Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘smartphone’ del abuelo

Cerqana fomenta la autonomía e inclusión social de personas mayores o dependientes simplificando la interfaz del móvil y haciendo que sean localizables por sus responsables

La tía de Alfonso Escriche es una persona mayor que vivía sola en Madrid. A su familia le costaba tenerla localizada y a ella, utilizar un smartphone. Escriche, ingeniero informático, dio con la solución: una app que adaptase el móvil para hacerlo fácil de manejar para cualquier persona, y que además contase con un sistema que permitiese a los allegados saber dónde se encuentra su familiar o si se desvía de una zona segura. Así nació CerQana. "Simplifica cualquier smartphone, adaptándolo a las capacidades de cada persona, y añade nuevas funciones para fomentar la autonomía de personas mayores o dependientes", resume Escriche, cofundador de la aplicación, que ha reunido casi 500 usuarios en su primer año, junto al también ingeniero informático Carlos Vicente.

Cerqana

El ‘smartphone’ del abuelo

Fundadores: Alfonso Escriche y Carlos Vicente, ingenieros informáticos de 27 años.

Estado: En marcha desde noviembre de 2015.

Localización: Barcelona.

Ámbito: Dependencia. Tecnología.

Idea: Aplicación para móviles.

Web: http://cerqana.com/

"Se descarga y se instala como cualquier otra app. Después te registras y empieza a funcionar como el menú principal del teléfono", explica Escriche. En el menú simplificado aparecen dos contactos para llamar directamente a los más allegados, un botón de emergencia, otro que abre un mapa para encontrar el camino hasta casa por si el usuario está perdido, y un botón de agenda telefónica. En un último botón se accede a las aplicaciones que el teléfono tiene activadas. "El responsable de la persona que tiene el teléfono puede decidir qué apps activar, lo cual permite que solo vea las que les son útiles o las que sabe utilizar", subraya Escriche.

CerQana aprovecha además la conectividad del teléfono para tener localizada a la persona que lo lleva en todo momento. "Su responsable puede fijar zonas seguras y zonas de peligro, de tal forma que la aplicación le alerta cuando el usuario sale o entra en ellas. También se pueden marcar rutas y CerQana avisaría el responsable si el usuario se desvía de ellas", relata Escriche.

La herramienta fue pensada para ayudar a las personas mayores, pero actualmente la utilizan más personas jóvenes con alguna discapacidad. Colaboran con seis asociaciones de Barcelona, Madrid y Zaragoza. Las funciones básicas de la aplicación son gratuitas, pero si se quiere acceder a todas las capacidades hay que pagar 5,90 euros mensuales o 9,90 en el caso de personas o instituciones encargadas de grupos de personas.

El equipo de CerQana es hoy de cuatro personas, dos más que cuando nació como idea a finales de 2015 en el seno de la aceleradora internacional Plug and Play, con sede española en Valencia. En noviembre de 2016 ganaron el premio Jóvenes Máshumano por integrar a personas con capacidades diferentes. Ha sido una de las aplicaciones elegidas por Cruz Roja para recibir el premio que otorga el Mobile World Congress de Barcelona por contribuir a la autonomía e inclusión social de mayores y dependientes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información