Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿A quién debemos suspender?

Si les dejamos opinar, los escuchamos y descubren que sus comentarios son importantes, la evaluación se convierte en aprendizaje

Charo Pastor (madre de alumno): “Recuerdo cuando mi primogénito tuvo que aprenderse las partes de las flores, como respiraban etc. En clase se trabajó en el huerto, cultivaron alimentos que luego vendieron, analizaron las plantas, viéndolas en el microscopio, y cada uno contribuyó con su parte al proyecto.

Mi otro hijo tuvo un maestro de los que examinan, tuvo que aprendérselo todo de memorieta para el examen, aprobó, saco un 9,5.

Hoy, un año después de haber estudiado las plantas, mi hijo menor, no recuerda ni una sola parte de la planta, Mi hijo mayor, después de 3 años no solo las recuerda, sino que es capaz de dar una conferencia de botánica ¿Realmente los exámenes sirven para aprender?

Carmen Cañabate, Mª del Carmen Díaz y Francisca Espinosa, maestras del Colegio Público de Educación Infantil y Primaria (CEIP) ‘Clara Campoamor de Huércal de Almería, como responsables de este modo de enseñar y evaluar, al escuchar los comentarios de Charo Pastor, manifiestan...

─ “Esta manera de aprender y evaluar marca la diferencia entre promover aprendizajes descontextualizados y memorísticos y aprendizajes significativos y útiles para la vida”.

En el post anterior ya tuvimos ocasión de facilitar un muestrario de referencias prácticas sobre la que llamamos ‘evaluación inicial’. En esta entrega, se trata de profundizar algo más; dialogaremos con nuestras maestras, indagando sobre los conceptos y estrategias de evaluación que incorporan a su cotidiano trabajo de aula.

Carmen, Mª del Carmen y Francisca aceptan este diálogo y lo inician con la aportación del siguiente vídeo, en el que ilustran la concepción de evaluación educativa que se defiende en su Colegio.

En visual thinking’ | Carmen Cañabate, Mª Carmen Díaz, Francisca Espinosa

Carmen Cañabate (maestra): “Soy maestra de Educación Primaria y mi paga de cada mes lleva consigo, entre otras obligaciones, que cuatro veces al año les ponga nota a mis alumnos. Como diría mi Álvaro: ‘¡No me gusta nada! y se lo puedes decir a mi madre, porque ella sabe que ¡No me gusta nada!’

Y, no me gusta nada, a mí tampoco; porque me hace sentir que participo de un engaño y de una tremenda injusticia con niñas y niños de edades demasiado tempranas.

¿Qué le importa el currículo a una criatura de seis años que acaba de perder a una persona de su entorno y que responde a esa pérdida con rabia, pataletas, mal comportamiento, incluso agresiones? ¿Tengo derecho a ponerle insuficiente?

¿Remedia algo? ¿Ayuda en algo a una familia que asiste impotente a este comportamiento y que está dolorida y bloqueada?

¿Un caso aislado? Cada niña y niño de nuestras escuelas son casos aislados.

Calificar, clasificar, hacer que repitan, no ayuda en nada y la escuela está para ayudar ¿no? La escuela está para educar, servir de guía, para que aprendan. Pero, si la escuela está para eso y no lo consigue... ¿A quién debemos suspender?

Aprendizaje ‘proposicional’ | CARMEN CAÑABATE, Mª DEL CARMEN DÍAZ, FRANCISCA ESPINOSAAprendizaje | Carmen Cañabate, Mª Carmen Díaz, Francisca Espinosa

Las profesoras que defienden esta otra visión de la evaluación y del aprendizaje despliegan otras prácticas alternativas a las de una evaluación clasificatoria, catalogadora y alimento de ránquines...

Carmen, Mª del Carmen y Francisca utilizan formatos, herramientas, registros... de evaluación sustentados en el diálogo individual y colectivo y en el análisis reflexivo sobre el modo de aprender y los logros alcanzados. En el siguiente vídeo se ilustra uno de estos formatos alternativos, en este caso, en un escenario de debate colectivo: ‘Evaluamos nuestros rincones’.

Evaluamos nuestros rincones | Canal de Mª del Carmen Díaz en YouTube

Este modo de analizar
el trabajo de aula define un escenario de aprendizaje en el que el concepto de evaluación formativa se asienta de manera natural. La reflexión individual y colectiva, con cada estudiante sobre las estrategias utilizadas en su aprendizaje y la adecuación a un propósito, pasa a ser una práctica habitual.

Foto de registro infantil | CARMEN CAÑABATE, Mª DEL CARMEN DÍAZ, FRANCISCA ESPINOSA
Registro | Carmen Cañabate, Mª del Carmen Díaz, Francisca Espinosa

Mª del Carmen Díaz (maestra): “Con la puesta en práctica de la evaluación compartida y la autoevaluación, vamos cambiando el concepto de evaluación tradicional (centrada en el producto final y realizada por el propio docente) hacia una evaluación en la que el alumnado realiza juicios valorativos de su propio proceso de aprendizaje y de los resultados que ha tenido, tanto de su propia actividad como de la del resto del grupo.

Disfruto viéndolos cómo se organizan a la hora de exponer, qué va a decir cada uno, cómo se ayudan los unos a los otros, diciéndose bajito ‘ahora te toca a ti’, siendo honestos en la exposición de los problemas que han tenido, y expectantes ante la suma de puntos que han obtenido tras el trabajo realizado. Cuando no les gusta el resultado se miran los unos a los otros y reflexionan sobre lo que tienen que mejorar en la próxima sesión para conseguir más.”

Exponen y evalúan el trabajo | Canal de Mª del Carmen Díaz en YouTube

Documentar la evaluación

Esta noción de evaluación centrada en el aprendizaje necesita del registro de todo aquello que los estudiantes dicen y hacen, del modo como el profesorado se relaciona con ellos y con las tareas...

“La documentación es una manera ética, estética y política de pensar la educación y, sobre todo, de reflexionar sobre las extraordinarias capacidades de los niños y niñas para evitar que pasen desapercibidas en nuestra cultura. La documentación supone establecer una distancia —un nuevo punto de vista— sobre nuestro trabajo.” (Malaguzzi, La educación infantil en Reggio Emilia, p. 48).

En este entorno, las grabaciones de vídeo son uno de los recursos más utilizados por nuestras profesoras. Les permite captar instantes, situaciones y escenarios de relación y aprendizaje. Posteriormente pueden ser analizados individual y colectivamente con el alumnado y entre docentes. Su utilidad puede observarse, por ejemplo, en el visionado de los siguientes registros, de exposición y análisis colectivo, sobre otro debate de aula.

Primer debate | Canal de Mª del Carmen Díaz en YouTube

Coevaluación del debate | Canal de Mª del Carmen Díaz en YouTube

Los registros escritos (diarios de clase, historias de aula, registro de incidencias, anecdotarios...) son otra posibilidad más, con la que los docentes del Colegio ‘Clara Campoamor’, registran con sistematicidad conversaciones, impresiones... y analizan el camino recorrido en una determinada secuencia de enseñanza y aprendizaje.

A continuación, trascribimos, una parte de un registro sobre la preparación de una actividad de aula: ‘exposición oral’. En el blog de Carmen CañabateCuentos de brujas y otras zarandajas”, se da cuenta del registro completo, realizado por Natalia, la maestra responsable del desarrollo de la actividad.

Registro de una secuencia de enseñanza y aprendizajeLas observaciones plasmadas en el registro sirvieron para realizar un análisis colectivo entre docentes, dentro de ese continuo y necesario camino de mejora de toda labor docente.

Otro recurso habitual de registro en una evaluación formativa es la utilización de las entrevistas individuales. Las maestras consideran que hay una brecha importante entre lo que alumnos y alumnas aprenden y lo que el profesorado cree que han aprendido.

Entrevista inicial | Canal de Francisca Espinosa en YouTube ( espicanet)

La reflexión mediante una entrevista individual, con alumnos y alumnas de educación infantil y de los primeros ciclos de educación primaria, puede parecer algo difícil; sin embargo, a luz de la experiencia de nuestras profesoras, es posible y muy útil. De hecho, afirman...

Si les dejamos opinar, los escuchamos y descubren que lo que dicen es importante para nosotras, conseguidos configurar un auténtico escenario de aprendizaje”.

La observación y registro del trabajo realizado en colaboración, en parejas y en pequeño grupo, donde todos hablan, preguntan, opinan entre ellos y ellas y con el profesorado, permite conocer, además de las estrategias utilizadas, lo que ‘especulan’ cuando escriben, cuando calculan, cuando investigan... En estas sesiones de escucha, el profesorado les encuentra sentido a los errores de aprendizaje; en ocasiones, con más lógica de lo que podría parecer a simple vista.

Son momentos en los que pueden encontrar explicaciones al porqué prestan poca atención al trabajo, si hay problemas de convivencia, o están tristes por alguna circunstancia. En los exámenes tradicionales estas circunstancias pasan desapercibidas y, sin duda, son componentes netos del aprendizaje.

“Las emociones no pueden quedar fuera de la evaluación, sabemos que son muy importantes para el logro del éxito escolar”, afirman Carmen, Mª del Carmen y Francisca.

Búsqueda de argumentos | Canal de Mª del Carmen Díaz en YouTube

La tutoría como entorno de evaluación

Observar y registrar el modo de aprender, la motivación hacia una determinada tarea, las habilidades y dominio estratégico... es importante; pero crear escenarios de diálogo en los que identificar componentes más socioemocionales y contextuales del aprendizaje es igualmente básico.

Nuestras maestras trabajan este ámbito de información y registro desde la acción tutorial. Una tarea que se plantan en estrecha relación con las familias y que despliegan insistentemente a lo largo del curso y con especial dedicación en el primer trimestre.

Según su experiencia este entorno de relación, basado en la confianza mutua, permite conectar con la dimensión más afectiva (lo que les preocupa, les motiva…) e instaura en el aula un ambiente de apoyo mutuo y de promoción del aprendizaje.

Ilustración de Ramón Besonías | @ramon_besoniasIlustración de Ramón Besonías | @ramon_besonias

“… lo externo al aula es una parte imprescindible de esa ‘evaluación para la mejora de los aprendizajes’, que tan poco tiene que ver con la calificación numérica” (Carmen Cañabate, Evaluar qué, ésa es la cuestión).

La tutoría es considerada en el Colegio Público ‘Clara Campoamor’ un entorno de colaboración entre adultos (familia y profesorado) y con el alumnado. Un escenario de aprendizaje mutuo que ayuda a definir, orientar, planificar y acordar actuaciones de apoyo al desarrollo pleno de cada estudiante. A este respeto, una de las madres, sensible al valor educativo de este espacio de colaboración, hace los siguientes comentarios.

Valor educativo de la tarea tutorial
Secuencia didáctica: grafitis, el arte urbano | FRANCISCA ESPINOSASecuencia didáctica: grafitis, el arte urbano | Francisca Espinosa

El dossier de recapitulación


Observando el trabajo de aula de nuestras profesoras podemos comprobar como cualquier trabajo en grupo acaba en la confección de un dossier que, a modo de portafolio de aprendizajes, recopilan información relevante, materiales utilizados y producciones de los estudiantes en torno a un proyecto.

Carmen Cañabate, Mª del Carmen Díaz, Francisca Espinosa insisten en su relevancia educativa... "El dossier como producto final exige organizar los trabajos en un determinado formato para que pueda ser mostrado a las familias y a otros miembros de la comunidad educativa. Es el punto de partida de la planificación de la enseñanza y el aprendizaje de un nuevo proyecto... Responde a preguntas como ¿Qué hemos aprendido? ¿Cómo han evolucionado las hipótesis iniciales de los estudiantes y las ideas previas del profesorado? ...”

Dossier | Canal de Francisca Espinosa en YouTube ( espicanet)

Acabamos este relato de innovación docente con los comentarios de Charo Pastor, acerca del modelo de evaluación formativa, la misma madre que inició con sus observaciones el presente post. También, facilitamos un video con algunas de conclusiones de la reciente investigación sobre cómo se aprende.

No tener exámenes no signfica no estudiar o no aprender
Por otra escuela | Canal de 'Yo estudié en la pública' en YouTube

* Carmen Cañabate Carmona. Maestra de quinto curso de educación primaria en el CEIP ‘Clara Campoamor’ de Huércal de Almería, desde el que crea junto a su alumnado el blog "Gnomitas y gnomitos". También ha sido maestra del CEIP ‘Inés Relaño’ de Almería, donde crearon el blog "Estrellas de primero". Anteriormente a estos dos centros, estuvo durante ocho años como Asesora de Educación primaria en el Centro de Profesorado de Almería, donde surgió su primer blog "Cuentos de brujas y otras zarandajas".
Mª del Carmen Díaz
. Maestra hasta el curso pasado en el CEIP ‘Clara Campoamor’ de primero y segundo ciclo de Educación primaria. Este curso escolar desempeña funciones de Asesora de formación en el Centro del Profesorado de Almería. Sus experiencias de aula las comparte en su Blog "Historias de una clase de primaria".

Francisca Espinosa Canet. Maestra de Educación infantil en el CEIP ‘Clara Campoamor’. Ha sido Asesora en el Centro de Profesorado de Almería y ha coordinado procesos formativos en torno al ABP, “Enseñanza y aprendizaje del lenguaje escrito”, bibliotecas, coeducación... Actualmente sigue colaborando con el Centro de Profesorado. Es autora del Blog "La oreja verde: Explorando el mundo en educación infantil".

Más información