Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Teresa Campos pide volver “un poco más” a la televisión

La presentadora, de 76 años, cree que todavía no ha llegado el momento para decir adiós y busca un formato para regresar

María Teresa Campos junto a Bertín Osborne.
María Teresa Campos junto a Bertín Osborne. Twitter

María Teresa Campos abrió las puertas de su espectacular mansión —" aquí está el trabajo de mis últimos años"— para recibir a Bertín Osborne en Mi casa es la tuya. El programa fue algo parecido a una reedición del formato de Las Campos ya que la presentadora estuvo acompañada de sus hijas, Terelu y Carmen, no así de su pareja Edumundo Bigote Arrocet. Eso sí, esta vez todas midieron sus palabras en un intento de no provocar la polémica que levantó el reality show en su día. La emisión fue, en cierta medida, el regreso de la presentadora tras el ictus que sufrió en primavera ya que solo pisó un plató hace un mes para asistir a un debate de Gran Hermano y lo hizo brevemente y visiblemente contrariada, tanto que se marchó antes de acabar. Campos aprovechó las dos horas de programa para dos cosas: mostrar su casa que tiene en venta hace dos años y reclamar trabajo. La audiencia acompañó con un 18,2% de cuota de pantalla.

La presentadora de 76 años cree que todavía no es el momento de retirarse y quiere quedarse "un poco más". Tras adular a Paolo Vasile, su jefe en Telecinco, por lo mucho que se ha preocupado por ella durante la enfermedad aseguró que están buscando la manera de volver.  "Hemos estado buscando el formato adecuado para volver. Yo me puse buena para final del verano, y ya estaba toda la parrilla completa. Aún así, estamos buscando un formato para mí, que los hay". Campos insinuó que su enfermedad tuvo que ver con los disgustos y con lo mal que lo pasó tras la supresión de su último programa Que tiempo tan feliz que estuvo en pantalla ocho años. "Si yo hubiera hablado antes.... no hubiera pasado lo que pasó", declaró enigmática.

Lo que sí contó es que antes de sufrir el ictus tuvo tres avisos.  "Yo casi me lo había diagnosticado, aunque sin la palabra ictus, sino diciendo que me va a dar algo en la cabeza. Me empezaron a pasar cosas en una época de mi vida". Sobre como empezó a darse cuenta de lo que le ocurría, la presentadora afirma que "un día al salir de la ducha noté que me mareaba. Ya me habían dado tres avisos. El primero fue en el plató, al presentar a un invitado. El segundo fue en una entrega de premios, que tuve que salir con Edmundo porque notaba que no podía ver bien".

También habló de su relación con Bigote Arrocet. "A mi edad me parece ridículo casarme". "Me parece muy bien que una pareja que quiera tener hijos se case para formalizar la pareja. Para mí, la mujer de la vida de Edmundo Arrocet se llamaba Rocio Corral. De todas formas, no me lo ha pedido nadie".