Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Tendencias BLOGS Coordinado por MARÍA JESÚS ESPINOSA

Cuando la política se hizo una conversación (interesante)

Llega la segunda temporada del podcast político Politibot

La vuelta de Politibot en enero de 2018 ha supuesto la vuelta de uno de los podcasts políticos en español más importantes del ecosistema digital. Somos muchos los que apreciamos el proyecto de Politibot como una variante periodística rigurosa y divulgativa de la política internacional. Politibot nació como un bot en Telegram para cubrir las elecciones españolas de junio de 2016. Un año después se convirtió en una startup que propone dos productos distintos: un editor que permite a cualquier empresa elaborar bots de forma sencilla y un medio que difunde información y gráficos en Twitter, Instagram, Telegram y Facebook Messenger y que graba un podcast sobre asuntos de política global.

Ana Ormaechea, de la plataforma de podcasts independientes Cuonda, llevaba tiempo animándonos a hacer un podcast y a nosotros nos apetecía mucho porque es un formato que está creciendo mucho en otros países —también en España. Es además un formato muy íntimo, que te permite potenciar la relación con tu audiencia, que es algo que está en el centro del proyecto de Politibot”, comenta Eduardo Suárez, uno de los cofundadores de Politibot.

Podemos decir que una de las pocas cosas buena que trajo la victoria de Trump fue este proyecto que codirige la periodista María Ramírez. No en vano, el primer episodio es un estupendo reportaje sonoro con las voces de muchos hispanos en el día de la toma de posesión del actual presidente de los EE UU. “Desde entonces, hemos dedicado cada episodio a explicar un asunto de la actualidad política española o global. El tono es didáctico: nuestro objetivo es que quienes nos escuchan aprendan algo que no sabían", comenta Suárez.

A juzgar por el éxito de escuchas, y por el número de donantes que entregaron dinero para financiar su nueva temporada, han logrado su objetivo. A mediados de julio pasado crearon una comunidad de socios y abrieron una cuenta en Patreon –plataforma de mecenazgo que se sostiene con donaciones mensuales- para sostener el proyecto. En septiembre de 2017 habían conseguido una media de 710 dólares al mes gracias a la aportación de más de 280 mecenas.

En los episodios podemos escuchar también a dos miembros del colectivo Politikon, Jorge Galindo y Kiko Llaneras que también forman parte de Politibot. Llaneras explica cómo se relacionan ambos proyectos con nombres tan similares: “Son proyectos separados y de naturaleza distinta, porque Politikon es una asociación y Politibot una empresa. Jorge y yo habíamos trabajado con María y Eduardo, ello me hablaron de bots y pensé enseguida en Juan Font, que se apuntó”.

El podcast se convirtió en una realidad no solo por la recomendación de Ormaechea, también existía una clara relación con el modelo disruptivo que propone todo el proyecto: “Coincidía con el espíritu de Politibot de utilizar formatos innovadores, explicativos y no ligados necesariamente a una página web. A la vez nos interesaba explorar el mundo del audio por la revolución que se avecina con dispositivos como Alexa o Google Home”, explica María Ramírez.

Gracias a la emergencia de estos altavoces inteligentes, el podcast político se está volviendo tendencia–con ejemplos como El Gabfest en Español en Univision-; una oportunidad que Politibot ha querido aprovechar. “Cuando empezamos el podcast, NPR Politics fue una referencia porque ellos también arrancaron durante la campaña de Trump. También nos gustan How I built this, The Axe-Files de David Axelrod, los podcast del New Yorker y ahora también The Daily aunque es un formato un poco distinto y más pegado a la actualidad”, apunta Ramírez.

Pero, ¿qué perspectiva diferencia a Politibot de los anteriores? “Creo que aportamos tres cosas para cierta audiencia. La primera son los temas: Politibot explica asuntos de política global que tienen poco espacio en radio y televisión. Además, lo hace en un formato diferente: un podcast nativo, que se separa un poco de la actualidad y se disfruta de forma distinta, en el momento que tú eliges. Pero lo que más me gusta es el tono. Mis podcasts favoritos hacen periodismo conversacional: abordan temas interesantes con rigor y buena información, pero usan una voz natural y directa. Es como charlar con un amigo por email, como dice David Leonhardt, que te explica algo complicado y que él conoce un poco”, explica Kiko Llaneras. Efectivamente, no creo que exista una definición más certera: la afinación del tono marca los podcasts conversacionales y en el caso de Politibot el tono es directo, sencillo y adictivo.

Las experiencias de Politibot y Politikon confluyen en la idea de divulgar la ciencia política con una clara voluntad de comprender aquello que nos está sucediendo. “A riesgo de recurrir a un tópico, creo que la clave está en salir de la burbuja de uno. No sólo respecto a las visiones de un tema específico, sino también abordando asuntos que en principio no tenían nuestra atención. Ese equilibrio entre atender a lo que nos preocupa y también a lo que es importante aunque sea distante a nuestros afectos o intereses es lo que intentamos lograr con el podcast, y por extensión con Politibot”, explica Jorge Galindo.

La elección de los temas, por tanto, responden en muchas ocasiones a una coyuntura determinada pero con un matiz reflexivo y analítico: las guerras internas de los partidos fue analizada en su episodio Partidos partidos; las elecciones holandesas como ejemplo de lo que puede suceder en otros países; la crisis del Brexit; la figura de Emmanuel Macron

El podcast de Politibot es algo parecido a escuchar una conversación sobre asuntos complejos y profundos pero de un modo íntimo. “El podcast permite un enfoque distinto; una aproximación con otras herramientas que no son las escritas. Más narrativo a veces, más conversacional en otras ocasiones. El análisis se construye de manera distinta en formato audio. Además, creo que lo hace más funcional para una generación —la mía— cuyas rutinas de consumo de información están cambiando. Escuchar 25 o 30 minutos de política con el tono que intentamos mantener en Politibot puede encajar mejor con el día a día de mucha gente que sentarse y leer un libro, o un periódico de cabo a rabo”, concluye Galindo. En definitiva, tal y como dice Eduardo Suárez, “Politibot es para cualquier persona que quiera saber más sobre lo que está ocurriendo a su alrededor con un lenguaje fácil de entender”.

En esta nueva temporada, la mitad de los episodios los producirán desde Harvard centrados en historias de Estados Unidos y también en tendencias globales. La otra mitad los harán desde Latinoamérica en un año lleno de elecciones: Colombia, Brasil, México. A todos aquellos que nos importa de qué va el mundo que habitamos esperaremos con ganas la actualización de cada nuevo episodio de Politibot.

Recomienda un podcast

Cuando la política se hizo una conversación (interesante)
  • Kiko Llaneras: No soy original: me encanta This American Life.
  • María Ramírez: 99% Invisible. Por su originalidad, capacidad de sorpresa y habilidad para construir grandes historias a partir de pequeños detalles.
  • Eduardo Suárez: Recode Media de Peter Kafka. Porque incluye conversaciones inteligentes sobre el sector de los medios: modelos de negocio, dilemas éticos e historias de éxito.
  • Jorge Galindo: Me gustan cada vez más las series con principio y fin. O con duración limitada. La última que me ha encantado: Lo conocí en un Corpus, de Noemí López Trujillo. Por su mezcla perfecta entre relato, investigación y ofrecer ángulos nuevos sobre un problema que preocupa.