Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
esposa perfecta
7 fotos

El nuevo (e indignante) manual de la esposa perfecta, según la ciencia

La ciencia no deja de diseñar la mujer perfecta para el hombre: "Ríale las gracias", dice un estudio

  • mujer
    1

    Las relaciones de pareja son uno de los objetos de estudio al que más horas dedican investigadores de todo el mundo. ¿Qué cualidades se necesitan para que una relación sea duradera, satisfactoria y plena? La respuesta muy a menudo nos viene dada en clave heterosexual y masculina.

    La ciencia, en algunas ocasiones, parece tener una cierta tendencia a estudiar características y valores en las mujeres que bien pudieran tener los hombres y que poco o nada tienen que ver con el género. En este sentido la periodista científica Angela Saini, explica en su libro Inferior que "desde la inteligencia hasta la emoción, durante siglos la ciencia nos ha dicho que los hombres y las mujeres son fundamentalmente diferentes. Pero esta no es toda la historia" en realidad, según Saini "la ciencia ha maltratado a las mujeres".

    En la literatura científica se puede encontrar toda clase de estudios: sobre preferencias masculinas y también sobre preferencias femeninas. Entre los primeros, no es difícil descubrir algunos ejemplos de machismo más o menos disimulado. Analizar cómo de largas han de ser nuestras piernas para que resulten atractivas o determinar el tamaño ideal de pecho son solo un par de ejemplos algo obvios e infantiles ¿verdad?

    Pero ¿qué pasa cuándo los estudios ensalzan otro tipo de cualidades como la bondad o la paciencia? Pues en muchas ocasiones no nos damos cuenta que estamos ante una situación que se conoce como "patriarcado de consentimiento" explica Mercedes Cano, coach especialista en igualdad. "El patriarcado es muy hábil y se adapta muy bien a lo que necesita y en vez de decirte que tú no eres capaz de hacer algo lo que hace es alabarte, esto se conoce como machismo sutil", sigue Cano. Precisamente de machismo sutil se nutre la siguiente compilación de estudios científicos que pretenden escribir el ABCD de la esposa perfecta. Los revisamos:

  • mujer
    2Búsquese un marido mayor que usted 

    Idealmente debería usted tener entre 2 y 4 años menos que su esposo. Así lo confirma un estudio publicado en el Journal of Sex Research, en el que se revela que los hombres están más satisfechos con sus relaciones y vidas sexuales cuando sus parejas son de 2 a 4 años más jóvenes que ellos. Nada que objetar contra esta observación, pero ¿dónde está la verdadera necesidad de medir nuestra edad matrimonial óptima?

    Si usted ya está en edad postmenopáusica entonces olvídese de ser la mujer de nadie, o ¿acaso no ha leído el estudio de impacto mundial publicado en PLOS Computational Biology que reveló que las mujeres mayores se vuelven infértiles porque los hombres no las encuentran atractivas? Efectivamente, estos resultados gozaron de gran aceptación en la comunidad científica a pesar de que desde un punto de vista de biología evolutiva se sabe que el mecanismo es precisamente el contrario.

    Tal y como explicó el Dr. Maxwell Burton-Chellew, biólogo de la Universidad de Oxford en declaraciones a The Telegraph "los hombres sienten menos atracción sexual por las mujeres posmenopáusicas porque ya no pueden tener hijos y no al revés". Es decir, que en ningún caso la falta de deseo del hombre hacia la mujer nos conduce a un camino de no retorno hacia el climaterio.

  • mujer
    3Ríale sus gracias 

    Así lo explica un estudio realizado en el Westfield State College, EE.UU, que afirma que los hombres se sienten más atraídos por las mujeres que se ríen de sus bromas. Eric Bressler coautor del estudio aconseja a las mujeres que "si usted no está interesada en un hombre, entonces no se ría de sus bromas".

    "El hecho de que una persona, hombre o mujer, ría constantemente las gracias a otra, valida siempre sus actitudes, le refuerza su forma de ser y como resultado eleva su autoestima. Tener constantemente una persona que desde la subordinación incondicional aplauda, suele generar placer", explica Carmen Espinosa Pintos, psicóloga especialista en perspectiva y violencia de género. El problema está en que "socialmente se olvidan las palabras subordinación e incondicional implícitas en este atractivo", especialmente cuando nacen de clichés como el de la mujer que ríe las gracias. Sin estos estereotipos "no existirían esas pautas de comportamiento y las consecuencias nefastas que generan en nuestra sociedad", concluye la psicóloga.

  • mujer
    4Nada de mentirijillas, ¿eh? 

    Un estudio cuyos resultados se publicaron en el Journal of Research in Personality reveló que las personas a las que se les atribuye la palabra "honesto" parecen estar más en forma, en mejor estado de salud y con una cara más amable, femenina y atractiva. Una de las conclusiones del estudio es que los hombres prefieren tener una mujer honesta cuando se trata de establecer una relación de pareja a largo plazo.

    ¿Por qué de nuevo se concluyen los datos en clave sexista? ¿Por qué a ellos se les perdona la honestidad? Carmen Espinosa Pintos nos cuenta que en este caso "vemos la diferencia de rasero ante una misma cualidad […]. Si pensamos en la palabra honestidad, solemos relacionarla con bondad o sinceridad. Debido a los estereotipos generados por el modelo social, dependiendo de si es hombre o mujer a quien asociemos esta palabra, desgraciadamente el resultado es desigual. En base a estos clichés se espera que las mujeres sean buenas. No es que de los hombres se espere lo contrario, pero tener picardía en ellos está asociado a inteligencia y adaptabilidad al contexto. Es curioso que, siendo la misma cualidad, en las mujeres tener picardía o pensar en su propio interés se asocie con ser egoístas, con no ser buenas".

  •  ¿Qué es más importante el físico o la personalidad? Esta misma pregunta se hicieron un grupo de investigadores al desarrollar  un experimento  en el que se examinó la influencia de la personalidad sobre las percepciones del atractivo físico. A una muestra de 2.157 estudiantes universitarios les fueron asignados aleatoriamente grupos de personas a los que tenían que evaluar y decir quiénes les parecían más atractivos. De algunos disponían información sobre su personalidad y de otros no.   Los resultados fueron sorprendentes:  los estudiantes que recibieron información sobre la personalidad de los sujetos que estaban evaluando consideraron atractivas a personas de distintas tallas . Un espectro mucho mayor que cuando no fueron informados de la personalidad del sujeto. Estos resultados sugieren que las señales no físicas influyen en la percepción de la belleza física... y características como la amabilidad o la asertividad nos convierten en personas atractivas ¿Personas he dicho? Disculpe, en mujeres atractivas. Se me olvidó explicar que los 2.157 evaluadores eran varones analizando a mujeres y así saber de una vez por todas como nos tenemos que comportar.   Anote: buena, comprensiva, dicharachera… pero sin pasarse. ¡Que la frescura no sobrepase el decoro! Para Espinosa Pintos si se consiguiera un cambio en el modelo social se haría palpable que todas estas cualidades "son de las personas y no de un género determinado".
    5Sea amable y asertiva 

    ¿Qué es más importante el físico o la personalidad? Esta misma pregunta se hicieron un grupo de investigadores al desarrollar un experimento en el que se examinó la influencia de la personalidad sobre las percepciones del atractivo físico. A una muestra de 2.157 estudiantes universitarios les fueron asignados aleatoriamente grupos de personas a los que tenían que evaluar y decir quiénes les parecían más atractivos. De algunos disponían información sobre su personalidad y de otros no.

    Los resultados fueron sorprendentes: los estudiantes que recibieron información sobre la personalidad de los sujetos que estaban evaluando consideraron atractivas a personas de distintas tallas. Un espectro mucho mayor que cuando no fueron informados de la personalidad del sujeto. Estos resultados sugieren que las señales no físicas influyen en la percepción de la belleza física... y características como la amabilidad o la asertividad nos convierten en personas atractivas ¿Personas he dicho? Disculpe, en mujeres atractivas. Se me olvidó explicar que los 2.157 evaluadores eran varones analizando a mujeres y así saber de una vez por todas como nos tenemos que comportar.

    Anote: buena, comprensiva, dicharachera… pero sin pasarse. ¡Que la frescura no sobrepase el decoro! Para Espinosa Pintos si se consiguiera un cambio en el modelo social se haría palpable que todas estas cualidades "son de las personas y no de un género determinado".

  • mujer
    6Deje sus neurosis dentro del armario 

    Lo que un hombre buscará en usted es que sea “estable” antes que neurótica. Y no, no lo dice un estudio victoriano (cuyas mujeres de la época vivieron bajo la carga de los estereotipos sexuales y a las que se les atribuía un sinfín de enfermedades nerviosas). Lo dice un estudio de 2015 de Psychology, en el que además aclaran que si es usted extrovertida, atlética e inteligente mejor que mejor.

    En el estudio se encuestó a 158 hombres con una edad promedio de 24.5 años que tuvieron que calificar a 16 mujeres hipotéticas para su idoneidad como parejas a largo plazo. Mercedes Cano explica que el sesgo sexista en este tipo de estudios es muy útil para el sistema patriarcal ya que "con este mecanismo se induce a las mujeres a pensar que una determinada forma de actuar les corresponde por el mero hecho de ser mujer".

Más información