Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ya se puede dar el pecho en Apple

La compañía es la primera en incorporar la imagen de una mujer amamantando a su bebé a su catálogo de emojis

El emoji de la madre dando el pecho de Apple.
El emoji de la madre dando el pecho de Apple.

La lactancia materna perdió terreno en el mundo porque se dejó ganar varias batallas, una de ellas la de imagen. ¿Por qué las salas de lactancia de los centros comerciales e instituciones públicas tienen el icono de un biberón? ¿Por qué todavía hay quien se escandaliza cuando ve a una madre dando el pecho en un lugar público o se la conmina a dejar de hacerlo? ¿Por qué se vetan estas fotos de las redes sociales o por qué lo único que se le puede dar a un bebé en WhatsApp es leche de fórmula? En este campo de la visibilidad y la sensibilización, se acaba de producir una pequeña victoria: la llegada del emoticono de una madre dando de mamar a su bebé.

La idea partió de una enfermera del Colegio Universitario del Hospital de Londres, Rachel Lee, que presentó su propuesta en septiembre de 2016 al Consorcio Unicode, un organismo sin fines de lucro que establece el estándar mundial para emojis y caracteres de texto. En su petición, Lee explicaba que "la falta de un emoji de lactancia materna representa una laguna en el catálogo, dada su prevalencia en las culturas de todo el mundo y a lo largo de la historia". Entre los datos que aportaba, la enfermera comparaba las "tres millones de madres" que dan el pecho al año en EE UU frente a las solo 67.230 que juegan al hockey, deporte para el que sí existe representación. También alegaba que en EE UU por cada bebé que es alimentado con leche artificial, cuatro toman teta. A su juicio, el emoji de la lactancia materna se usaría cinco veces más a menudo que el del bibe.

Berenice Morzone, una nutricionista argentina, también presentó una petición e inició una recogida de firmas en Change.org, en la que recuerda que la "tecnología forma parte de cada uno de nosotros y atraviesa barreras geográficas, idiomáticas y culturales" por lo que si se logra "contar con este valioso emoticón prolactancia materna, su esencia y mensaje llegará a todo el mundo, sembrando una semilla de reflexión y esperanza para mejorar y valorar los derechos de los niños y de las mujeres". Cuando fue propuesto en la Emojipedia, fue uno de los iconos más votados en 2016.

Unicode aceptó la propuesta e incorporó la imagen entre los 56 nuevos emojis que contiene su versión 10.0 de este 2017, junto con el mago, el zombie, la elfa y la mujer musulmana con pañuelo. Con el nombre de Breast-Feeding (amamantamiento en inglés), muestra a una mujer de frente dando el pecho a un bebé y se puede usar con varios tonos de piel. 

El 30 de junio se lanzó la actualización y el paso siguiente es que los fabricantes de software como Apple, Google, Microsoft o Samsung diseñen versiones para sus plataformas. Este lunes 17 de junio, Día Mundial del Emoji, Apple tomó la delantera y anunció que lo incorporaba junto con otros 68 emojis a su catálogo en la nueva versión de iOS, por lo que en sus productos se podrá dar el pecho en breve, probablemente este mismo otoño. Android ha anunciado por su parte la incorporación de 69 nuevos iconos, entre ellos el de la lactancia, a su nuevo sistema operativo Android O antes de final de año. En Twitter, la llegada del nuevo emoji ha sido muy celebrada.

¿Es un emoticono más? Pues no, porque estamos hablando de la alimentación y la salud de los bebés. Tal y como recuerda el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, la OMS y Unicef recomiendan iniciar la alimentación al pecho en la primera hora de vida y continuar en exclusiva durante los primeros seis meses y, complementada con otros alimentos, hasta los dos años. Los datos publicados en 2016 por Unicef indican que solo un 43% de los niños —dos de cada cinco—  siguen tomando solo pecho a los seis meses. "Muy preocupante resulta el hecho de que en muchas regiones —Europa entre ellas— este porcentaje es solo del 30%", subraya el comité. En España, el porcentaje desciende al 28.5%.

"Me parece bien [que se cree el emoticono] y me alegro, pero no creo que sea algo realmente importante", responde vía email el pediatra y escritor Carlos González, uno de los grandes expertos en lactancia materna en España y autor del libro Un regalo para toda la vida. "Un permiso de maternidad de dos años, eso sí que sería un notición" para el avance de la lactancia materna, agrega. Para González, también "sería más importante" que el emoji "una ley que dijera claramente, como ya ocurre desde hace años en algunos Estados de EE UU, que cualquier mujer tiene derecho a dar de mamar en cualquier lugar en que ella y su hijo tengan derecho a estar".

Sin embargo, como el propio pediatra recuerda, "esas leyes tuvieron que hacerlas porque tenían algunos casos de mujeres arrestadas por dar el pecho. En España el problema no es tan grave y, por tanto, esta ley no es tan necesaria". En segundo lugar de lo que considera esencial, cita que "en aeropuertos, centros comerciales y similares el símbolo del bebé (para anunciar salas de lactancia, cambiadores o similares) no fuera un biberón, sino simplemente un bebé en brazos". "Pero el dibujito del móvil, francamente, lo veo tan poco importante... ¿Han aumentado las ventas de discos de flamenco desde que existe el emoji de la flamenquita? Empezamos por una carita sonriente o una triste, pero ahora ya hay emojis de todo y de su contrario, como en la biblioteca de Borges, cada vez hay más y al final es bastante irrelevante", concluye.

Por su parte, el pediatra Jesús Martínez, autor del libro y de la comunidad de Facebook El medico de mi hij@sí cree que es un paso "importante, no tanto para el fomento de la lactancia sino para su visibilización". "El paso de la censura en Facebook y otras redes sociales de fotos de madres lactantes, del aparheid de algunos locales y negocios públicos y de las detenciones por ser ilegal en algunos Estados del mundo a que haya un simple y bobo emoji es un gran paso para la humanidad. Simple, pero punto de inflexión en las redes sociales", explica con mucho humor, también vía email. "Todavía queda mucho por recorrer, evidentemente", añade.

De la misma opinión es el pediatra José María Paricio, autor del libro Tú eres la mejor madre del mundo y promotor de la web de compatibilidad de medicamentos con la lactancia e-lactancia.org, al que le parece "muy bien" que nazca "un emoticón así". "Vivimos en una cultura de lactancia artificial y hay pegas y problemas para todo lo que sea la lactancia materna. Vivimos también en una cultura de imagen, de lo inmediato, de las comunicaciones instantáneas, así que un emoticón de lactancia, de lactancia materna, es positivo y bienvenido", contesta vía email. "Todo suma, todo cuenta y si ya hay uno de biberón, el de lactancia hace mucha falta para normalizarla", añade el pediatra, uno de los mayores expertos en España sobre lactancia, cuya labor de estudio y divulgación explica en el blog Una maternidad diferente.

A Gema Cárcamo González, presidenta de Multilacta, un grupo de apoyo a la lactancia materna fundado en 2007 y especializado en apoyo a la lactancia materna en partos múltiples (gemelos, trillizos o más), también le parece "bien, porque se trata de normalizar la lactancia materna". A su juicio, "darle un espacio en los emojis permite que el mundo sepa que lactar es un estado de la vida completamente normal que hay que aceptar y acompañar". "Me alegra que se haya tenido en cuenta y que así la hagamos más visible", subraya esta asesora, para añadir que "podría haber varios emojis" relacionados con la lactancia materna, "para mamás de uno, para mamis gemelos o más y para lactancias con niños más mayores" que tienen "tan poca aceptación social".

Desde la Liga de la Leche, que se fundó en 1956 y atiende a madres de 63 países, consideran "estupendo que una etapa normal en la vida de la mujer y de los bebés, como es la lactancia materna, tenga su propio emoticono". "Aunque pueda parecer banal, cualquier avance en la normalización de la lactancia es motivo de alegría", señalan también en un correo electrónico.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información