Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felicitaciones

Ahora que los ecos de la publicación del ranking de Shanghái se van apagando, es el momento de felicitar a nuestras Universidades por seguir figurando, año tras año, en los rankings. Y es que no se suele reparar lo suficiente en lo que ello supone habida cuenta de los obstáculos a los que tiene que enfrentarse. Sin ir más lejos, el del vigente sistema nacional de evaluación de la actividad investigadora. Un punto clave desde el que se organizan nuestras Universidades al premiarse con menos docencia a los profesores que la superan y castigarse con más a los que no. Pues bien, hoy por hoy, los comités que evalúan la investigación pueden aprobar y suspender las mismas aportaciones científicas sin mayores problemas. Si aun así, con semejante “discrecionalidad técnica”, algunas Universidades españolas consiguen colocarse, año tras año, entre las 300 mejores del mundo, no cabe duda de que tenemos un sistema universitario mucho mejor de lo que se piensa.— Aurelio de Prada Garcia. Madrid.

 

 

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.