Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antártida, mujeres y liderazgo

En marcha ya la segunda expedición de expertas al continente más Austral para estudiar los impactos del cambio climático. Tres de las 76 protagonistas de la primera edición cuentan su experiencia

Grupos de científicas se acercan a la orilla en barcos asistentes y se preparan para explorar en tierra.
Grupos de científicas se acercan a la orilla en barcos asistentes y se preparan para explorar en tierra.

Un viaje en barco, con la Antártida como telón de fondo, reunió a 76 científicas de todo el mundo con el propósito de estudiar los impactos del cambio climático y visibilizar la importancia de la mujer en la ciencia y en roles de liderazgo.

La expedición fue impulsada por Homeward Bound, una iniciativa australiana que busca empoderar al género femenino a fin de ayudar, animar y conectar a mujeres dispuestas a contribuir a nivel local y global para crear un mundo sostenible desde cualquiera de los campos de la Ciencia. La primera edición se llevó a cabo en 2016 y zarpó finalmente a la Antártida en diciembre del año pasado; la segunda ya tiene seleccionadas —con dos españolas abordo— y saldrá hacia el al continente más Austral de la Tierra en 2018. ¿Qué les espera? Tres participantes relatan su experiencia.

“Me enteré sobre la expedición a través de una página en Internet llamada Women in Polar Science. Justamente estoy estudiando un doctorado sobre la pérdida de masa de glaciares en Alaska y también trabajo con un programa llamado Inspiring Girls que lleva a mujeres jóvenes a vivir una experiencia de Ciencia y montañismo en un glaciar. Cuando escuché acerca de esta expedición supe que era algo perfecto para mí porque incluía muchos de los temas que me interesan como el cambio climático, la sostenibilidad y la necesidad de acercar a las niñas y mujeres a la Ciencia. Desde todos los ángulos me parecía algo fantástico”. Quien habla es Joanna Young, una experta canadiense con estudios en Astrofísica, Filosofía de la Ciencia, y Geofísica.

Las participantes llegaron hasta la ciudad de Ushuaia, en Argentina, y desde allí comenzaron el viaje que se prolongó durante 20 días

A la meteoróloga escocesa, Alison Davies, le ocurrió algo similar: “Encontré la página en Internet y las palabras 'Antártida', 'mujeres' y 'liderazgo' rápidamente me llamaron la atención. Siempre quise conocer la Antártida desde que era una niña y este programa reunía varios de mis intereses. Entonces no lo dudé, era algo ideal para mí”, comenta.

Para Deborah Pardo, francesa y especialista en Demografía, dinámica de población y Ecología evolutiva; la situación fue bastante diferente: “Me enteré del programa mientras estaba en mi licencia por maternidad, hace dos años atrás. Trabajaba desde mi casa porque necesitaba obviamente ocuparme de mi bebé y al mismo tiempo estaba asistiendo a una estudiante con sus estudios de posgrado. Ella fue quien me dijo ‘deberías aplicar a este programa’, entonces comencé a buscar información y no tuve ni que pensarlo, quise formar parte desde el primer momento”, recuerda.

Las participantes que fueron seleccionadas para integrar la expedición llegaron hasta la ciudad de Ushuaia, en Argentina, y desde allí comenzaron el viaje que se prolongó durante 20 días en los que se dedicaron a explorar los impactos del cambio climático en la zona más austral del planeta.

El grupo de científicas que participaron de la expedición
El grupo de científicas que participaron de la expedición

Pardo, quien cuenta con varios años de experiencia interpretando los efectos relativos al impacto humano y del cambio climático en especies en peligro de extinción, explica: “Durante el viaje estuvimos observando el lugar y conversando mucho con otros científicos que han estado estudiando los glaciares. Sus investigaciones muestran que hay algunos que efectivamente se están achicando y que la cantidad de agua está cambiando completamente los ecosistemas. Es decir, debido a todo ese hielo que se derrite, el agua de los océanos está siendo modificada, tiene una composición diferente y, en consecuencia, impacta en todas las cadenas alimenticias del mundo natural que nos rodea”.

Y agrega: “Absolutamente toda la flora y fauna marina se ve afectada por este proceso. No sabemos todavía lo que va a suceder y cuáles van a ser las implicaciones en el largo plazo, lo que si podemos saber es que está sucediendo. En la actualidad, el cambio climático afecta a todas las zonas y pueblos del mundo”.

A la Antártida la consideramos tan remota que creemos que no puede ser afectada por las acciones humanas

Joanna Young, participante en la expedición

Young, que además de estudiar sobre Alaska, trabaja y vive allí, brinda una observación de primera mano sobre ambos polos geográficos: “Hoy en día, la tasa de cambio de temperaturas en el Ártico es del doble si lo comparamos con el resto del globo. Por tanto, hay varios cambios dramáticos en curso, desde la desaparición del hielo marino hasta la alteración en los patrones de migración de las aves. Incluso he presenciado el retiro de glaciares en los siete años que he vivido aquí. Por otro lado, a la Antártida generalmente la consideramos tan remota que creemos que no puede ser afectada por las acciones humanas. Sin embargo, los impactos del cambio climático también se están sintiendo. Aprendí que algunas colonias de pingüinos están disminuyendo en número debido a que tienen un acceso limitado a sus fuentes de alimento, mientras que otras especies de plantas y animales migran aún más al sur a medida que las temperaturas aumentan”.

Por su parte, Davies sostiene: “Como meteoróloga creo que avanzar en los estudios sobre las condiciones del tiempo y el cambio climático es muy importante. Necesitamos incrementar la capacidad de liderazgo femenino en estas áreas, comprender bien estos asuntos tan complejos y poder ser modelos a seguir para la ciudadanía. Así podremos empezar a influenciar a quienes tienen la tarea de tomar decisiones para que diseñen políticas que sean compatibles con un ambiente afectado por el cambio climático”.

Vista desde el barco principal utilizado durante el viaje, cerca de Paradise Bay, en la Península Antártica. ampliar foto
Vista desde el barco principal utilizado durante el viaje, cerca de Paradise Bay, en la Península Antártica.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Dos investigadoras del CSIC participarán en el proyecto

EFE

Dos investigadoras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC) han sido elegidas para participar en la segunda edición del Homeward Bound Project, la iniciativa internacional de liderazgo científico y estratégico dirigida a impulsar el papel de la mujer contra el cambio climático.

Son Ana Payo, investigadora de los efectos de la variabilidad ambiental y las perturbaciones en las poblaciones de aves marinas, y Nerea Quesada, quien investiga las enfermedades fúngicas emergentes que afectan a las poblaciones marinas, han sido las españolas elegidas para formar parte de esta iniciativa internacional.

“Participar en este proyecto es una gran oportunidad y un honor, ya que se trata de una gran plataforma tanto de difusión y visibilidad, como de formación”, ha comentado Payo en un comunicado del CSIC.

Durante todo el año que dura la iniciativa, las seleccionadas de todo el mundo recibirán formación especializada en técnicas de liderazgo, búsqueda de financiación, relaciones internacionales y gestión de equipos.

La iniciativa, que en 2016 celebró su primera edición, fue creada por la empresaria Fabian Dattner y la ecóloga marina Jessica Melbourne-Thomas desde Australia con el apoyo de instituciones del país y de empresas internacionales.

Más información