Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ed Sheeran y su obsesión por los tatuajes

El cantante luce más de 60 coloridos dibujos que se ha hecho sobre todo a lo largo del último año

Ed Sheeran en 2011 y, a la derecha, en una imagen reciente de su Instagram.
Ed Sheeran en 2011 y, a la derecha, en una imagen reciente de su Instagram.

Ed Sheeran empezó a llamar la atención de la industria de la música hace unos cuatro años. Por entonces, el cantante británico tenía unos 20 años y un aspecto de niño tímido que distaba mucho de colegas de profesión de su quinta como Justin Bieber. Cortado y casi siempre pertrechado tras su guitarra, se ocultaba a menudo bajo sudaderas con capucha y camisas de manga larga. Hoy poco queda de ese tímido chico. Ed Sheeran luce orgulloso en su cuenta de Instagram cómo ha cubierto su cuerpo de tatuajes, unos 60 dibujos coloreados que incluyen desde un león en el pecho hasta un oso de peluche en el brazo.

Su cuerpo lleno de tatuajes lo ha mostrado también recientemente en el videoclip de su nueva canción Shape of you, publicado hace dos días en YouTube y que está a punto de alcanzar los 20 millones de visualizaciones. En él, Ed Sheeran, de 30 años, aparece sin camiseta en un ring de boxeo. Según informan los medios británicos, el cantante ha pasado más de 40 horas en una silla bajo la aguja de un tatuador los últimos 12 meses. Precisamente se tomó el último año sabático porque dijo creer que sus fans necesitaban un descanso de él, y para este año ya ha anunciado gira con su nuevo disco, Divide. Aunque como también ha ido mostrando en su cuenta de Instagram, en la que tiene casi siete millones de seguidores, su afición por los tatuajes le viene de lejos.

El responsable de sus tatuajes, que también incluyen los labios del cantante de los Rolling Stones Mick Jagger, es Kevin Paul, que también ha compartido fotos con el cantante en su Instagram. Un tatuador acostumbrado a lidiar con estrellas y que, según la prensa británica, también ha firmado los tatuajes de cantantes como Rihanna o Harry Styles. “Hemos pasado unas 40 horas con Ed en el último año, y mantenerlo en secreto probablemente haya sido lo más difícil. Normalmente, íbamos a su casa. Ahora Ed tiene 30 tatuajes en su pecho y otros tantos en sus brazos”, ha relatado Paul al Daily Mail, que también ha recordado el dolor que sintió en cada uno de ellos.

Los favoritos del cantante, según ha revelado recientemente a la revista GQ de Reino Unido —de la que es portada en marzo—, son una letra japonesa en recuerdo a la primera vez que actuó en el país nipón y, sobre todo, el león que tiene en el pecho y en el que se tardaron algo más de 15 horas en pintar. A él no le preocupa cómo le van a quedar cuando se haga mayor. “¿Has visto alguna vez a tu abuelo sin camiseta? Pues yo no”. “Creo que es mi niño de ocho años saliendo”, confiesa a la revista.

“Me hago uno por las cosas de las que estoy orgulloso o cosas que quiero recordar”, dijo en una entrevista el cantante. Por eso tampoco falta el dibujo de un Grammy aunque queda un poco más en el aire dónde encaja un bote de kétchup. “Tiene un estilo algo loco escogiendo los tatuajes, pero cuando conoces a Ed pronto entiendes que le encajan”, declaró Paul en una entrevista a The Huffington Post. Y todavía tiene toda la espalda libre, donde planea estampar otra treintena.

Got a family tree I did

Una foto publicada por Ed Sheeran (@teddysphotos) el

Más información