Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La noche que cené con un 'influencer' a la derecha y un modelo a la izquierda (¿o era al revés?)

Estuvimos en la cena que la agencia de modelos Sight ofrece cada temporada con ocasión del 080 Barcelona y comimos, bebimos y aprendimos las nuevas normas de la industria de primera mano

Equipo Sight.
Equipo Sight.

Las tradiciones se basan en el disfrute de la repetición. Y la fiesta Model Lounge que la agencia de modelos española Sight Management organiza cada edición de la pasarela 080 Barcelona es ya una cita tan imprescindible como ir a casa por Navidad. Sirve para olvidar las prisas que impone el calendario de desfiles y para que modelos, personal de la agencia y profesionales del sector se reencuentren. Se celebró el miércoles noche en Carpe Diem, al lado del mar, y congregó al núcleo duro de la agencia: los tops Antonio Navas, Juan Betancourt y, por supuesto, el chico del momento, Xavier Serrano. Con 24 años, saltó al ruedo internacional con la campaña de aires españoles de Dolce & Gabbana hace un par de años y representa una nueva generación de modelos. Ahora además de ofrecer físico y actitud se debe trabajar la proyección del encanto personal a través de las redes sociales. “Es un ángel caído del cielo”, suspiraba Eduardo Sayas, su descubridor –y consejero delegado de Sight Management–, mientras servían el segundo plato (solomillo o salmón). La cena era sentada, pero informal, y con frecuentes momentos de cambio de sitio.

Serrano tiene el pack completo: con casi medio millón de seguidores en su cuenta de Instagram, aparece en el top 50 del recién creado ranking social de models.com. Aunque en su caso ha sido la moda la que ha arrastrado a los seguidores hacia sus redes, reconoce que le ha ayudado a conseguir trabajos. "Tener muchos seguidores siempre ayuda. Además, las marcas ya no buscan sólo un físico, el sector está cambiando y es evidente que hay competencia al respecto”, aseguraba en los postres. De hecho, el último desfile de Dolce & Gabbana en Milán, la marca que le dio el éxito, substituyó a los modelos por influencers. Y aunque algunos de ellos son también modelos, no fue la talla ni la altura lo que determinó el casting, sino el número de seguidores.

El peso que estos nuevos personajes están teniendo en la industria tiene consecuencias inevitables en las agencias de modelos, que ya añaden en los composits –la ficha técnica de cada modelo–, junto a su color de ojos o el número de pie, la cantidad de seguidores. También ha obligado la creación de departamentos propios. Sight cuenta con su propia división, Influencers, donde aglutina personajes como el top Jordan Barrett (más de 450.000 seguidores en Instagram). Su responsable, Ariam Lebrón, es la persona que se encarga de entrenar a los modelos para que ganen músculo en la red: “Es importante porque les da más oportunidades de trabajo. Les animo a que sean activos sin pasarse, que no utilicen muchos hashtags, que etiqueten…Al final es algo que lleva tiempo.” Aunque también, aclara, mejor calidad que cantidad: “Buscamos personajes que le puedan dar valor añadido a la marca. Tener muchos seguidores no es sinónimo de ser influencer”.

Para el veterano modelo Nils Butler, una década en la profesión y viviendo a caballo entre Barcelona y París, esta sed por las caras nuevas está acortando las carreras de los modelos: “Todo se mide al peso”. Sayas, que cuenta con más de 19 agentes llevando cuentas de hombre, mujer y celebrities, montó su agencia justo en el momento en el que lo digital empezaba a marcar nuevos ritmos: “Es un momento de muchos cambios. Pero creo que hay que luchar, ser positivos. Dar el mejor servicio al cliente y con rapidez”. Como Lebrone, coincide en que, aunque es importante, el fenómeno de los influencers está sobredimensionado: “Pienso que está mal enfocado. No creo que este público tan joven con el que quieren conectar sea el que al final se compre un jersey que cuesta 600 euros”. Y añade: “No sólo es importante la cantidad, sino la calidad de las personas que les siguen”.

Antes de levantarnos de la mesa y pasar a la pista de baile, Sayas subraya el potencial del 080 y explica su receta para un futuro perfecto: “Potenciar la presencia de grandes diseñadores y de la prensa internacional”. La familia Sight no sólo está bien avenida. Es influencer, pero de verdad.

PINCHA EN LA IMAGEN PARA VER LA FOTOGALERÍA. ver fotogalería
PINCHA EN LA IMAGEN PARA VER LA FOTOGALERÍA.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.