Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chloë Grace Moret: belleza no es igual a delgadez

La actriz logra que se retire la publicidad de ‘Red Shoes & the 7 Dwarfs’ por su mensaje contra la diversidad del cuerpo femenino

La actriz Chloë Grace Moretz, el pasado septiembre en Nueva York.
La actriz Chloë Grace Moretz, el pasado septiembre en Nueva York. Greg Allen/AP

“Este cartel de dibujos de Chloë Moretz también parece, uh, cuestionable”, publicó en Twitter el periodista de New York Magazine Kyle Buchanan hace una semana durante el Festival de Cannes. En la foto que acompañaba el tuit, incluía el póster de la última película de la joven actriz, Red Shoes & the 7 Dwarfs. En el cartel se ve a dos chicas, una alta y delgada y otra bajita y más gordita, y se lee: “¿Y si Blancanieves ya no fuese guapa y los siete enanitos ya no fuesen tan pequeños?”.

Una semana después, el mensaje superaba los mil retuits y las críticas contra el tono machista y ofensivo de la campaña no se hacían esperar y ha sido finalmente retirado por la productora. La modelo de tallas grandes Tess Holliday era una de las primeras en responder, ofendida ante el mensaje del cartel. “¿Cómo ha sido aprobado esto por un equipo entero de marketing? ¿Por qué está bien decirle a los jóvenes que ser gordo es igual a ser feo?”, escribía en su cuenta de Twitter, mencionando a la actriz Chloë Grace Moretz, y consiguiendo mucho apoyo.

Pero la intérprete estadounidense, de 20 años, ya había respondido al periodista de New York Magazine, pidiéndole que “esperara a ver la película antes de juzgar”. “En realidad, es un sorprendente cuento feminista”, escribía, definiendo la película como “un cuento de hadas moderno”.

Según la sinopsis oficial, la cinta, una suerte de Blancanieves, es la historia de “una niña normal nacida en circunstancias extraordinarias, una princesa que no encaja en el mundo de princesas famosas… o en su talla de vestido”. Y en el tráiler difundido se ve cómo la princesa delgada y alta al quitarse el vestido se transforma en una joven más real. Es Regina, a la que pone voz Chloë Grace Moretz.

“La historia es poderosa para mujeres jóvenes y resonó conmigo”, intentó explicar este miércoles la actriz. Después de ver que las críticas continuaban, ella pareció entenderlas, se disculpó por la “ofensa que iba más allá de su control creativo” y pidió explicaciones al estudio del filme. “He revisado ahora por completo el marketing de Red Shoes, y estoy tan en shock y enfadada como todo el mundo, esto no fue aprobado por mí o mi equipo”, contó en su cuenta de Twitter, en la que tiene 3,2 millones de seguidores. “Por favor, sabed que se lo he dicho al productor de la película”.

Ante la polémica y las palabras de la actriz, la productora ha retirado la campaña promocional y publicado una disculpa por “la vergüenza o descontento que hubiera podido causar a los artistas o compañías involucrados” e insistiendo en que el mensaje del filme es justo el contrario, que busca “desafiar los prejuicios sociales de los estándares de belleza en la sociedad”.

En más de una ocasión, Chloë Grace Moretz ha contado que fue Jessica Chastain quien le influyó para darse cuenta de que todo papel que elija deja un mensaje en el público. A partir de ese momento, en todas sus películas espera ser un modelo para chicas de su generación o más jóvenes y con este filme de animación quería transmitir un mensaje de empoderamiento sin importar el físico exterior. Una lección que ella misma aprendió pronto gracias a su madre, que no le dejó someterse a cirugía estética cuando era adolescente, a pesar de las presiones de Hollywood. “Gracias a eso, encontré mucho poder en mis inseguridades. Son las que me hacen quien soy”, confesaba hace poco en una entrevista.