Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una foto hecha en Cádiz para ilustrar el falso asesinato de nueve niños en Acapulco

Un bulo sobre el hallazgo de los cadáveres de menores usa la imagen de una 'perfomance' de 2016

Foto de la 'performance' organizada por Sara Cantos y José Sánchez Hachero y usada para difundir el bulo.
Foto de la 'performance' organizada por Sara Cantos y José Sánchez Hachero y usada para difundir el bulo.

“Los cuerpos tienen fuertes golpes en la cara y en sus extremidades, que son signos de que primero fueron maltratados hasta la muerte y posteriormente arrojados al mar”. Así comienza una falsa información sobre el hallazgo de nueve cadáveres de niños en una playa de Acapulco (México). El bulo, difundido desde principios de junio por varios portales mexicanos y compartido por lectores asustados en Facebook, está ilustrado con una fotografía que muestra supuestamente los cuerpos de algunos de los menores. Pero la imagen está descontextualizada: fue tomada un año antes en Cádiz para retratar una performance que denunciaba la muerte de miles de refugiados en su intento de cruzar el mar Mediterráneo para llegar a Europa.

La información, que ya ha sido desmentida y borrada de algunos medios que la habían publicado, pretende en todo momento pasar por cierta, tanto por los detalles que ofrece sobre el supuesto asesinato como por la referencia a organismos oficiales. Alude, por ejemplo, al “Servicio Médico Forense”, que, según el texto, se ha hecho cargo de los cuerpos. Describe, además, el estado en el que fueron hallados los cadáveres, especifica que se trataba de cinco niños y cuatro niñas y menciona que la principal hipótesis de la investigación es que los menores fueron secuestrados y sus familias no pagaron el dinero que les demandaban los raptores para el rescate.

Y para dar mayor realismo, el bulo incluye la supuesta fotografía del crimen. Pero la propia imagen esconde la primera pista que lleva a deducir que la información es falsa. El texto indica de forma expresa que “se prohibió totalmente acceder a la escena de los hechos”. ¿Y cómo obtuvo entonces el medio una foto de los cuerpos? La imagen carece de pie de foto y no se explica cómo se consiguió, si ha sido facilitada por las autoridades o si la filtró alguien cercano a la investigación.

La verdad es que la fotografía fue tomada el 6 de junio de 2016 en la playa de Santa María del Mar de Cádiz durante una perfomance que pretendía ilustrar la tragedia de los refugiados que pierden la vida en el Mediterráneo cuando intentan cruzar el mar para arribar a Europa. Los periodistas gaditanos Sara Cantos y José Sánchez Hachero, con la ayuda de 50 extras, intentaron recrear así la muerte de 117 migrantes que acaban de perder la vida en un naufragio y cuyos cuerpos habían aparecido en la costa de Libia.

Sin embargo, más allá de la imagen, la mentira tiene otro elemento que la desenmascara: el ya manido recurso del miedo que emplean los bulos. No solo describe con crudeza las atrocidades que sufrieron los niños, sino que en un intento de ser viral concluye con una petición de difusión de la supuesta noticia para proteger a otros menores: “Si su indignación es sincera, comparta esta información”.

Si quieres denunciar alguna información que crees que es falsa escribe a hechos@elpais.es

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Más información