Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ocho claves que explican por qué Amaia enamora a España

La concursante de 'Operación Triunfo' cumple este miércoles 19 años y con su actuación en la novena gala se perfila como la gran favorita del programa

Amaia Romero, durante su última actuación.
Amaia Romero, durante su última actuación. GTRES

Las redes se vuelcan con ella. Amaia Romero consiguió en la última gala de Operación Triunfo ser trending topic mundial en Twitter con un cambio de registro que puso a sus pies al jurado. Mónica Naranjo calificó su actuación como "apoteósica, sublime, exquisita... la rehostia". La concursante cantó Shake it out. El plató tras su actuación comenzó a gritar: "Ganadora, ganadora, ganadora". Sea la vencedora o no, los expertos musicales están convencidos de que tiene por delante una prometedora carerra.

Cumpleaños en el escenario. La joven de Navarra cumple este miércoles 19 años. Cuando dieron las doce de la noche Amaia estaba a apunto de actuar. Fue entonces cuando todo el plató entonó el Cumpleaños Feliz.La concursante se mostró sorprendida y confesó que estaba tan concentrada en la actuación que tenía por delante que hasta se le había olvidado su aniversario.

Familia de artistas. Amaia Romero nació en hogar musical. Su madre Javiera tiene estudios musicales y es enfermera y su padre Ángel formó parte del coro del colegio y tocaba la guitarra. Como sus hermanos fue al Conservatorio desde pequeña. Finalizó los estudios de Bachillerato y está en el último curso del Grado Profesional de piano. También sabe tocar la guitarra, el ukelele y se defiende con la batería, aunque lo que más le gusta es cantar. A pesar de su juventud, no duda en reconocer que sus artistas favoritos son Marisol y los Beatles.

Amaia de España. Así la conocen sus fans en recuerdo a Rosa López, la primera ganadora del concurso. La navarra ha conquistado con su espontaneidad desde el casting hasta su paso por la Academia e incluso en las galas en directo. Una de sus "hitos" fue pedir permiso durante la gala en directo para ir al baño.

Ya lo intentó. Esta no es la primera vez que la vemos en televisión, pues ya concursó en El número uno de Antena 3, en el año 2012, pero fue expulsada al poco de entrar.

Con los Reyes. Cuando tenía 13 años conoció a los entonces príncipes de Asturias, ahora Reyes de España cuando visitaron Navarra. Allí en el conservatorio, don Felipe y doña Letizia se quedaron asombrados de las dotes artísticas de Amaia.

Novio y otro de los favoritos. Mantiene una relación con Alfred, concursante catalán de 20 años, con el que se le ha visto darse algún que otro beso. Él es otro de los favoritos del concurso. El 15 de noviembre la pareja interpretó el tema de la película. La la land, uno de los fenómenos cinematográficos del año. El resultado de la interpretación de City of Stars puso en pie a Mónica Naranjo, miembro del jurado, y le valió a Amaia el título de favorita del público por segunda semana consecutiva y a Alfred estar entre el trío más votado por los espectadores. En redes, muchos comparaban la actuación con el tema Escondidos de Chenoa y Bisbal en la primera temporada del programa, hace ahora 16 años.

Minutos al piano. Es habitual que Amaia Romero reserve unos minutos para sentarse ante el piano en una de las salas de ensayo de la academia de Operación Triunfo cantando canciones de distintos artistas.En una de estas ocasiones, eligió Qué bonita la vida, un tema del cantante y compositor Dani Martín. Y ha sido el propio artista quien, tras escuchar la interpretación de la concursante pamplonesa, ha alabado su talento a través de las redes sociales: "Acabo de ver esto y me encanta lo que transmite esta mujer, ojalá ella sea feliz y que le den cariño y buen camino a ese talento. Suerte y amor para ti compañera".

Esta edición de OT está resucitando el programa, que nació hace 16 años y cuyo formato parecía ya acabado. La gala del martes registró un 18,3% de share convirtiendo a La 1 en líder del prime time.