Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aboutrika, de héroe nacional egipcio a presunto terrorista

El Gobierno acusa al exfutbolista de apoyar a la organización Hermanos Musulmanes

El jugador del club egipcio Al Ahly, Mohamed Aboutrika con un aficionado después de ganar los Orlando Pirates de Sudáfrica, en el estadio Arab Contractors de El Cairo, Egipto.
El jugador del club egipcio Al Ahly, Mohamed Aboutrika con un aficionado después de ganar los Orlando Pirates de Sudáfrica, en el estadio Arab Contractors de El Cairo, Egipto.

Las autoridades de Egipto no han esperado ni tan siquiera al final de la Copa de África, que los egipcios siguen con gran pasión, para dar una mala noticia a los aficionados al fútbol del país. La semana pasada, el exjugador Mohamed Aboutrika, de 38 años, y considerado una leyenda del fútbol egipcio, fue añadido a la lista de sospechosos de pertenecer o financiar organizaciones terroristas, lo que implica que se congelarán sus activos y se le retirará su pasaporte para que no pueda salir del país durante tres años.

Sin embargo, es mucho más probable que, de momento, la decisión del Gobierno conlleve para Aboutrika una especie de destierro, pues actualmente desarrolla su labor de comentarista televisivo de la Copa de África en Gabón, sede del torneo. Su abogado, Mohamed Osman, que ha calificado la decisión de “contraria a la ley”, pues a su cliente nadie le ha notificado que haya cargos en su contra, ha anunciado a los medios egipcios que apelará ante los tribunales. Osman no ha querido especificar a la prensa cuándo regresará el exjugador a Egipto. Según el letrado, las autoridades congelaron sus activos en 2015 y, pese a que un tribunal sentenció en junio de 2016 que la medida era ilegal, el Gobierno nunca la cumplió.

Los problemas de Aboutrika, un jugar muy carismático y querido en el país árabe, definido a menudo como “el yerno que toda madre querría tener”, derivan de su declaración de apoyo público a la candidatura de Mohamed Morsi en las elecciones presidenciales de 2012, en las que venció el dirigente de los Hermanos Musulmanes. Tras un año en el poder, el Ejército dio un golpe de Estado y desató una brutal represión contra la Hermandad, que se saldó con el arresto, encarcelamiento o muerte de miles de sus miembros o simpatizantes. De ella, no se ha librado un héroe nacional como Aboutrika, si bien no está claro que sea o haya sido un miembro activo de la organización islamista. Durante su carrera, el capitán de la selección egipcia ganó dos Copas de África y llevó a su club, el Ahly, a levantar cinco champions africanas.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.