Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chicas y chicos juntos, la última moda encima de la pasarela

Cada vez son más las firmas que apuestan por presentar sus colecciones en desfiles mixtos y por salir del calendario tradicional

El diseñador Juanjo Oliva tras el desfile de su firma Oliva, en la que incorporó prendas masculinas y femeninas, el pasado lunes en Madrid.
El diseñador Juanjo Oliva tras el desfile de su firma Oliva, en la que incorporó prendas masculinas y femeninas, el pasado lunes en Madrid.

Primero empezaron los coqueteos y ahora se inicia la convivencia. Coach fue la última marca en anunciar la unión de sus colecciones de hombre y de mujer, con lo que ha pasado así de producir cuatro desfiles a dos, y se ha sumado a una larga lista de firmas que están alterando y modificando el calendario tradicional de las pasarelas. El diseñador Juanjo Oliva incluyó prendas masculinas en el desfile de su nuevo proyecto, Oliva, presentado el lunes en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Y son muchas las marcas que anunciaron ya una presentación mixta en las semanas de la moda que se suceden en febrero: Saint Laurent, Calvin Klein, Bottega Veneta, Paul Smith y Gucci. Es precisamente esta última una de las responsables del actual desbarajuste.

En su colección debut para la casa italiana en febrero de 2015, Alessandro Michele incorporó en el casting algunos modelos masculinos. Meses más tarde, en los desfiles de las colecciones masculinas de julio de ese 2015, Saint Laurent, Burberry, Givenchy y, de nuevo, Gucci introdujeron conjuntos de mujer. El portal especializado The Business of Fashion sondeó entonces a algunos pesos pesados de la industria en busca de los motivos. Caroline Issa, directora de Tank Magazine, veía en ello una buena estrategia para dar más visibilidad a las precolecciones de mujer que se presentan también en julio: “Es una oportunidad para hablar a una audiencia más amplia que a los típicos contactos de prensa y compradores de moda masculina”. Por su parte, el editor Alexander Fury creía que era una distracción con la intención de poner más emoción a las colecciones de moda masculina: “La mayoría de diseñadores, consejeros delegados y estilistas las encuentran un poco aburridas”.

Backstage del desfile de Gucci de su colección femenina para el invierno de 2016, en Milán. ampliar foto
Backstage del desfile de Gucci de su colección femenina para el invierno de 2016, en Milán.

Michele, que siempre ha concebido sus colecciones como un todo en el que los universos femenino y masculino se solapan, opinaba en abril de 2016 tras anunciar que presentaría sus líneas de forma conjunta: “Me parece lo más natural presentar las colecciones de hombre y de mujer juntas. Es la forma en la que entiendo el mundo hoy”. Y concluía: “Creo que me dará la oportunidad de ofrecer diferentes puntos de vista de lo que quiero contar”.

Desfile de Coach a principios de febrero en la Semana de la Moda de Nueva York. ampliar foto
Desfile de Coach a principios de febrero en la Semana de la Moda de Nueva York.

Junto a Gucci, la firma del colectivo Vétements también está revolucionando todas las convenciones. Y es que hay que tener en cuenta que a la decisión de unir hombre y mujer, le sigue la ubicación de esa presentación en el calendario. En un hecho sin precedentes, la marca decidió descartar las fechas más obvias: la semana de la moda femeninas en octubre y febrero, para fijar sus desfiles en enero y junio, coincidiendo con la semana de la moda masculina, la semana de la alta costura en París y el periodo de ventas de las precolecciones.

Ya no estarán solos. Kenzo se ha apuntado a esta nueva fecha como lo han hecho Dsquared2 y Vivienne Westwood, que ya se estrenó a principios de enero: “Presentar las colecciones antes del periodo de ventas les ofrece a los compradores una visión clara de la temporada antes de las reuniones en el showroom”, alegaron desde Westwood. Los últimos en reubicarse han sido Rodarte y Proenza Schouler. En todos los casos, a los motivos creativos (ganar en cohesión mostrando las colecciones de mujer y de hombre como un conjunto) hay que añadir una razón práctica: servir antes la colección de mujer para alargar su vida en tienda.

Desfile de Vétements en la pasada semana de la alta costura de París. ampliar foto
Desfile de Vétements en la pasada semana de la alta costura de París.

Todos estos movimientos no se deben desligar de la irrupción en escena del formato see-now-buy-now (lo veo lo compro), adoptado por marcas como Burberry, Tom Ford, Ralph Lauren o Tommy Hilfiger. No sería extraño que junio y enero se conviertan en la nueva cita profesional del calendario, dejando septiembre-octubre y febrero-marzo para las presentaciones de moda inmediata dirigidas al gran público.