pequeño icono creado a tal efecto y localizado en la esquina inferior de la pantalla. La calidad de las capturas resultantes es buena, con imágenes nítidas y colores naturales.

Un detalle muy práctico en el día a día: para tomar la foto no es necesario pulsar el disparador; basta con hacer un gesto con la mano (algo así como un saludo) para que el terminal lo haga por sí solo. Todas estas características hacen que nos encontremos ante uno de los smartphones para selfies más atractivos.

Fotografías tomadas en un día soleado, día nublado y de noche con la cámara posterior del Samsung Galaxy A8 (2018). ampliar foto
Fotografías tomadas en un día soleado, día nublado y de noche con la cámara posterior del Samsung Galaxy A8 (2018).

La cámara posterior, por otro lado, posee una resolución de 16 megapíxeles y muy buena luminosidad, f/1.7, cuyo efecto se aprecia de forma clara en las fotografías en entornos con poca luz (atardecer, anochecer, interiores…). Los resultados son aceptables y mejoran sustancialmente si personalizamos algunos ajustes, aunque no están a la altura de los smartphones tope de gama.

La competencia

Xiaomi Mi Mix 2: Destaca por su amplia pantalla infinita, en la que los marcos se han reducido al máximo. Tanto, que la cámara frontal se sitúa ahora en la parte inferior de la misma.

Moto Z2 Force: Presume de un diseño modular que hace posible acoplar accesorios con los que mejorar o añadir funciones: cámara 360º, altavoz, mando de juegos…

OnePlus 5: Su doble cámara trasera combina dos sensores de 20 y 16 megapíxeles con apertura f1.7 y enfoque ultra rápido.

Huawei Mate 10: Su pantalla sin marcos tiene una relación de aspecto diferente al resto (16:9), aunque por lo que verdaderamente destaca es por el uso de la inteligencia artificial para adaptar su rendimiento al día a día.

Usuarios básicos

El rendimiento general del Galaxy A8 es muy positivo, siendo raro experimentar retrasos con alguna de las funciones y solo las aplicaciones con más requerimientos gráficos suponen algún problema. En concreto, en la ficha de especificaciones técnicas se incluye un procesador Exynos 7885 (propio de Samsung) de ocho núcleos y una memoria RAM de 4 GB. Además, funciona con Android Nougat 7.1.1 —nada de Oreo por el momento—, con una capa de personalización llamada Samsung Experience muy atractiva y sencilla de utilizar: la misma que incorporaba el Galaxy S8.

Bixby, el asistente virtual de la coreana, sigue presente. Lo hace, eso sí, de una forma mucho más discreta, ya que en esta ocasión se prescinde del botón específico que vimos en modelos anteriores. Nos parece todo un acierto, debido a que hacía que se iniciara sin querer con cierta asiduidad. Sí está integrado en la app de fotografía, por ejemplo, con Bixby Vision, la función que permite identificar y comprar artículos, traducir texto o identificar ubicaciones desde una imagen; o al deslizar la pantalla principal hacia la derecha para activar recomendaciones y recordatorios. Su batería, por último, se alarga más allá del día completo y ofrece carga rápida.

Más que un gama media

El precio del Samsung Galaxy A8 (2018) es un claro reflejo de nuestra experiencia durante el tiempo que han durado las pruebas: su rendimiento y funciones son superiores a los clásicos gama media —no podemos olvidarnos de su estupenda pantalla infinita— y satisfacen las necesidades de prácticamente cualquier usuario. Pero, a su vez, no alcanzan los que ofrecen los mejores terminales del mercado. En este sentido, nos gustaría destacar el rendimiento fotográfico, aceptable aunque no excelente.

Conclusión

Lo mejor: La pantalla, la autonomía y el rendimiento.

Lo peor: La versión de Android y el efecto retrato solo en la cámara frontal.

Veredicto: Un terminal idóneo para aquellos que busquen un smartphone fiable y que incluya las tendencias más actuales sin tener que desembolsar 1.000 euros. Es especialmente interesante para los aficionados a los selfies.

COMPRA ONLINE

Samsung Galaxy A8. Doble cámara frontal con desenfoque de fondo; pantalla de 5,6 pulgadas Full HD; 4 GB de RAM; 32 GB de almacenamiento; Android 7.1.1.

Compra por 331€ en eBay

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información