Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Melania Trump se viste (otra vez) de Delpozo

La primera dama regresa de sus vacaciones con un modelo de tres tonos y amplia falda de la firma española

Melania Trump
Melania Trump, con su esposo el presidente de EE UU y el hijo de ambos Barron. AP

Melania Trump ha vuelto a confiar en la moda española. La primera dama de EE UU ha optado por segunda vez desde que está en la Casa Blanca por un modelo de Delpozo. Lo ha hecho para regresar a la residencia oficial tras 17 días de vacaciones. Se trata de un traje en tres tonos- blanco, gris y amarillo- con una falda de gran vuelo, uno de los patrones que más le gusta lucir a la esposa del presidente.

Fue el 7 de julio cuando  Melania Trump sorprendió por primera vez con un modelo de la marca española Delpozo durante su visita oficial a Polonia. Perteneciente a la colección Pre-Fall 2017 de la firma capitaneada por Josep Font, la prenda fue un vestido azul marino tres cuartos de neopreno con un precio de venta al público de 2.500 euros. Desde Delpozo informaron que “se lo compró ella, no tenemos más datos. Es probable que en alguna tienda tipo Bergdorf Goodman o Saks”. En esta ocasión todo hace pensar que Melania Trump ha recurrido a la misma fórmula para hacerse con un diseño de este firma.

Detrás de los vestidos de la primera dama de EE UU está Stephanie Winston Wolkoff, su asesora más cercana. Winston, toda una amante de la moda, trabajó largo tiempo montando eventos para Vogue mano a mano con Anna Wintour, fue también directora de moda del Lincoln Center y en 2012 montó su propia agencia SWW, con clientes como el Council of Fashion Designers of America. 

Donald J. Trump y Melania Trump, con un diseño de Delpozo a su llegada a Polonia.
Donald J. Trump y Melania Trump, con un diseño de Delpozo a su llegada a Polonia. GETTY

Delpozo, que también vistió a Michelle Obama en su visita a España cuenta ya con dos primeras damas entre sus clientas.

Una de las cuestiones que planeaba sobre Melania Trump desde que su esposo fue elegido presidente de Estados Unidos era el nombre de los diseñadores que la vestirían en su nueva etapa. Tommy Hilfiger fue uno de los primeros que aseguró a Women's Wear Daily que "los diseñadores deberían estar orgullosos de vestir a Melania Trump".

La figura de primera dama de EE UU suele ser, por sí sola, una gran embajadora de las firmas locales conocidas y también de las que están empezando. En el caso de Michelle Obama, combinó alta costura con modestas marcas, dándolas a conocer en todo el mundo. Melania ha optado por hacer todo un alarde de su poderío.