Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Era necesario?

Alfonso Guerra ha dirigido y presidido la Fundación Pablo Iglesias durante los últimos 10 años. Quienes conocemos a Alfonso Guerra y a la fundación sabemos que es el mejor para esa tarea. La dirección del PSOE ha decidido prescindir de él, y para ello le ha ofrecido la presidencia de honor. Es decir, nada. Me pregunto por qué lo han hecho. Somos muchos los que no encontramos la respuesta a una decisión tan incomprensible como injusta. Queden estas líneas como testimonio de reconocimiento y solidaridad con Alfonso Guerra.— Ramón Jáuregui. Bruselas (Bélgica).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.