Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aclaración de Agua Zarca

Quisiéramos hacerle llegar nuestra más profunda preocupación por su artículo del 2 de marzo de 2017. Desarrollos Energéticos S. A. (DESA) está completamente desvinculada de los desafortunados hechos que terminaron con la vida de Berta Cáceres.

Negamos categóricamente cualquier vinculación con cualquier hecho de violencia y/o intimidación en contra de cualquier persona. Solicitamos respetuosamente que se haga la aclaración correspondiente, junto con una disculpa pública por culpar de forma directa a una institución que no tiene absolutamente ningún tema legal pendiente.

DESA respeta ante todo la vida de las personas y trabaja plenamente apegada a lo que establece la ley hondureña. Por la misma razón, la empresa actúa en todo momento de una forma transparente, abierta y propiciando un diálogo que ayude a que la justicia llegue a los verdaderos responsables del hecho mencionado. Hasta este momento, la justicia no ha llegado a la resolución del caso; sin embargo, su artículo se ha tomado la libertad de sentenciar y señalar a un responsable. No solo se presentan testimonios, sino que se plantean conclusiones tomadas solo de un grupo limitado de fuentes de información.

Comprendemos la importancia de informar a la población, pero al tiempo valoramos la verdad y la responsabilidad como elementos fundamentales para contar una historia. Desafortunadamente, no se ha investigado en profundidad dónde está el proceso en la justicia, no se han evaluado los hechos que maneja la justicia y, punto sustancial, no se solicitó la opinión de DESA.

DESA ha generado más de 1.500 empleos directos e indirectos; 1.900 familias se han beneficiado con electrificación; 1.400 familias tienen acceso a carreteras dignas y 350 familias tienen hoy acceso a agua potable gracias a sus programas de inversión social. En otras palabras, hay cientos de familias que ven en DESA y su proyecto hidroeléctrico una oportunidad para salir del subdesarrollo.

Esta es la misión de DESA: trabajar para que esas comunidades tengan a través del empleo una vida mejor y contribuir al desarrollo del país. Agua Zarca y DESA llevan a cabo en Honduras un proyecto de energía limpia, ecológica y renovable que busca generar fuentes de empleo que ayuden a diversas comunidades de Santa Bárbara e Intibucá a salir de la pobreza y alcanzar el desarrollo. Para el Proyecto Hidroeléctrico Agua Zarca y DESA la inclusión y protección de la vida y del medioambiente representan un valor rector de sus actividades.

Departamento de Comunicaciones Corporativas de la hidroeléctrica Agua Zarca.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.