_
_
_
_
_

10 claves para elegir el colegio de los niños

Coles 'antibulling', que consideren el desarrollo creativo y la potencialidad individual del alumnado, cuestiones a tener en cuenta

EL PAÍS

Los niños pasan mucho tiempo en los colegios. Allí adquirirán aprendizaje y experiencias vitales que marcarán su vida. Por ello, atinar con un centro escolar que se adapte lo más posible a sus necesidades es clave para ayudarles en su tránsito a la edad adulta. Pero, ¿qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de elegir el colegio de nuestros hijos?

Más información
Cuando los conflictos con los niños nos desbordan
“Una mala palabra a un niño puede llevarle a la autodestrucción o la destrucción de los otros”
El modelo educativo es “antinatural”: no todos aprendemos lo mismo al mismo tiempo
  1. Conocer bien al niño/a para saber en qué centro escolar estará más a gusto. Quien va a pasar gran parte de su tiempo en el colegio es el alumno/a. Así que, conviene que los padres conozcan a su hijo y tengan en cuenta aspectos como, si es muy creativo, tiene dificultad con los idiomas, es muy sociable o tiene alguna necesidad educativa específica, como que precise logopeda.
  2. Acudir a las jornadas de puertas abiertas de los colegios para conocer de primera mano el centro. Es la oportunidad de “tomar contacto con el profesorado, sobre todo con el que será el tutor del niño/a y el director/a, que puede explicar la filosofía con respecto a la formación de su alumnado, así como el tipo de instalaciones que hay en el colegio”, explica Carla Valverde García, psicóloga clínica infanto-juvenil del Centro de Salud Mental de Majadahonda (Madrid).
  3. Considerar el método de aprendizaje y estudio que utiliza el colegio. Corren suaves vientos de cambio en los centros escolares con respecto a la hora de enseñar al alumnado, aunque de momento son pocos los colegios abiertos a estos nuevos métodos. No obstante, ya los hay que incorporan formas de estudio en las que “no hay exámenes, se prima la creatividad o es el niño/a quien marca su ritmo de aprendizaje a través de la exploración y el juego”, comenta Carla Valverde. No obstante, cada sistema educativo tiene sus ventajas y una buena opción consiste en un método mixto, donde se recojan las potencialidades del alumno/a en un entorno que aporte guía y estructura", aclara la psicóloga.
  4. Tener en cuenta los recursos tecnológicos del colegio. Las nuevas tecnologías son una herramienta útil de aprendizaje con los niños en los centros escolares, pero en su justa medida, para evitar el riesgo de potenciar la tendencia del niño/a a enfrascarse demasiado tiempo con las pantallas, aislarse y no interactuar con otras personas.
  5. La cercanía del centro escolar también es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir el colegio. Coincidir con amigos del barrio y evitar tiempo en desplazamientos son aspectos a considerar, pero sin perder de vista otras cuestiones, como el método pedagógico.
  6. ¿Colegios bilingües? No siempre es la mejor opción para el niño/a. La oportunidad de aprender un segundo idioma con un método bilingüe puede resultar enriquecedora, pero no siempre es así. “Si el niño/a tiene dificultades para aprender a leer y escribir, introducir un nuevo idioma puede crearle dificultades a la hora de seguir el ritmo de aprendizaje del aula”, explica la psicóloga infantil, Carla Valverde.
  7. El número de alumnos por aula y el vínculo que el profesor/a establece con los niños son factores a tener en cuenta a la hora de decantarse por un centro escolar. La relación que se crea entre los maestros y los alumnos influye en el proceso de aprendizaje del niño/a, así como el hecho de que no haya masificación en las aulas.
  8. Las instalaciones adecuadas del colegio, como un patio amplio y con espacios lúdicos como los columpios, tenis de mesa, áreas deportivas, biblioteca o laboratorio también es una cuestión a tener en cuenta a la hora de elegir el colegio, que debe ser un lugar donde no solo adquirir conocimientos académicos, sino también donde interactuar, jugar y explorar.
  9. Un colegio donde se fomente la creatividad resulta enriquecedor para los alumnos, que se pueden beneficiar de talleres de pintura, teatro, danza o música que se incluyan dentro del plan de actividades extraescolares del centro, con la consiguiente facilidad para encajar horarios para niños y padres.
  10. Elegir un centro escolar donde se contemple la prevención de situaciones de acoso escolar es una cuestión importante a tener en cuenta al elegir el colegio de nuestros hijos. Javier Pérez, presidente de la asociación NACE, dedicada a la prevención del acoso escolar noalacoso.org recomienda “preguntar al colegio sobre su posición frente al acoso escolar con preguntas como: ¿Existe algún programa de prevención del acoso? ¿Qué formación tiene el profesorado sobre temas de bullying? ¿Cuántos casos se han solucionado y cómo? ¿Qué se hace con la víctima, el agresor y el grupo? Si no saben, no contestan o dicen que en su centro no hay acoso es un indicativo de que el colegio carece de pautas de actuación ante estas situaciones”. Alrededor de un 80% de los casos de acoso escolar acaban con el cambio de centro del alumno que sufre la situación de bullying. “Nadie debería cambiar de colegio debido al acoso y, en todo caso, tendría que ser el agresor quien se fuera, sin embargo, casi siempre se opta por la solución más injusta, que es la de la marcha de quien sufre el maltrato”, añade Javier Pérez.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_