Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hablamos con la autora de 'I Will Survive', convertida en himno anti-Trump

La diva de la música disco Gloria Gaynor prepara un disco de temática cristiana. Compuso su célebre canción, banda sonora de la comunidad gay, tras un accidente que la dejó paralizada

La cantante Gloria Gaynor

Hay canciones que envejecen dignamente con el paso del tiempo y otras que, simplemente, gracias al público se convierten en himnos incontestables. En esta segunda categoría estaría I Will Survive de Gloria Gaynor, que el año que viene soplará la friolera de cuarenta años. Cuando apareció se postuló primeramente como una pieza feminista; con el tiempo la comunidad gay se apropió de su mensaje y la erigió como una de sus canciones de cabecera y, actualmente, está volviendo a ser reivindicada por la facción demócrata estadounidense y el star system hollywoodiense tras la victoria de Donald Trump. “Me encanta que décadas después siga inspirando y dando esperanza a la gente. Ese, sin duda, es el secreto de la música”, contesta Gaynor horas antes de subirse al escenario del Black Music Festival de Girona, donde actuó el pasado viernes con todas las entradas vendidas.

Con 67 años no tiene precisamente planes de retirarse de los escenarios y pasar el resto de sus días cocinando para su familia y amigos, uno de sus mayores hobbies. Más bien al contrario. “He rebajado el ritmo porque la edad no perdona, pero hasta que siga con fuerzas para cantar voy a seguir haciendo lo que mejor sé hacer”, dice con firmeza. La intérprete de Never Can Say Goodbye o I Am What I Am, tomando su mayor hit al pie de la letra, es una superviviente nata. Este mismo año se sentó junto a Oprah Winfrey para revelar en horario de máxima audiencia que siendo bien jovencita sufrió en sus carnes diversos abusos sexuales (anteriormente sólo había hablado del espinoso tema en su libro We Will Survive editado en 2013). Pero, ¿qué le ha llevado realmente a compartir con el público ese capítulo tan oscuro de su vida? Lo tiene claro: “Quería que la gente entendiera que la culpa jamás es del abusado, sino del abusador. Tristemente esto le puede pasar a cualquiera. Nadie está a salvo de los depredadores sexuales, y más cuando eres joven. La víctima jamás debe pensar si ha hecho algo mal o no. El problema siempre lo tiene esa persona que quiere propasarse contigo. No quiero que las víctimas puedan martirizarse por lo que les ha pasado, así que por ello decidí este año volver a hablar de este asunto con total naturalidad porque sólo así creo que puedo ayudar a las personas que han pasado, pasan o pasarán por esta traumática situación”.

Puede parecer surrealista, pero Polydor, su antigüo sello discográfico, no daba a primeras ni un céntimo por 'I Will Survive'

A estas alturas puede parecer cuanto menos surrealista, pero Polydor, su sello discográfico entre 1976 y 1983, no daba a primeras ni un céntimo por I Will Survive. Tal es así que en 1978 este tema capital de la historia de la música disco apareció originalmente como cara B de una versión del Substitute de The Righteous Brothers. “Desde un principio fui totalmente consciente del potencial que el tema tenía. Obviamente, no compartía la decisión de mi sello de relegarla a un segundo plano. Es por ello de que con el objetivo de que cambiaran de parecer fui con parte de mi equipo al Studio 54 y le di una copia al Dj para que la pinchara. El público reaccionó tal como yo esperaba. Y el resto ya es historia”, comenta al respecto. Aunque aún hay más. Gaynor no sólo veía la canción como un arma más que necesaria para hacer eclosionar su carrera, sino como una catarsis que salía de sus propias entrañas: “Seis meses antes de pisar el estudio y poner voz al que aún se considera mi mayor éxito sufrí un accidente que me tuvo paralizada de cintura para abajo durante bastante tiempo. La canción me dio fuerzas para seguir adelante y la canté lo mejor que pude porque me sentía totalmente identificada con su mensaje. Si pude sobrevivir a un momento tan malo, el resto también”.

Volviendo al presente, tras la victoria de Trump diversas celebrities de Hollywood se apropiaron de su más clásica canción para emplearla en un vídeo viral. ¿Le agrada la idea de que ahora I Will Survive se reinterprete con fines políticos? “No quiero hablar explícitamente de política, pero lo que puedo decir es que la gente quería cambios y le daba igual qué cambios fueran. Todos somos responsables de lo que pasa, y más en este país en el que el Gobierno actúa por y para el pueblo. Cuando las cosas van mal es muy fácil echar la culpa a una persona, aunque eso me parece erróneo porque la responsabilidad es de todos. Toca analizarnos a nosotros mismos y poner sobre la mesa cómo y por qué hemos llegado hasta aquí”, contesta. “La verdad es que no me veo grabando un disco político a estas alturas de mi vida, pero entiendo perfectamente que otros músicos lo vayan a hacer durante los próximos cuatro años. Está bien que las figuras públicas se quejen abiertamente de lo que está ocurriendo en mi país, pero en vez de sólo quejarnos tendríamos que hacer un ejercicio de reflexión y, aunque pensemos diferente, debatir pacíficamente sobre los temas que nos incumben a todos”, apostilla.

"No me veo grabando un disco político a estas alturas, pero entiendo perfectamente que otros músicos lo vayan a hacer durante los próximos cuatro años"

Más allá de los conciertos que le mantienen activa sobre las tablas, Gaynor está preparando un disco de música cristiana que verá la luz “en verano, si Dios quiere”. Con este futuro lanzamiento que tiene en mente lo tendrá bastante difícil para encandilar a las nuevas generaciones. No obstante, ella es totalmente consciente de que su legado en particular, y el de la música disco en general, siempre va a estar ahí. “No sé si en el supuesto de que la música disco siguiera vigente el mundo sería un lugar mejor, pero lo que sí sé es que ese género consiguió lo imposible: independientemente de la nacionalidad, el color de tu piel o tu condición sexual esas canciones, más allá de su vertiente hedonista, consiguieron que todos bailaran unidos. Veo muy complicado que eso vuelva a ocurrir, pero el orgullo que siento por todo lo que hice a finales de los setenta no me lo puede arrebatar nadie”.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información