Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La película que crea supermercados

Más de 20.000 espectadores han visto 'Food Coop' en Francia

Food Coop, un "documental de salud pública" Ampliar foto
Food Coop, un "documental de salud pública"

Hace 3 años exactamente escribí aquí en Planeta Futuro sobre una iniciativa entonces pionera en Francia y en Europa, el primer supermercado colaborativo, La Louve, que abrió sus puertas en París en otoño de 2016 y cuenta ya con más de 4.000 cooperativistas. Hoy vuelvo sobre el tema porque uno los fundadores de La Louve, Tom Boothe, ha decidido rodar un documental sobre el decano de los supermercados cooperativos, el Park Slope Food, en Brooklyn (Nueva York), que echó a andar en 1973. En esta cooperativa de distribución alimentaria cada miembro, y son 17.000, consagra 2 horas 45 minutos por mes de trabajo al super y a cambio se beneficia de alimentos de calidad a precios asequibles. Food coop, que así se llama el documental, se estrenó en Francia el pasado mes de noviembre.

Park Slope Food es una organización sin ánimo de lucro así que los beneficios, que son sustanciosos, se reinvierten en el mismo supermercado. Han comprado, por ejemplo, neveras lo más ecológicas posibles. Piensan en rebajar aún más los precios y han creado un fondo para prestar dinero a otras cooperativas que quieran implantar el mismo modelo de supermercado cooperativo en Estados Unidos.

En el dossier de prensa se afirma que «las películas no pueden sin duda cambiar el mundo, pero pueden generar ideas, despertar deseos, reparar injusticias». Y ese parece ser el destino de Food coop. A fecha de hoy el documental ha sido visto por más de 20.000 personas en sala de cine en Francia y, según explican en la página Facebook del film, el documental está creando escuela o, mejor dicho, está creando supermercados. En septiembre del año pasado eran sólo 8 los proyectos de supermercados cooperativos existentes en Francia. Y hoy, en febrero del 2017, son ya unos 30 repartidos por todo el país.

Los miembros de los supermercados cooperativos se sienten atraídos por la posibilidad de ahorrar a fin de mes en la cesta de la compra. En Park Slope Food calculan que el ahorro asciende a 250-300 dólares mensuales. Pero también por la posibilidad de acceder a una alimentación de calidad. El fundador de La Louve, Tom Boothe, afirma que quiso crear La Louve porque «le cuesta dejar su alimentación en manos del agrobusiness, para quien la calidad del producto le interesa sólo si le reporta beneficios».

¿Florecerán también algún día los supermercados cooperativos en España? Como sentencia la publicidad de la película, sería una muy mala noticia para las grandes cadenas de distribución pero una muy buena noticia para el consumidor de a pie.