Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 14 de julio

Ese 14 de julio de 1789 no era un martes cualquiera; tampoco una rebelión, como pensaba Luis XVI, sino toda una revolución. La Toma de la Bastilla —símbolo del absolutismo monárquico— escribía la primera página del despertar de Europa hacia la modernidad, hacia la lucha por la libertad. El pueblo francés marcaba el camino a seguir. La Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano, la primera Constitución europea, la I República… son la semilla que hizo brotar a la Europa de la liberté, egalité y fraternité; la Europa que hoy más que nunca se necesita. El 14 de julio, fiesta nacional francesa, es el día en que comenzó la historia contemporánea, el día en que el pueblo se dio cuenta de que le jour de gloire est arrivé.— Antonio Martín Barrachina. Rubielos de Mora (Teruel).

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.