Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete tesoros mundiales bajo las aguas

La Unesco designa siete ejemplos de protección del patrimonio cultural subacuático. Cuatro de ellos son españoles

  • El pecio Bou Ferrer fue una nave mercante romana de gran tamaño que naufragó en el siglo I frente a las costas de Villajoyosa, en Alicante. Según destaca el Ministerio de Cultura en un comunicado, "es el único gran mercante del periodo romano, en todo el Mediterráneo, que combina un inigualable estado de conservación y una profundidad bajo el mar asequible a los arqueólogos subacuáticos". El 30 de mayo, la Conferencia de Estados Partes de la Unesco, organizada en París, designó siete ejemplos de buenas prácticas en materia de protección del patrimonio cultural subacuático: cuatro en España, dos en México y uno en Portugal. La excavación del pecio de Bou Ferrer fue uno de ellos.
    1El pecio Bou Ferrer fue una nave mercante romana de gran tamaño que naufragó en el siglo I frente a las costas de Villajoyosa, en Alicante. Según destaca el Ministerio de Cultura en un comunicado, "es el único gran mercante del periodo romano, en todo el Mediterráneo, que combina un inigualable estado de conservación y una profundidad bajo el mar asequible a los arqueólogos subacuáticos". El 30 de mayo, la Conferencia de Estados Partes de la Unesco, organizada en París, designó siete ejemplos de buenas prácticas en materia de protección del patrimonio cultural subacuático: cuatro en España, dos en México y uno en Portugal. La excavación del pecio de Bou Ferrer fue uno de ellos.
  • El pecio Bou Ferrer tiene una eslora de unos 30 metros. Fue un velero mercante que transportaba unas 2.500 ánforas, producidas en alfares como el de Villanueva de Puerto Real en Cádiz, según investigadores de la Universidad de Alicante.
    2El pecio Bou Ferrer tiene una eslora de unos 30 metros. Fue un velero mercante que transportaba unas 2.500 ánforas, producidas en alfares como el de Villanueva de Puerto Real en Cádiz, según investigadores de la Universidad de Alicante.
  • El pecio Cap del Vol, estudiado por el Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña, naufragó hace 2.000 años en la costa de El Port de la Selva (Girona). Transportaba ánforas de vino desde la provincia romana de Tarraconensis a la actual Narbona, en Francia. La investigación arqueológica de este pecio y del vecino Cala Cativa I es ejemplar, según la Unesco.
    3El pecio Cap del Vol, estudiado por el Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña, naufragó hace 2.000 años en la costa de El Port de la Selva (Girona). Transportaba ánforas de vino desde la provincia romana de Tarraconensis a la actual Narbona, en Francia. La investigación arqueológica de este pecio y del vecino Cala Cativa I es ejemplar, según la Unesco.
  • El pecio Cala Cativa I, como el vecino Cap del Vol, es lo que queda de un barco que se hundió en la costa de El Port de la Selva cuando transportaba vino por el Mediterráneo. Eran barcos de construcción autóctona y los expertos los consideran "íbero-romanos", según destaca Gustau Vivar, director del Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña.
    4El pecio Cala Cativa I, como el vecino Cap del Vol, es lo que queda de un barco que se hundió en la costa de El Port de la Selva cuando transportaba vino por el Mediterráneo. Eran barcos de construcción autóctona y los expertos los consideran "íbero-romanos", según destaca Gustau Vivar, director del Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña.
  • Miembros del Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña observan los restos del Cala Cativa I desde el submarino Ictineu 3. El aparato permite a los arqueólogos descender hasta los 1.200 metros de profundidad.
    5Miembros del Centro de Arqueología Subacuática de Cataluña observan los restos del Cala Cativa I desde el submarino Ictineu 3. El aparato permite a los arqueólogos descender hasta los 1.200 metros de profundidad.
  • El Museo de Arqueología de Cataluña ha inaugurado una exposición en Barcelona que recrea las embarcaciones de madera que transportaban ánforas de vino por el Mediterráneo hace 2.000 años.
    6El Museo de Arqueología de Cataluña ha inaugurado una exposición en Barcelona que recrea las embarcaciones de madera que transportaban ánforas de vino por el Mediterráneo hace 2.000 años.
  • El Deltebre I fue un barco de transporte militar de la Armada inglesa que se hundió en 1813 en la desembocadura del río Ebro, durante la Guerra de la Independencia Española. El objetivo del barco era asaltar y defender la ciudad de Tarragona para romper las líneas francesas. Sus restos se encontraron en 2008, a solo siete metros de profundidad. Entonces las autoridades decidieron excavar inmediatamente el pecio para evitar su expolio. La Unesco premia ahora aquella actuación.
    7El Deltebre I fue un barco de transporte militar de la Armada inglesa que se hundió en 1813 en la desembocadura del río Ebro, durante la Guerra de la Independencia Española. El objetivo del barco era asaltar y defender la ciudad de Tarragona para romper las líneas francesas. Sus restos se encontraron en 2008, a solo siete metros de profundidad. Entonces las autoridades decidieron excavar inmediatamente el pecio para evitar su expolio. La Unesco premia ahora aquella actuación.
  • Hace una década, una tormenta dejó al descubierto los restos de un barco de madera en la playa de El Portil, en Punta Umbría (Huelva). Los arqueólogos llegaron a la conclusión de que el denominado pecio de Matagrana era un barco construido según la tradición inglesa entre los siglos XVII y XVIII. La protección jurídica del patrimonio arqueológico subacuático en Andalucía es uno de los ejemplos de buenas prácticas a juicio de la Unesco.
    8Hace una década, una tormenta dejó al descubierto los restos de un barco de madera en la playa de El Portil, en Punta Umbría (Huelva). Los arqueólogos llegaron a la conclusión de que el denominado pecio de Matagrana era un barco construido según la tradición inglesa entre los siglos XVII y XVIII. La protección jurídica del patrimonio arqueológico subacuático en Andalucía es uno de los ejemplos de buenas prácticas a juicio de la Unesco.
  • Un cañón de bronce del siglo XVII fue recuperado hace un año frente a la playa de Carcavelos, en Cascaes (Portugal). La Unesco ha premiado el programa portugués para proteger 130 sitios con patrimonio subacuático en el Mar de Cascaes.
    9Un cañón de bronce del siglo XVII fue recuperado hace un año frente a la playa de Carcavelos, en Cascaes (Portugal). La Unesco ha premiado el programa portugués para proteger 130 sitios con patrimonio subacuático en el Mar de Cascaes.
  • La Unesco también ha reconocido el proyecto del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México para abrir un museo arqueológico subacuático en Playa Bonita, en la península de Yucatán. La imagen muestra una recreación de la instalación.
    10La Unesco también ha reconocido el proyecto del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México para abrir un museo arqueológico subacuático en Playa Bonita, en la península de Yucatán. La imagen muestra una recreación de la instalación.
  • La participación de las comunidades locales en la protección de su patrimonio cultural en el Nevado de Toluca (México) es una de las prácticas ejemplares designadas por la Unesco. El paraje tuvo un uso ritual desde hace 1.200 años hasta las primeras décadas del siglo XX, según los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). En el fondo de la llamada Laguna del Sol, los arqueólogos han hallado objetos de más de 700 años de antigüedad empleados en rituales, como restos de cerámica, púas de la planta maguey y maderos con forma de serpiente.
    11La participación de las comunidades locales en la protección de su patrimonio cultural en el Nevado de Toluca (México) es una de las prácticas ejemplares designadas por la Unesco. El paraje tuvo un uso ritual desde hace 1.200 años hasta las primeras décadas del siglo XX, según los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). En el fondo de la llamada Laguna del Sol, los arqueólogos han hallado objetos de más de 700 años de antigüedad empleados en rituales, como restos de cerámica, púas de la planta maguey y maderos con forma de serpiente.

Más información