Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Instagram verifica una cuenta falsa de Cristiano Ronaldo Jr.

El perfil que contaba con la comprobación de la red social no era verdadero, aseguran fuentes cercanas al futbolista

Cuenta falsa de Cristiano Ronaldo Jr.
Cuenta falsa de Cristiano Ronaldo Jr.

El hijo mayor de Cristiano Ronaldo ha sido el protagonista de una suplantación de identidad en Instagram. La cuenta @mrahunter, verificada por la red social, se presentaba como la oficial del niño, de solo 7 años. En menos de 24 horas acumuló más de 70.000 seguidores. En ella se podían ver seis fotos y en una de las imágenes —la más comentada— aparecía junto a su padre saludando a Leo Messi, la estrella del Barcelona. Pese a la rivalidad de ambos futbolistas, Cristiano ha reconocido públicamente la admiración de su hijo por su eterno enemigo. Junto a la imagen aparecía la frase: "Gracias mi ídolo". La foto, que en su día ya se difundió por agencias de prensa, fue obtenida durante la entrega de los premios The Best.

En el resto de las fotos aparecía el pequeño posando solo o con su padre o jugando al fútbol. Pocas horas después de abrirse el perfil y de sumar decenas de seguidores por minuto, la cuenta se cerraba. Consultado por este periódico, Instagram no ha sabido explicar qué ha sucedido con esta cuenta. Un portavoz del jugador del Real Madrid ha señalado que desconocían la existencia de este perfil y también el posterior cierre. Esta misma fuente ha señalado que el único perfil del pequeño es @cr7jr, en la que se muestra la colección de ropa infantil de su padre.

Gestifute, la oficina de Jorge Mendes, el representante del jugador del Real Madrid, es quien gestiona las cuentas de las redes sociales del deportista. Cristiano publicita su ropa, sus hoteles, sus zapatos y también cobra por los productos que recomienda. Nada en las cuentas del delantero es casual. Cobra por tuit 230.000 euros, y también ha llegado a firmar una campaña de dos millones de euros. Aunque él escribe cuando quiere. El futbolista del Real Madrid es la segunda persona que más seguidores tiene del mundo en Instagram.

Selena Gomez sigue siendo la reina de esta red social, y de nuevo este 2017 se ha ganado el título de como la persona con más seguidores gracias a sus 130 millones de followers, 27 millones más que los que tenía el año pasado. Pero el particular reinado de la cantante y actriz está en peligro, pues no es la persona que más seguidores ha ganado en los últimos 12 meses. Cristiano se ha colocado en la segunda posición de la lista gracias a que en un solo año ha aumentado sus amigos en casi 34 millones. Ambos son las personas que más dinero llegan a ingresar por una de sus publicaciones.

Los hijos Beckham sí están en la red

Romeo y Cruz, dos de los hijos de David y Victoria Beckham, sí tienen cuenta en Instagram aunque son menores de edad. En diciembre de 2016 Cruz, de 12 años, hacía su primera publicación en esta red mostrando su talento como cantante con un vídeo que ya acumula más de un millón de reproducciones. Desde entonces, ha superado los 975.000 seguidores y ha realizado 159 publicaciones aunque, como destaca en su perfil, es su mánager Scooter Braun quien lo administra. Romeo, de 15 años, creó más tarde su cuenta en la que ya alcanza el millón de seguidores y en su caso él mismo controla sus publicaciones.

Tanto Cruz como Romeo poco a poco se han ido convirtiendo en auténticas celebridades en las redes sociales y, aunque entre los dos apenas superan las 300 publicaciones, saben que cada imagen o vídeo que hagan público acumularán los miles de me gusta. Quizás ambos siguen los pasos de su hermano mayor, Brooklyn, de 18 años, que sus más de 10 millones de seguidores en Instagram avalan su éxito en la plataforma digital.

La hija más pequeña del matrimonio Beckham, Harper, aún no ha debutado ni en Twitter, ni Facebook ni Instagram, pero a sus seis años ya triunfa con un blog de moda y dibujos. En él publica imágenes de ella junto a sus hermanos sentados a la mesa dibujando, fotos de sus creaciones y, además, los diferentes estilismos que luce en cada ocasión especial, indicando la procedencia o la firma de la ropa y los complementos que viste.