Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ICON PARA IWC

El reloj del mañana que mira al pasado

IWC Schaffhausen celebra la vigencia de su línea Ingenieur con un rally de coches clásicos y nuevas versiones de su reloj más emblematico

El reloj del mañana que mira al pasado

Ligero, elegante y clásico: podría ser la definición de un galán de los años cincuenta, y de hecho lo es. Piense, sin ir más lejos, en Cary Grant o Humphrey Bogart y verá como la descripción les viene como anillo al dedo. Sin embargo, no solo aquellos caballeros de traje y sombrero de ala corta pueden reivindicar esas cualidades. Algunos relojes comparten ese privilegio con ellos. La línea Ingenieur de la relojera suiza IWC Schaffhausen, un diseño histórico de la casa recuperado para el público en 2005, está de plena actualidad por varios motivos. En primer lugar, porque es un hito fundamental de una compañía que en 2018 cumplirá su primer siglo y medio de historia (abrió sus puertas en 1868). En segundo lugar, porque, al igual que las películas de aquellos galanes, su fórmula no pasa de moda, sino que mejora con el paso del tiempo.

Pudimos comprobarlo en primera persona y de cerca este mismo mes de noviembre, durante un Rally de coches clásicos celebrado en la sierra de Madrid, y en el que padres e hijos pudieron comprobar que los automóviles de los años cincuenta y sesenta han envejecido extraordinariamente bien. Organizado por IWC Schaffhausen, también fue una ocasión para celebrar la renovación de la línea Ingenieur.

Hoy los quebraderos de cabeza de cualquier hombre son muy distintos, y los modelos automáticos como el Ingenieur (que, por supuesto, pronto dejó de ser patrimonio exclusivo de los ingenieros) tienen un valor diferencial que sus primeros creadores no podían ni imaginar: en una época marcada por los gadgets con baterías de litio (y su escasa duración), utilizar un reloj que solo necesita el propio movimiento del usuario para seguir funcionando es una inversión de futuro. El corazón que anima los Ingenieur de IWC Schaffhausen es el calibre de manufactura propia (de hecho, hay varios tipos, en función de cada modelo y cada funcionalidad), un privilegio del que solo pueden presumir un puñado de relojeras de lujo.

Otro aspecto que conecta pasado y futuro es el diseño. Aunque los primeros Ingenieur datan de 1955, el modelo más conocido salió a la venta en 1976 y fue una creación del diseñador freelance Gérald Genta, que decidió prescindir de artificios para ocultar los tornillos y los orificios funcionales de los relojes, y los puso a la vista, como había visto hacer en los cascos de buzo. Aquel gesto, todo un hito en una época en que los relojes movidos por generadores de cuarzo empezaban a dominar el mercado, abrió la puerta a un modo distinto de entender la relojería artesana: como un ejercicio de amor por la técnica y de destreza estética. Hoy los relojes deportivos, que hacen visibles sus estructuras y sus elementos de refuerzo, reflejan la influencia de aquella genialidad de Genta.

De hecho, el espíritu de aquel Ingenieur de 1976 sigue presente en la colección que acaba de presentar IWC Schaffhausen, y que presenta cuatro líneas diferenciadas para cada tipo de cliente. La gama comienza con Ingenieur Automático, que es todo lo sencillo y lo sofisticado que debe ser un reloj para el día a día. Cuenta con esfera simple pero bien definida, tres agujas, y tres posibilidades de acabados, que van desde el acero hasta el oro rojo de 18 quilates (en la caja) y desde la correa de piel de aligátor al brazalete metálico.

Un mayor espíritu deportivo impregna Ingenieur Cronógrafo, que introduce una dosis extra de complicación mediante subesferas. Su edición limitada, Ingenieur Cronógrafo Deportivo, cuenta con función flyback y escala taquimétrica. A partir de ahí, el cliente puede saltar directamente a la auténtica joya de la familia: el Ingenieur Calendario Perpetuo Digital Fecha – Mes, un prodigio limitado a 100 ejemplares que reconoce automáticamente las distintas duraciones de los meses (no se le escapan ni los bisiestos). Al final, la clave para permanecer en el mercado durante tanto tiempo es manejar los tiempos. Y no perder ni un segundo.

 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.