Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros periodistas recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios que puedes adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos al texto, EL PAÍS recibe una comisión. Lee aquí nuestra política comercial.

Leo, leo... ¿Dónde lees?

Los nativos digitales todavía prefieren el papel, pero las ofertas editoriales se afanan en hacer la pantalla cada vez más atractiva

Con carcasas de colores, más ligeros, resistentes al agua, los nuevos e-readers destinados al público infantil quieren llegar para quedarse. Los fabricantes aguzan el ingenio porque saben que no lo tienen fácil. La facturación de literatura infantil y juvenil en formato electrónico supuso en 2016 un 4,8% del total, menos que el 5,3% alcanzado el año anterior.

Una tendencia que “no cambiará mucho” con vistas al balance de 2017, según una nueva oleada de encuestas que la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) comenzó el pasado septiembre, enfocadas sobre todo a ese lector comprendido entre los 10 y 14 años. “Y no es que compren y lean pocos libros; eso sucede a partir de los 16. Al revés, suponen nada menos que el 85% del mercado editorial español —no en facturación, ya que junto al libro de bolsillo es el más barato—. Edades además en las que el papel sigue siendo imbatible, lo que constata la vasta y excelente producción nacional que existe. ¿Quién dijo que el e-book arrasaría entre los más pequeños? Todo ha sido presión comercial más que otra cosa”, comenta Antonio Mª Ávila, director de la FGEE.

Amazon lidera de largo la venta de libros en formato digital, con una cuota de ventas del 22,6% el año pasado. Y su lector, Kindle, también es el más vendido en sus diferentes modelos. En cualquier caso, datos solo significativos a partir de 10 años, pues los e-readers para más pequeños apenas tienen demanda, “lógico”, consideran en Kobo by Fnac, “texturas, colores, formatos son elementos aún con difícil traslación a lo digital”. De ahí que algunos se hayan retirado del mercado como Paquito, el libro electrónico que comercializaba Imaginarium. “Hemos elegido fomentar el juego real (…). El entorno digital forma parte del presente de nuestros niños y es importante que convivan con él y aprovechen sus ventajas educativas y de ocio (…), pero también sabemos que tenemos que aprender a gestionar el correcto uso de las pantallas para evitar que por un uso excesivo sus beneficios pasen a ser inconvenientes”, explican.

Pero con los e-books, de momento, no parece haber necesidad de cronometrar tiempos. “Está demostrado que leer en estos dispositivos ni altera el reloj biológico ni daña la vista. Son más recomendables que cualquier otra pantalla. Su luz no tiene efecto tóxico, porque ni es azul, ni va directamente a nuestros ojos, por ser reflejada”, indica el optometrista Ramón García, autor de la web cuidatuvista.com.

Una propuesta paralela

El gran reto parece estar en los contenidos. “No se acaba de dar el salto”, considera Luis González, responsable de La Casa del Lector (Matadero, Madrid), institución que fomenta la investigación para la lectura y el entorno digital. Él lo ve claro: “un libro en un e-book, sin más, es un libro confinado. Es absurdo emular la literatura en papel en un formato electrónico. Así siempre saldrá perdiendo porque, neuronalmente, la lectura tradicional es insustituible. El desafío consiste en sacar verdadero provecho a lo digital como una propuesta distinta y paralela. Que exista comunicación y que se incorporen elementos multimedia son los dos requisitos indispensables”.

En La Casa del Lector, dependiente de la Fundación Sánchez Ruipérez, son conscientes de que el mundo editorial vive un periodo crucial y están convencidos de que “se acabará generando un modelo de negocio basado en otro concepto de lectura, más amplio y ­real, que fomentará la participación, el compartir contenidos y, por supuesto, será capaz de seguir motivando y haciendo placentero el acercamiento a los libros”.

“Leer no es fácil, cuesta, así que hagámoslo atractivo y enriquezcamos las propuestas recurriendo a lo innovador”, subraya Cristina Puig, directora de marketing y socia de la plataforma de lectura Boolino, una ayuda para que los padres encuentren el libro idóneo. Como ejemplo, su producto Fiction Express (de 6 a 12 años), una solución digital para colegios que permite aprender inglés a través de la creación conjunta de historias que se publican semanalmente.

Dispositivos

Leo, leo... ¿Dónde lees?

Nuevo Kindle Oasis

El último en incorporarse a la familia Kindle y el primer e-reader de Amazon resistente al agua; más tamaño, más resolución, un diseño delgado y ergonómico. Con una carga rápida en menos de dos horas y una duración de batería que se mide en semanas.

Compra desde 249,99€ en Amazon

Leo, leo... ¿Dónde lees?

Kindle FreeTime

Una nueva funcionalidad para que los niños solo puedan leer los libros que un adulto haya incorporado de la Biblioteca. Compatible con cualquier modelo de e-book a partir de la sexta generación.

Encuéntralo en Amazon

Lecturas digitales y aplicaciones interactivas para niños

Leo, leo... ¿Dónde lees?

Animal Rescue Book

Ilustrada por Patrick George, ejemplo de propuesta digital para bebés con contenidos visuales acompañados de elementos sonoros e interacciones muy intuitivas para que se recreen junto a un adulto. Su manejo imita el paso de las hojas de un libro. Hasta 4 años.

Compra por 1,09€ en Apple AppStore

Leo, leo... ¿Dónde lees?

Lucy and Pogo

Del desarrollador Fox and Sheep. Música e imágenes realizadas en collage componen un singular relato interactivo centrado en las peripecias de un gato al que no aceptan en la escuela de perros. Entre 4 y 7 años.

Compra por 4,49€ en Apple AppStore

Leo, leo... ¿Dónde lees?

Los fantásticos libros voladores del señor Morris Lessmore

Del ilustrador William Joyce. Un clásico que sigue sorprendiendo por su planteamiento argumental —con un protagonista enamorado de los libros y sus historias— y su calidad técnica. Hasta 8 años.

Compra por 4,14€ en Amazon

Leo, leo... ¿Dónde lees?

Wuwu and Co

Cuento de hadas nórdico adecuado para lectores autónomos. Lo literario y lo tecnológico se imbrican acertadamente gracias a una fórmula que permite leer la historia como un libro cuando el dispositivo electrónico está en posición horizontal. Al colocarse en vertical convierte la obra en un escenario ilustrado por el que transcurre la aventura. Premio Virtual Reality para niños. A partir de 9 años.

Compra por 6,99€ en Apple AppStore

Leo, leo... ¿Dónde lees?

Wonder, todos somos únicos

De R. J. Palacios. Un libro entrañable que enseña la importancia de aceptar a los demás tal como son. Perteneciente a la serie Wonder, en cuyo primer título, Wonder, la lección de August, se ha basado la película del mismo nombre recién estrenada. Desde 12 años.

Compra por 4,74€ en Amazon

(Referencias proporcionadas por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez/La Casa del Lector).

*Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a fecha del 22 de diciembre de 2017.

Suscríbete a la newsletter de El PAÍS Escaparate.

Más información