Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

En peligro la financiación de los medios públicos suizos

Una iniciativa apoyada por la derecha quiere eliminar el canon que pagan los hogares

La radio suiza SRF.
La radio suiza SRF.

Los medios de comunicación públicos pasan por un mal momento en Suiza. Ello se debe a la iniciativa No Billag, que será votada el 4 de marzo. El Billaghace referencia al canon de 452 francos suizos anuales (387 euros) que todos los hogares deben pagar por tener televisión y radio, cuya mayor beneficiada es la SRG SSR, o corporación de la radiodifusión suiza. Los medios se reparten 1.200 millones de euros cada año.

Pero a pesar de que tanto el Consejo Federal (ejecutivo) como el Parlamento hayan recomendado a los ciudadanos rechazar la iniciativa, el voto se anuncia peligroso. Sus oponentes critican el enorme peso en el panorama mediático nacional de la SRG SSR, y el supuesto perjuicio que los medios públicos representan para la iniciativa privada. Por su parte, el Gobierno ha propuesto una drástica reducción del impuesto, que pasaría de 452 a 365 francos a partir de 2019, esperando que esta rebaja haga menos atractiva la iniciativa No Billag.

Como ya es habitual en este país, la fractura entre la opinión pública francófona y sus vecinos mayoritarios de habla alemana es enorme. Mientras que los latinos rechazan el No Billag, los suizos de habla alemana parecen estar pensándoselo. Aunque el mayor enemigo de la SRG SSR es la UDC/SVP, el partido de derecha nacionalista, cuya diputada Céline Amaudruz ha llegado a acusar a la corporación de “gozar de una situación de privilegio rayana en el monopolio”.

El diario Tages Anzeiger publicó un estudio de la Universidad de Zúrich que ha dado munición a la derecha. En el informe se da cuenta de que “hasta el 75% de los periodistas de la SRG SSR serían de izquierdas, o estarían cercanos a posiciones de izquierda”. Este argumento fue esgrimido con vigor por la UDC/SVP como prueba definitiva de la inutilidad de financiar medios vistos como poco cercanos al sentimiento popular. Aunque posteriormente los investigadores precisaron que la querencia de los periodistas por la izquierda se aplica a “todos los medios, incluidos los privados”. El estudio se ha basado en encuestas a mil periodistas en activo.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.