Lewis Hamilton pide perdón tras ser acusado de sexista por burlarse de su sobrino

El piloto de fórmula 1 se ve obligado a disculparse tras ridiculizar en las redes sociales al pequeño por llevar un vestido de princesa

Lewis Hamilton, a principios de mes en París.
Lewis Hamilton, a principios de mes en París.cordon press
Más información
Los lujosos caprichos de cuatro ruedas de los deportistas
El excéntrico ‘look’ de Lewis Hamilton que esconde toda una lección de historia
Lewis Hamilton invita a ver lo rico que es en su Instagram

A famosos como Charlize Theron, Megan Fox o Liev Schreiber se les ha criticado y aplaudido por partes iguales por permitir que sus hijos llevaran vestidos o se disfrazaban como Elsa, de la película Frozen. Y ahora ha sido Lewis Hamilton quien ha visto como la comunidad virtual se le echaba encima precisamente por meterse con su sobrino pequeño por llevar un traje de princesa. “Los niños no usan vestidos de princesas”, le dice Lewis Hamilton a su sobrino mientras le graba con el móvil. El piloto de fórmula 1 compartió en sus redes sociales un vídeo en el que se lamentaba de que el pequeño hubiese pedido un disfraz de princesa como regalo de Navidad, y tras la polémica causada por sus palabras, tras las que ha sido acusado de sexista, Hamilton se ha visto obligado a eliminar el vídeo que publicó el día de Navidad de sus redes sociales y a pedir disculpas.

El británico Lewis Hamilton, campeón de la temporada de Fórmula 1, se disculpó este martes por burlarse en las redes sociales de su sobrino por pedir por Navidad un vestido de princesa y dijo que mostró una "falta de juicio".

El cuatro veces campeón de la F1 compartió un vídeo con sus 5,7 millones de seguidores de los Stories de su cuenta de Instagram mostrando a su sobrino con un vestido de princesa rosa agitando un corazón de peluche rosa. “Estoy tan triste ahora. Miren a mi sobrino”, se escuchaba al piloto británico. Después, le preguntaba al niño: “¿Por qué llevas un vestido de princesa? ¿Pediste eso por Navidad?”. El niño le contestaba que sí y entonces Hamilton le volvía a preguntar: “¿Por qué pediste un vestido de princesa por Navidad?”. “Porque me gusta”, le respondía con una sonrisa y absoluta normalidad. Era después de esa pregunta que el piloto le decía al pequeño “los niños no usan vestidos de princesas”, tras lo cual su sobrino se tapa los oídos con las manos.

"Lewis Hamilton haciendo bullying públicamente a un niño por expresarse simplemente como él quiere (en Navidad, nada menos) muestra lo ridículamente inseguro y chapado a la antigua que está", escribió en Twitter la periodista británica Sarah O'Connell. “¡Qué vergüenza! Tu sobrino no se merece ser públicamente humillado por ti o por nadie”, tuiteaba Lisa Kelly, activista LGTB. “Decepcionado de ver a alguien que utiliza una plataforma tan grande para públicamente avergonzar e intentar socavar a un niño pequeño”, ha dicho en la misma red social Liam Hackett, fundador de una ONG anti bullying.

Tras las críticas recibidas en las redes sociales, Hamilton, de 32 años, borró el vídeo (que sigue circulando por la Red) y se ha disculpado por su actitud. “Ayer estaba jugando con mi sobrino y me di cuenta de que mis palabras fueron inapropiadas así que borré la publicación”, asegura. “No quise provocar ningún daño ni ofender a nadie. Yo amo que mi sobrino se sienta libre de expresarse del mismo modo que todos deberíamos hacerlo”, afirma en la disculpa publicada en su perfil de Twitter, en el que tiene 5,2 millones de seguIdores.

De hecho, el actual campeón del mundo de la temporada de fórmula 1 ofreció sus explicaciones y disculpas en tres mensajes. “Mis más profundas disculpas tras darme cuenta de que no es aceptable para nadie, no importa de dónde seas, marginar o estereotipar a alguien”, dice su segundo tuit. “Siempre he estado a favor de que cualquier persona viva su vida exactamente como quiera. Espero poder ser perdonado por este lapsus en mi juicio”, finaliza.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS