Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

Muere Nutmeg, ‘el gato más viejo del mundo’, a los 32 años

El Libro Guinness de los Récord no le reconoce el título porque su edad no se puede certificar

Nutmeg con sus dueños, Liz e Ian Finlay.
Nutmeg con sus dueños, Liz e Ian Finlay.

El gato británico Nutmeg, que significa nuez moscada en inglés, ha muerto tras gastar sus siete vidas y las siete de todos los mininos del vecindario. Este gato atigrado eligió a sus dueños, la pareja compuesta por Liz y Ian Finlay, al aparecer en su patio trasero para quedarse una tarde de 1990. Según les dijeron los veterinarios por el estado de sus dientes, tenía una edad aproximada de cinco años cuando fue adoptado por esta familia de Blaydon, cerca de Newcastle, en el nordeste de Inglaterra. Con ellos, ha cumplido un total de 27 hasta alcanzar la sorprendente edad de 32. La esperanza de vida de los gatos domésticos es de unos 12 y se calcula que los 32 de Nutmeg equivalen a 144 humanos. Según su familia, era el gato más viejo del mundo del que se tenía noticia hasta su muerte, ocurrida hace unos días. Pero es un título oficioso.

Tal como recoge el blog Madness Hub, el animal sufrió dificultades respiratorias a finales de agosto, a lo que se sumó una insuficiencia cardíaca que ya no pudo superar. A principios de septiembre, fue sacrificado y el pasado día 14, la página de Facebook del centro veterinario Westway Vets, donde lo trataban, dio la triste noticia. "Westway Vets se lamenta en anunciar la muerte de 'Nutmeg' después de una vida increíblemente larga. Nuestras sentidas condolencias a Liz e Ian". "Había llegado a cierta edad y sabía que era su hora de irse. Empezó a ponerse muy delgado y se rindió", cuenta su dueño.

De haber alcanzado los 32 que se cree que tenía, Nutmeg habría superado ampliamente a Scooter, un gato siamés de Texas que murió en mayo de 2016 a la edad de 30 años con el título oficial del gato más viejo del mundo. Así lo reconoció el Libro Guinness de los Récord, que validó la documentación presentada por su dueña, Gail Floyd. Sin embargo, el pasado callejero de Nutmeg hace que no cuente con papeles similares, por lo que el Libro Guinness no lo considera un gato de récord.

Sus dueños explican en el blog que la muerte del gato ha dejado un enorme agujero en sus vidas y que más que a una mascota, han perdido "a un amigo". "Siento que me han arrancado el corazón. Tenía un enorme carácter y era muy querido", confiesa Liz. "No puedo explicar con palabras cuánto le echamos de menos. Ha dejado un gran vacío en nuestras vidas, pero sentimos que su espíritu está todavía con nosotros", añade Ian, que tiene su particular teoría sobre la causa de la extrema longevidad del animal: "Él no era nuestro gato, nosotros éramos sus seres humanos y él nunca nos dejó olvidar eso. Creo que ese fue el secreto de su larga vida". "Probablemente está ahí arriba haciendo travesuras", espera Ian

El director gerente del grupo veterinario Westway, Jason Atherton, considera e este gato como una "verdadera excepción". "Tener gatos de 20-21 años registrados es cada vez más común, pero 'Nutmeg' era 10 años mayor que nuestros pacientes felinos más longevos", explica al Chronicle. "Los gatos viven más tiempo gracias a una mejor nutrición, un mejor cuidado y un mejor control veterinario", añade.

Nutmeg, que cuando llegó a las vidas de sus dueños estaba en muy mal estado por un absceso en el cuello, estuvo a punto de morir en 2015 de una apoplejía, pero la superó. Se hizo famoso el año pasado, cuando las imágenes de su 31 cumpleaños dieron la vuelta al mundo. En la actualidad, Corduroy, de 26 años, es oficialmente el gato más mayor del mundo, Vive con su dueña, Ashley Reed Okura, en Sisters (Oregón, EE UU). Y, claro está, tiene cuenta de Instagram

Unpublished candid photo of Corduroy from a year ago. #tbt #oldestlivingcat #sircorduroy

Una publicación compartida de Corduroy (@oldestlivingcat) el

Más información