Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En prisión, el hombre que asaltó la frontera de Melilla con un cuchillo

El arrestado está siendo investigado por desobediencia, amenazas y desórdenes

Prision Melilla
Secuencia del momento en que los agentes reducen al atacante de Melilla, este martes. AFP

El hombre armado con un cuchillo que irrumpió este martes en el puesto fronterizo de Beni-Enzar de Melilla al grito de "Alá es el más grande" irá a prisión provisional acusado de desobediencia, amenazas y desórdenes, según han informado desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.  El arrestado, un marroquí de 29 años, ha declarado ante el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Melilla, donde ha sido sometido a una serie de exámenes para valorar su imputabilidad. Finalmente, la juez ha acordado mantenerle en prisión comunicada y sin fianza.

El hombre irrumpió ayer a las 7.45 de la mañana en el puesto fronterizo de Beni-Enzar al grito de "Alá es el más grande" y "Alhucemas, libertad" y llevando un cuchillo de grandes dimensiones. Vestido con una camiseta y un pantalón corto entró en la zona de paso de los vehículos armado con un cuchillo de grandes dimensiones y amenazó a los agentes españoles encargados del control de camiones y coches. Los agentes le redujeron sin necesidad de utilizar sus armas de fuego, gracias a que uno de ellos cogió una de las barreras de plástico triangulares de gran tamaño que se utilizan para controlar el paso de vehículos y, por la espalda, se la tiró a la cabeza.

Horas después, fuentes de la lucha antiterrorista descartaban la motivación yihadista en el suceso y lo reducían al ataque de una persona con sus capacidades mentales perturbadas. Otras fuentes policiales añadían que el mismo individuo ya había protagonizado un incidente similar solo unos días antes en el mismo lugar de la frontera con Marruecos al intentar cruzarla sin documentación. En esa ocasión fue devuelto al país vecino sin incidentes, ya que no iba armado.

Fe de errores

En una versión anterior de este artículo se aseguraba que el arrestado por el asalto de Melilla había quedado en libertad sin cargos por un error de la agencia de información EFE.

Más información