Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hugh Hefner prohíbe a sus herederos las drogas y el alcohol si quieren su herencia

El testamento del fundador de 'Playboy' establece que su viuda e hijos también deben gastar de manera responsable si quieren disfrutar de una fortuna de 43 millones de dólares

El fundador de 'Playboy' Hugh Hefner en la Mansión Playboy en 2006.
El fundador de 'Playboy' Hugh Hefner en la Mansión Playboy en 2006. AP

La viuda e hijos de Hugh Hefner deben mantenerse alejados de las drogas y el alcohol y gastar de manera responsable si quieren heredar la fortuna del fundador de Playboy, valorada en 43 millones de dólares (algo más de 36 millones de euros). Así lo dejó indicado el empresario antes de morir, según ha revelado ahora el diario The Blast.

Hefner, que falleció el pasado 27 de septiembre a los 91 años, estipuló en su testamento que si los beneficiarios de su patrimonio abusan de sustancias ilegales o se vuelven dependientes del alcohol serán suspendidos de su herencia. Estos beneficiarios son su esposa Crystal Harris (de 31 años) y sus cuatro hijos: Christie (65), David (62), Marston (27) y Cooper (26).

Estas cláusulas establecen que si los administradores de la herencia consideran que alguno de los beneficiarios consume alguna sustancia ilegal que no está definida en los documentos también pueden ser suspendidos de la fortuna. “Si los fideicomisarios creen que el beneficiario no puede cuidar de sí mismo o no puede administrar sus asuntos financieros, todas las distribuciones serán suspendidas”, dicen los papeles obtenidos por el diario The Blast. De esta manera, se decreta que los administradores pueden solicitar una prueba de droga a un beneficiario que sospechen que está abusando de sustancias ilegales y, en caso de que los resultados sean positivos, el beneficiario podrá recuperar sus derechos después de un año de sobriedad absoluta.

Hugh Hefner y Crystal Harris, en una imagen de 2011. ampliar foto
Hugh Hefner y Crystal Harris, en una imagen de 2011. REUTERS

En otra de las cláusulas, el desaparecido empresario deshereda y excluye “a cualquier persona que afirme ser hijo mío, incluido cualquier hijo concebido después de mi muerte, a menos que ese niño haya vivido conmigo en mi hogar y haya sido reconocido por mí como mi hijo”.

Hefner estableció su testamento el 21 de mayo de 1991 y se nombró a sí mismo como administrador legal hasta su muerte. Como segunda administradora estaba su secretaria Mary O’Connor, pero al fallecer en 2013 el dueño de Playboy optó por incluir a su esposa y a sus cuatro hijos como fideicomisarios. Los dos más pequeños, Marston y Cooper, no podrán convertirse en administradores hasta que cumplan 30 años.

Los hermanos Cooper Hefner y Christie Hefner el pasado agosto en California. ampliar foto
Los hermanos Cooper Hefner y Christie Hefner el pasado agosto en California.

Estas condiciones del testamento del legendario editor llaman la atención por la vida de exceso de la que Hefner siempre presumió en su Mansión Playboy, un icónico lugar en fiesta permanente y rodeado de exuberantes modelos con todo Hollywood entre los invitados.

Un estilo de vida que tiempo después acabaría revelando un lado más siniestro. Al menos dos mujeres han declarado ante la justicia que fueron drogadas y sufrieron abusos sexuales por parte del actor Bill Cosby en la Mansión Playboy durante esas fiestas. Hugh Hefner llegó a ser demandado personalmente como cómplice del actor en la agresión.

El dueño de la revista masculina por excelencia, que falleció por una insuficiencia cardiaca “rodeado de sus seres queridos” en su residencia, fue enterrado junto a su diva Marilyn Monroe en Westwood Village Park en Los Ángeles. Monroe fue portada de la primera edición de la revista que Hefner publicó en 1953.

Hugh Hefner y Cooper Hefner, en la mansión Playboy en 2014. ampliar foto
Hugh Hefner y Cooper Hefner, en la mansión Playboy en 2014.