Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rocío Carrasco y Antonio David Flores, 17 años en guerra

La hija de la fallecida Rocío Jurado y su exmarido vuelven a copar las revistas por su nuevo enfrentamiento judicial

Rocío Carrasco y Antonio David Flores, el pasado lunes en el juzgado de Alcobendas (Madrid).
Rocío Carrasco y Antonio David Flores, el pasado lunes en el juzgado de Alcobendas (Madrid).

Rocío Carrasco ha vivido siempre bajo la atenta mirada de los paparazis por ser la hija de la cantante Rocío Jurado y el boxeador Pedro Carrasco. En 1996, con 18 años, protagonizaba sus propios titulares por su boda y su primera maternidad junto al entonces Guardia Civil Antonio David Flores. Solo cuatro años después, su batalla por el divorcio y la custodia de sus dos hijos acaparaban horas de televisión y las revistas del corazón. Y esta semana parece que se ha viajado 17 años en el tiempo, pues ambos vuelven a ocupar las portadas de las revistas y los programas de cotiellos por su encuentro en los juzgados de Alcobendas (Madrid) el pasado lunes.

Antonio David Flores con su mujer, Olga Moreno, y su hijo David, el lunes a su llegada a los juzgados.
Antonio David Flores con su mujer, Olga Moreno, y su hijo David, el lunes a su llegada a los juzgados.

El exmatrimonio se ha enfrentado de nuevo por la custodia de su hijo menor, David. El pasado otoño, Rocío Carrasco interpuso una demanda contra Antonio David Flores por incumplimiento de la custodia, pues el niño debía haber regresado con su madre y en vez de ello su padre esperó varios meses a que cumpliera la mayoría de edad y ya pudiera elegir con quién vivir. Hoy el joven ya puede vivir libremente con su padre, así que el lunes Carrasco y sus abogados decidieron retirar la demanda interpuesta por romper los acuerdos de custodia que ya no se aplican.

Un nuevo episodio en su batalla que les ha devuelto a todas las revistas, con acusaciones por parte del ex Guardia Givil asegurando a las puertas de los juzgados que fue su exmujer quien avisó a la prensa de la cita judicial. "Ha habido encuentro entre madre e hijo, pero me ha roto el alma que no le haya dado ni un beso a su hijo. Independientemente del juzgado, de estas historias y de toda esta guerra, porque no deja de ser una guerra, se me ha partido el alma", decía Antonio David Flores a los reporteros que se acercaron a los juzgados, de donde su exmujer, en cambio, entró y salió sin hacer declaración alguna. "Ella es la que os llama y os manipula [a los medios] para que estéis aquí", sentenció él. Palabras duras que el colaborador de televisión también pone en sus redes sociales: "La justicia no es venganza. La primera reconoce el fin y la segunda es cíclica y no tiene fin", escribía en su cuenta de Twitter tras su paso por el juzgado.

Algunas de las portadas de revista protagonizadas los últimos años por Antonio David Flores y Rocío Carrasco. ampliar foto
Algunas de las portadas de revista protagonizadas los últimos años por Antonio David Flores y Rocío Carrasco.

Sea como sea, él acudió acompañado de su actual mujer y de su hijo pequeño y todos se cruzaron con Rocío Carrasco, quien hacía más de un año que no veía a su hijo y cuya presencia en los tribunales no se esperaba. Según revelaron después en el programa de televisión Sálvame, el mismo en el que se ha sentado varias veces Antonio David Flores y de la misma cadena en la que Rocío Carrasco hace su carrera como presentadora, la hija de la desaparecida tonadillera no se quiso acercar a su hijo porque el martes tenía que ser sometida a una evaluación psicológica por otra demanda que tiene en marcha. Ayer de hecho, al ser preguntada por los periodistas cuando acudió a realizarse las pruebas periciales pertinentes, no soltó ni una palabra y se la vio especialmente afectada.

Desde hace años Rocío Carrasco, Rociíto, ha protagonizado sus propias portadas (la última, la de su boda con Fidel Albiac —a la que afirma que su hijo no pudo ir porque estaba con su padre—) y ha vuelto a la televisión como presentadora del (fallido) programa Hable con ellas. Todo ello mientras trataba de mostrarse indiferente a las polémicas declaraciones que continuamente han lanzado en los medios contra ella tanto su exmarido como la hija mayor de ambos, Rocío Flores Carrasco (quien no quiere saber nada de su madre) o su hermana Gloria Camila.

Rocío Carrasco, el martes a su salida de los juzgados de Madrid.
Rocío Carrasco, el martes a su salida de los juzgados de Madrid.

En cualquier caso, y aunque se ha retirado la demanda por el quebrantamiento de custodia, hay otro frente abierto y material para revistas y programas de televisión para un tiempo. Un juzgado de Madrid ha admitido la denuncia de Rocío Carrasco que interpuso a finales de 2016 contra su exmarido por presuntos malos tratos psicológicos continuados por las declaraciones sobre ella que ha hecho en los medios desde que se divorciaron hace 17 años.