La guerra de la basura enfurece a los famosos del norte de Londres

El actor Tom Conti y la diseñadora Nicole Fhari encabezan la protesta al limitarse a dos veces al mes la recogida de residuos en sus barrios

El futbolista Thierry Henry, la actriz Helena Bonham Carter y el cantante Harry Styles.
El futbolista Thierry Henry, la actriz Helena Bonham Carter y el cantante Harry Styles. gtresonline

La ya bautizada como “guerra de la basura” en el norte de Londres anuncia un conato de revuelta en el seno de una zona privilegiada de la capital inglesa. Los protagonistas —cuya lista abarca desde actores e intelectuales hasta deportistas del más alto nivel— se sienten discriminados por la reciente decisión de la autoridad local de restringir la recogida de basuras a un turno quincenal solo en los enclaves que habita la acomodada “élite liberal”. Su respuesta no se ha hecho esperar y amenazan con congelar el pago de sus impuestos municipales.

El actor Tom Conti y la diseñadora y escultora Nicole Fhari encabezan la protesta contra el consejo municipal de Candem, gobernado por los laboristas y responsables de los distritos en los que conviven los pisos de protección oficial con los domicilios de personajes tan conocidos como el futbolista Thierry Henrry, los cantantes Boy George y Harry Styles, el humorista Ricky Gervais, el escritor Alan Bennet y una larguísima nómina de actores que tienen sus residencias en los barrios de Hampstead, Belsize Park o Primrose Hill.

La trifulca resulta especialmente incómoda para los residentes de una zona considerada territorio progresista y donde muchos de sus vecinos más pudientes se declaran favorables a la inversión en políticas sociales en contraposición a otros puntos de Londres menos sensibles a cuestiones equitativas. Pero la restricción de la recogida de basuras, que solo se mantendrá semanalmente en las zonas de viviendas de protección oficial, ha conseguido resucitar un enfrentamiento entre clases que el distrito daba por enterrado.

Farhi, quien comparte domicilio en Hampstead con su marido, uno de los grandes dramaturgos británicos vivos, sir David Hare, considera que la medida es “ridícula” y vaticina una horda de ratas y de zorros (habituales en las basuras del norte de la ciudad) si los servicios municipales dilatan su recogida a solo dos veces al mes. Su vecino Conti, conocido para el público internacional por el película Shirley Valentine, va más lejos, protesta porque un “servicio básico” discrimine entre los residentes de diferentes rentas y propone a sus convecinos una huelga de pago del council tax (impuesto municipal de vivienda) si la política del consejo municipal entra en vigor en abril.

El conjunto de barrios afectados por la medida abarca un firmamento de estrellas británicas (también a los intérprete Damian Lewis, Helena Bonham Carter, Jude Law,...) inmensurable pero también impredecible en cuanto a su reacción ante la polémica.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS